Publicaciones etiquetadas con: Eduardo del llano

Tropiezos

Conocido realizador, exitoso con la saga underground de Nicanor y con numerosos trabajos como guionista, Eduardo del Llano había encendido expectativas con su primer largo de ficción. Al preestreno le puso pimienta la noticia del que la cinta no había sido admitida al concurso en el Festival de Cine de la Habana.  Especulé con las imbricaciones de la trama renacentista en la actualidad como razón para ser vetada en el festival.  La frase no se engañen, mi película está buenísima, leída en el blog de Del Llano no hizo sino espolear mi curiosidad.

Mi curiosidad, casualmente, fue satisfecha el día que leí sobre la respuesta de Eduardo del Llano a una crítica de Orlando Luis Pardo.  Busqué la crítica, busqué la contra-crítica, y así híper crítica como iba, me dispuse a ver Vinci.

Al pasar los créditos, me quedé sentada: ¿el arte se eleva por encima de las miserias humanas y eleva a los demás?, ¿los artistas son más listos que la mayoría?, ¿no importa que al artista lo ninguneen en su momento, luego llega la posteridad?, ¿a pesar de la represión, el arte eleva a su creador y lo hace libre? ¿los represores nunca entienden al artista ni a su obra?  Estas  pudieron ser las intenciones del director de Vinci; tal vez solo quiso dejar patente su rechazo a la homofobia al contar una anécdota  del joven Leonardo, o cualquier otra que escapa a mi torpeza de cinéfila sin diploma para la crítica.  Cualquiera que haya sido la intención del realizador: los diálogos, las actuaciones (salvo el personaje del asesino),  la falta de acción dentro de una locación cerrada, la banda sonora con música incluida; casi todo lo que aprecié, me conduce a la palabra fracaso. Hasta aquí el primer tropezón.

Eduardo del Llano decide responder con artillería gruesa a la crítica de  Orlando Luis Pardo Lazo.  A mí tampoco me hubiera gustado la crítica de Orlando de ser Eduardo.  Pero luego de ponerme colorado y verde, tragar en seco y tomar un diazepam para dormir esa noche, tendría que agradecer como creador que existan personas que vean más allá de lo que nosotros vimos, que señalen defectos donde solo imaginamos virtudes, porque el artista sin crítica es como una planta sin agua, si se me permite la imagen algo exagerada y  kitsch.

Apelar a alusiones personales que nada tienen que ver con el texto de Pardo; ni mejoran a Vinci,  ni hacen quedar bien a Del Llano.  Cuando la obra se hace pública, una parte de ella deja de pertenecer a su creador. Eduardo del Llano debería sacar lecciones de este incidente, no hacer de él un tercer tropiezo.

 

Categorías: Cultura | Etiquetas: , , , , , , , | 43 comentarios

Tres lindas cubanas no bailan en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano

La censura luego de 1959 se inició precisamente por el cine.  Sabá Cabrera Infante y Orlando Jiménez  Leal –como bien apunta un comentarista– y  su noche habanera tan alejada del imaginario rebelde.  PM fue un metraje maldito, al que sólo accedí muchos años después de su realización; y luego de ver tanto video clip de nocturnidades, sus imágenes en blanco y negro fueron un alivio.  Como con otras cintas en la dinámica producción-prohibición-posterior exhibición, el desencadenante para la censura resultaba tan ingenuo, tan incomprensible, que costaba creer que aquellas obras habían traído sobre sus realizadores la crítica y el ostracismo.

Alfredo Guevara ha reinado como un ¿ángel? tutelar sobre todo cuanto de cine trata desde hace medio siglo en Cuba.  Su criterio estético nos salvó del realismo socialista ortodoxo, al menos eso me han dicho; pero sus más recientes declaraciones me confirman la necesidad de la jubilación.  Prepotente, como quien se cree dueño de la llave de la verdad, vira el pulgar hacia abajo para vetar determinados proyectos cubanos al concurso del Festival de Cine (aunque la culpa la cargue otro, ya sabemos cómo se reparten las responsabilidades del autoritarismo).

Los asiduos a la cita del mes de diciembre nos hemos cansado de ver películas horribles y olvidables, ¿dónde ha estado entonces la comisión de selección a la que se apela ahora?  Conozco de cerca el caso de mi primo Miguel Coyula con su Memorias del Desarrollo y cómo no fue admitida el año pasado para el concurso a pesar de venir avalada por varios premios. La verdadera razón para excluirla hay que buscarla extra-filme.  Me permito especular que con el trabajo de Eduardo de Llano (Vinci) y el de Enrique Colina (Los bolos en Cuba…) debe pasar lo mismo, a no ser que la comisión se haya puesto puntillosa y purista, por lo que entonces el festival serán dos o tres películas de Brasil, Argentina y México, una o dos de Perú y Chile, algo de Cuba y nada de Venezuela.

Categorías: Cultura | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | 8 comentarios

LML en LJC (12)

Estimados foristas de LJC, estimado Osmany, a propósito de tu desacuerdo con Eduardo del Llano. Trato de entrar semanalmente en el blog, leo los posteos, y muchas veces tengo la impresión de que vivimos en lugares diferentes, de tan distantes que se encuentran nuestros puntos de vista.

Comienzas con una anécdota del papá de un amigo que de habitual crítico del gobierno pasó a ser un satisfecho cuentapropista, ¡qué fácil resolvió sus diferencias!, ¿cómo no lo hizo antes? Para alguien que tiene que pagar una licencia, el salario y las prestaciones de sus empleados, y hacer un tributo anual al fisco (teoría correcta, no tengo dudas), la venta en divisas de productos en gran formato es como ahorrar en el chocolate del loro. Una aclaración, sobre todo para los lectores foráneos: la compraventa de viviendas y autos no está autorizada hasta la implementación de la ley correspondiente, que no se anunció cuándo saldría. El proceso de despidos detenido, para mí, refleja ineptitud del gobierno, primero con el engendro del sobreempleo y luego pretendió enmendarlo con una torpeza mayor. No has visto a nadie quejarse por la papa o por los jabones por la libre, ¿Pero estás seguro de no haber visto A NADIE quejarse por los precios de los productos liberados? Yo no tuve ni que preguntar, el viejito jubilado que vende cigarros al menudeo en la parada de la guagua, protestaba a viva voz, el viejito jubilado que revende los periódicos en la puerta de la panadería, lo mismo, y los bodegueros que venden todos esos productos otrora normados pudieran abrir un libro de quejas para evitarse la catarsis de cada ama de casa que llega con varias necesidades pero con sólo diez pesos.

Estoy de acuerdo contigo en lo nefasto de importar modelos de democracia. Probado está que se nos importó el modelo de democracia de la URSS y Europa del Este, y aunque eres joven, tienes a la vista los resultados de semejante democracia. Los estudiantes en Chile y Puerto Rico, pueden asociarse, disponen de espacios virtuales como este, además de FB o Twitter, pero si los consideran insuficientes o creen que sus reclamos no están siendo atendidos, tienen la posibilidad de irse a la huelga. Era (¿Es?) muy frecuente toparte con frases como: este no es el momento; este no es el contexto; esto es dar armas al enemigo; eso es una decisión tomada; eso es una decisión política. Era una manera subliminal de llevarte a la conclusión de que eras muy torpe o ignorante para comprender las fuerzas ocultas detrás de cualquier acontecimiento de tu preocupación, de alentarte a dejar los problemas en manos más conocedoras y capaces.

Como en nuestra idílica sociedad no son necesarias las acciones independientes de la clase obrera, nuestra prensa nunca reflejó las tensiones de colectivos laborales hartos de ser mal conducidos sin que sus opiniones vertidas en lugares “correctos” tuvieran respuesta, que decidieron convocar una huelga, lo que trajo como respuesta la persuasión, la división y la intimidación.

Quiero hacerte una observación. Debes haber visto el video de lo que sucedió en una escuela de Jagüey Grande. Allí vi policías vestidos como extraterrestres rodeando las instalaciones, ¿Crees que ese costoso dispositivo antimotines fue adquirido a la carrera contra paquistaníes alebrestados?

Durante mucho tiempo me creí amenazada por una inminente agresión norteamericana. No sabes lo manipulada que me sentí cuando supe del pacto entre los soviéticos y los norteamericanos como parte de los acuerdos de la Crisis de Octubre. En mi humilde opinión una invasión militar no ha estado prevista por las administraciones norteamericanas desde hace varias décadas, y la anexión también está completamente desfasada. No creas que me desperté una mañana con una visión, eso fue el resultado de muchas lecturas, de romper con mi pensamiento dogmático. Lo tengo dicho en mi blog: con los norteamericanos quisiera una política como la que practico con mis vecinos: doy los buenos días, pido ayuda si la necesito, doy ayuda si me necesitan, pero cada cual en su casa. Ya está bueno de andar azuzando ese diferendo. Y sería bueno que LJC, un blog dedicado sobre todo a jóvenes, hiciera una investigación y publicara un trabajo sobre el origen de la Ley de Embargo, de la que tanto se habla, pero de cuya génesis tan poco se conoce. Disculpa Osmani la extensión, pero a diferencia de otros comentaristas que opinan varias veces, mi comentario es uno y semanal.

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , | 3 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.850 seguidores

%d personas les gusta esto: