Publicaciones etiquetadas con: enseñanza

LML en LJC (23)

En plan de exégeta, podría decir que Lenin fue el primer revisionista, tendencia que en Cuba conoceríamos de pasada. Digo de pasada porque no se estudiaban los textos de Gramsci, de Plejánov, de Rosa Luxemburgo; Trotski era el anticristo. Marcusse no califica de marxista. Hablo de los años anteriores a la caída del socialismo. Después de leer tu trabajo, parece que no ha cambiado mucho el panorama, con el agravante del citado “socialismo cubano”, donde habrá muchas adecuaciones, pero ni un solo filósofo de pegada, donde me imagino esos folletos llenos de citas de Fidel. ¡Cómo no va a ser misión imposible pretender que ese Frankenstein motive a algún alumno!

Siguiendo con la exégesis, podríamos arribar a la conclusión de que el marxismo no ha pasado de ser teoría; que en Rusia en 1917 y en Cuba en 1959 hubo revoluciones sociales que hicieron una adopción semántica del término, pero no dieron lugar al embrión comunista, que Marx tenía razón al decir que las formaciones sociales tienen que agotarse para dar lugar a un cambio.

Claro que hay que abrirse a las nuevas corrientes filosóficas. El marxismo tiene 150 años y el mundo ha cambiado de una forma en que ni Marx ni nadie podía imaginar. Por eso sería mejor estudiar el marxismo como una doctrina más, y concentrarnos en encontrar soluciones para sacar el país de la crisis económica y de valores en que se encuentra, sin buscarle etiquetas, sin ponerlo todo bajo la lupa ideológica. Si hasta tenemos el lujo de un José Martí, no hay que buscar más.

 

 

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

Apuntes para un cubanólogo del futuro

Foto; Katerina Bampaletaki

Los que vivimos en Cuba, estamos acostumbrados a que toda inauguración relevante de carácter social, como panificadoras, toda obra de salud, como los policlínicos, toda obra ingeniera, como los pedraplenes, toda idea innovadora, como el desarrollo biotecnológico, tuviera la paternidad exclusiva de Fidel Castro. Todavía hoy a cinco años de su retiro por enfermedad de los actos públicos, uno sabe de antemano que en cada celebración, detrás de cada aniversario, en el discurso oficial por el evento, habrá una mención directa a su genial concepción. Si ahora mismo quedáramos detenidos, congelados, en pause, la impresión de un cubanólogo del futuro frente a los documentos oficiales, sería que Fidel Castro fue un hombre de inteligencia más o menos normal que gobernó un país de morones, pues era el único a quien se le ocurrían ideas, ideas que sus gobernados se aprestaban a materializar.

No obstante, ese cubanólogo en su larga investigación encontraría que a pesar de los discursos de alabanza, en los últimos tiempos, muchas de aquellas paternidades geniales han sido archivadas, sobre todo en la Educación. Pongamos por ejemplo la Escuela al Campo, la escuela en el Campo, las BET (Brigadas estudiantiles de trabajo), las FAPI (Fuerzas de acción pioneril), los maestros emergentes, esos Supermanes de la enseñanza formados a la carrera que debían impartir todas las asignaturas en la secundaria básica, las aulas con sólo 20 estudiantes.

Yo sólo hablo de lo que más me ha llamado la atención porque lo conozco bien, pero mi cubanólogo –y cualquiera- podría encontrar otros ejemplos.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , | 6 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.592 seguidores

%d personas les gusta esto: