Publicaciones etiquetadas con: crisis económica

Emigración económica

Tanto se ha hablado en los últimos tiempos de los cubanos establecidos en el extranjero, que el oído se me acostumbró a la palabra emigrados.  Emigrados económicos concretamente se ha dicho y escrito una y otra vez para referirse a los cubanos que abandonaron el país, sobre todo con la crisis que conocemos en Cuba como Período Especial.  Aunque sea cierto, no es todo.  Los que hoy manejan el término con tal soltura lo divorcian de la causa por la que hasta en países como Haití o Namibia los cubanos han echado raíces.  De haber sido un país con colonia hispana, china, “polaca” (genérico de judíos) y otras más pequeñas, la afluencia de extranjeros no solo se detuvo, sino que fueron los cubanos los que iniciaron una desbandada por el mundo que no ha parado.  Eso sería impensable de existir todas las oportunidades para el desarrollo profesional, o personal, o ambos.

Las causas siempre remiten a la política; en Cuba, la política es la que ha impuesto los límites a la economía en una disrupción del orden lógico.  Por eso, aunque se pretenda desideologizar el motivo, la emigración cubana es política.

 

 

Categorías: Política, Sociedad | Etiquetas: , , , , , | 22 comentarios

Mirando el acto de ayer


Decidí no escribir sobre la celebración del acto por el 26 de julio. El posteo del año pasado sería perfecto para narrar la esencia de lo sucedido ayer en Ciego de Ávila. Estas celebraciones y la supuesta emulación de las provincias por la sede, se han convertido en meras formalidades. Formalidades llenas de cifras huecas, porque sólo con hacer alguna memoria, uno puede recordar en el discurso por la ocasión, una larga lista de logros de todas las provincias, pues todas en alguna oportunidad han sido sede del acto de ayer, algunas provincias en varias ocasiones; cifras que de ser ciertas, deberían haber propiciado un mejor panorama económico en el país, y ya sabemos el estado lamentable en que se encuentra la economía cubana.
No es una mala idea abandonar la parafernalia en que se envuelve el país cada año con la celebración del 26 de julio, y honrar a los mártires dedicando a obras sociales los cuantiosos recursos que se mueven alrededor de ese acto, (transportación y alojamiento de moncadistas, impresión de pulóveres, acopio de sombreros o gorras, comida y meriendas, movilización de personal), en fin, los fondos siempre secretos que engrosan esa deuda enorme que parece no tener fondo, y que sin embargo gravita sobre todos.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , | 7 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.871 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: