Publicaciones etiquetadas con: Guerra Fría

Programas

guerra fría

Mientras en casa de mi insospechable vecino Tomás, el DVD se recalienta con el programa Pequeño Gigante, (la tv latina puede ser tan mala como la del ICRT), y otros se anestesian con la telenovela brasileña (dicen que la cubana de turno es peor que la peor de las mexicanas); yo le hago un peeling a mis neuronas (por el aquello del primo, ya saben) con los capítulos de La Guerra Fría, producidos por Ted Turner. La serie me tiene enganchada con tanta información novedosa para mí sobre esa etapa de la historia reciente. Hasta mi hijo se ha contagiado, y claro, hace un montón de preguntas.

Los cubanos seguimos en la inercia de esa etapa, o si no, ¿díganme si el caso de Alan Gross no parece un capítulo escapado de la serie de Ted Turner?

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 6 comentarios

Sobre los Embargos

Acabamos de presenciar una vez más la abrumadora votación en la ONU de condena al Embargo comercial norteamericano hacia Cuba. Una votación aplastante por demás, porque también se vota contra la afectación a terceros que entraña la extraterritorialidad de la Ley Helms-Burton. La intensa campaña desplegada por el gobierno este año fue agotadora, particularmente en la quincena previa al voto en la ONU. Barrios, escuelas, centros de trabajo, qué hablar de los medios masivos.  Para los nacidos luego de la implantación del Embargo  –que ya van siendo mayoría–  en Washington, se despertaron un día furiosos por el camino que tomaban las cosas en aquella islita al sur, y le aplicaron un Bloqueo que dura hasta hoy.  Esta simplificación dolosa hace que mi hijo me pregunte de qué va todo ese diferendo del que oye hablar desde la escuela primaria.  Mi primera explicación lo deja más confundido: –¿Entonces es una ley buena?  –Se caía de la mata—me enredo yo.

Recapitular para no capitular.  Rafael ya no es un niño y merece una explicación que no se base únicamente en las estadísticas de lo que le cuesta el bloqueo a Cuba, que es lo que conoce.  Tuve que remontarme a que fue un abogado el que decidió nacionalizar por confiscación los bienes norteamericanos, saltando sobre la legislación existente, por algo se dice que la Revolución es fuente de derecho, luego entonces las consecuencias eran previsibles para él antes que para un lego.  Esta medida de carácter más político que económico no podía quedar sin respuesta: en el contexto de la Guerra Fría la diplomacia no era proactiva, y Estados Unidos respondió con una medida jurídica.  Tuve que explicarle la diferencia entre bloqueo y embargo; es que estos muchachos oyen todo ese barraje de ¿información? Y terminan reaccionando como quien oye llover.

Entendió, pero vinieron más preguntas.  Las que se haría cualquiera que vive en Cuba.  A los dirigentes no les falta ni la gasolina ni los medicamentos, ni nada.  Aún de aplicarse un bloqueo real serían los últimos afectados.  Quedamos nosotros.

Sin dudas.  Pero aquí viene el otro bloqueo.  El que más daño inflige.  El interno.  El que tiene en ruinas la economía nacional, el que favorece la corrupción galopante. Nuestra capacidad cívica parece haber sufrido una mutación genética en direcciones opuestas: En los que liban las mieles del poder, ha sublimado la autocrítica, mas no la renuncia.  Y en los que liban la hiel del poder –pueblo, masa–  la castración del derecho como ciudadanos a la expresión crítica sin sensación de riesgo.

Ninguna ley foránea cambiará el curso de los acontecimientos nacionales,condicionar el levantamiento de la Ley de Embargo a este o aquel requisito,sólo empodera al gobierno como lo ha hecho desde hace tanto tiempo.

–Entonces Mami, tú estás por el Bloqueo?

–No mijo, yo estoy en contra.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 8 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.946 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: