Para amas de casa a la antigua

Cuando la lavadora era un artefacto del futuro, o cuando no había alcanzado la difusión que tiene, lavar a mano era un arte. Ya fuera en palangana, batea o lavadero, la espuma blanca, pero sobre todo un fuic-fuic-fuic muy característico, propio del restregar la ropa entre los puños, denotaba la presencia de una consumada lavandera.

Hasta donde sé, siempre fue ocupación femenina, los hombres que se vieron necesitados de lavar, con su torpe posición de las manos, o por un cepillo salvador, quedaron fuera del ritual de remojar la pieza una y otra vez, acompañado inmediatamente del fuic-fuic-fuic.

En aquel tiempo de mi antigüedad en el que di lo mejor de mí en inútiles Escuelas al Campo, en la primera de ellas (1967), mi vecina de litera era Silvia, una negrita como tres años mayor que yo, avispada y coqueta. Silvia pasaba la semana con el pelo recogido con unos rolos de plástico que aseguraba gracias a un cable eléctrico que pivoteaba sobre uno de los extremos de cada rolo. Todas las noches antes de acostarse, sin un espejo delante, pero con tremenda destreza, Silvia zafaba sus rolos, para volverlos a recoger. El sábado, Silvia se lavaba la cabeza y volvía de nuevo a sus rolos, y solo el domingo para la visita de su mamá y de su novio, Silvia exhibía su cabeza peinada apenas, donde era evidente le marca del recogido de toda la semana. Pero mi admiración por Silvia era en los lavaderos, donde lograba volver a su color original los pulóveres blancos que usaba para trabajar en el campo. Como parte de mi conversión de niña bitonga en “mujer nueva”, mi mamá me cambiaba la ropa de cama, la toalla y los pantalones de trabajo en la visita semanal, pero el resto, debía lavarlo yo. Trataba entonces de imitar la destreza de Silvia y su chas-chas, pero, ni lo uno ni lo otro. Mis pulóveres terminaron aquellos cuarentaicinco días con un tono rosado-carmelitoso, mientras los de Silvia regresaron impecables.

Luego de aquello, me empeñé en dominar el misterio de restriegue de la ropa, hasta que di con la música exacta del fuic-fuic-fuic. He descubierto que el sonido no tiene nada que ver con la eficacia del lavado, por lo que cuando necesito lavar a mano algo muy sucio, siempre uso un cepillo. Lo del fuic-fuic-fuic es música de consuelo.

 

About these ads
Categorías: Sociedad | 8 comentarios

Navegador de artículos

8 pensamientos en “Para amas de casa a la antigua

  1. Yo no pase por eso pero recuerdo a mi abuela y a mis tías lavando en una gran batea bajo la sombra de un árbol en el petiso.

  2. Este articulo me ha hecho recordar a mi tia lavando en la batea que habia en la azotea del edificio donde vivia en el vedado :-) fuic… fuic jejeje

  3. Vaya Regina, me transportaste a esa escuela al campo donde yo tambien debia lavar mis camisas en un lavadero junto a mis experimentadas companeras. Recuerdo tener que cargar el agua de un riachuelo cercano al campamento, entre otras incomodidades. Pero a pesar de todo conservo lindos recuerdos de aquella etapa, hice lindas amistades, gracias por transportarme en el tiempo jijijiji un abrazo desde Florida.

  4. En el campo había unas bateas de madera que se ponían encima de cualquier cosa, con un tapón de corcho y jabón amarillo y la ropa quedaba blanquísima.

    La verdad, mi mamá siempre fue de lavadora Aurika, así que yo uso Remojín para que todo quede mejor pero nunca le llego al blanco de batea.

  5. ANDREA

    Yo si notaba algo raro cuando salgo a caminar por acá y es que… jamás, en años, me he encontrado en la calle con alguien en rolitos…ji,ji.. Creo que pagaría por verlo un día…Quizás hasta se detenga el trafico…Je,je…Definitivamente, eso solo es parte del folklore cubano…
    Esto del fuic-fuic-fuic puede ser un sonido relajante… pero eso de meter las manos en química,… pone a la mujer en el papel de Cenicienta con manos de albañil…
    Como mi intención no es criticar por criticar y como siempre estoy en las investigaderas de los artefactos nuevos o viejos, aquí les traigo una solución superbarata que se usa en el Campismo veraniego y seria útil para allá, en caso de que no haya electricidad o se rompió la lavadora o no quiera estar tocando la química del detergente: Les presento al DESTUPIDOR de goma…( música de fondo). Si. Ese mismo que se usa para destupir algún desagüe en el baño… Claro está, que debe ser un destupidor NUEVO de goma. (desentupidor, desastacador, destapador, embolo, plunger). Si es lindo, mejor…(Que si el marido es feo…Para qué dos feos? ji,ji…). Hablando en serio: Lógicamente, Ud no va a usar el destupidor viejo de uso, que lo ha salvado de alguna tupición o inundación en su baño…Se compra uno nuevo…(Se supone que sea barato y no haya desaparecido de las tiendas). Proceda a abrirle unos hoyitos por los costados de la goma para que circule el agua y no haga resistencia…Para ello usará un taladro propio o del vecino si es que lo presta…( No malinterpreten). Una vez hecho esto, Ud. tiene el elemento principal de una lavadora para producir agitaciones y succiones en el agua. La fuerza motriz la pone Ud. Póngase cómodo. Coloque algunas ropas con el agua, el detergente en el cubo y el destupidor. Y aplique con este ultimo, presión hacia abajo sucesivamente durante dos o tres minutos, o más, según crea. Diviértase. En los blogs todo el mundo dice que es muy eficaz, a no ser que estén diciendo mentiritas, pero la verdad es que todo el mundo dice lo que piensa. ¿Para que mentir? Finalmente proceda al enjuague. Y ya está. Un cubo con tapa le daría cierto “Chic” al artefacto…y evitaría que…Ud se empape y se le caigan… los rolitos si es que los tiene puestos…je,je.. Tiene otra ventaja: Es ideal para que su niño o esposo le ayuden…Aclaro que el sistema es para emergencias…No para renunciar a una linda lavadora…

    http://www.flickr.com/photos/35586887@N00/7750496158/
    http://dirtydiaperlaundry.com/wp-content/uploads/2011/04/DSC_0463.jpg

    • ANDREA

      ¿Comentario pendiente de moderacion?¿Hay censura en este blog? ¿Exagero con eso de la historia? Es que me gusta ver la historia de los hombres como lo que son, con todos sus defectos porque son humanos…y eso es lo que nos acerca…

  6. ANDREA

    He leído en un Diccionario de los sueños, que soñar que Ud esta almidonando ropa, significa beneficio…¡Bonita manera de endulzar la idea de un trabajo mas que tenía la mujer! ¿Acaso los mayorcitos no recuerdan aquellas tías almidonando ropas para sus hombres? Almidonaban la ropa de algodón para lograr un tejido tan fuerte como los Jeans para el trabajo, pero no era duradero. Tan solo por unos días…
    Ya sabemos que la escasez de ropa fue siempre obsequio de aquel gobierno involucionario….La mujer primero debía lavar la ropa y después almidonarla…y más tarde secarla al sol. Posteriormente la rociaban con unas gotas de agua para lograr la humedad…Tras esto la enrollaban y las colocaban en una vasija tapada por un rato. Todo un proceso…Y después venia el planchado…Entonces no existía un Spray o rociador de almidón…ni esa variedad de harinas en polvo de papa, yuca, arroz, maíz y de otros granos que existen en cualquier tienda que no sea en Cuba. El almidón llegaba de la yuca que sembraba el campesino y… que tenían que rayar…y después secar para guardar. Y para usarla se calentaba con agua y se filtraba…¡Dios! ¡Cuantas vicisitudes tenia que enfrentar esa mujer cubana para lograr que su familia pudiera subsistir medianamente limpia y precariamente alimentada…! Y que irónica coincidencia: El gran líder, mejor decir el gran Charlatán, edulcoraba y almidonaba para todos la idea del futuro luminoso…Y así fue. Puro almidón… ¿Acaso tiene perdón? El diablo es un señor almidonado…nos cantaba aquel gran cantor Facundo Cabral…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.592 seguidores

%d personas les gusta esto: