Publicaciones etiquetadas con: jóvenes

La cámara dice más en “Cuba dice”

El noticiero de la televisión los martes por la noche, hace unos meses tiene la sección de reportajes Cuba dice. La periodista Thalía González y su equipo parecen tener el visto bueno para acercarse –solo acercarse—a los problemas reales del ciudadano. El tema ayer era el empleo. Más que el abordaje incompleto del tema, llamaron mi atención las opiniones de los entrevistados. La aceptación generalizada de que la oferta en las oficinas del Ministerio del Trabajo no le interesa a nadie, la aspiración de trabajar en “una firma” o tener un negocio propio, la naturalidad con que hablaban de buscarse el dinero, el uso reiterado del verbo resolver, con la connotación que tiene para nosotros los cubanos. La cámara dice lo que ni entrevistadores ni entrevistados mencionan: jóvenes en la calle miran con indiferencia a la cámara. El empleo no satisface las necesidades. El salario no alcanza.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | 2 comentarios

¿Bailas?

claudiacadelo3
Los jóvenes quieren romper la rutina. Están de vacaciones. ¿Cuáles son las opciones?
Rafael con diecinueve años, estudia. Su carné de la Federación Estudiantil Universitaria le facilita la entrada en algunos lugares por un precio menor. La Cecilia, El Diablo TunTun, Café Cantante del Teatro Nacional están en esa categoría, pero si no llega temprano, otros universitarios más avispados completarán la cuota de la FEU y de cinco o diez pesos por persona, pasa la tarifa a ser la misma, pero en CUC.
Varios lugares marcan las tendencias. El Parque Villalón una vez al mes reúne a los amantes de la música electrónica con el DJ Lejardi y Analógica con sus Fiestas Uniks. Es un parque público, es gratis, y las tribus urbanas de calle G “bajan” al Villalón a falta de algo mejor. Ambos proyectos tienen espacio en los Jardines de la Tropical por veinte pesos.
El rock se concentra en el Maxim Rock, con un sonido casi siempre más metalcore, y el Submarino Amarillo y Escaleras al Cielo con rock nostálgico. Bandas de covers y música grabada alternan, también hay bandas con música original. En estos lugares el precio de entrada oscila entre los 30 y los 75 pesos.
Anfiteatro de Alamar y del Parque Metropolitano son espacios del hip hop. Según parece, son los menos favorecidos, con ambos lugares dependientes del clima.
La trova joven tiene la Casona de Línea. La trova y la música fusión alternan en muchos lugares: Café Cantante, El Sauce, La Cecilia, Parque Morro-Cabaña, Barbaram… En el Café Bertolt Brecht y en La zorra y el cuervo se mezclan el jazz y la fusión. Entre 25 y 100 pesos.
Proyectos como PMM, Havanashow, Fiestahabana, con música grabada, potentes equipos, máquinas de humo y de espuma, son la idea de una buena fiesta para muchos jóvenes. El Copa Room del Riviera, El Pedregal, 3ra. y 8 y 7ma y 22 son algunos de los lugares donde estos proyectos se presentan. El precio de estas fiestas oscila entre los 3 y los 5 cucos, aunque suelen hacer presentaciones más económicas para actividades juveniles.
El bailador de timba y reguetón tiene el Salón Rosado de la Tropical, y la Casa de la Música de Galiano con agrupaciones en vivo, aquí los precios son desde 50 pesos en el Salón Rosado, hasta 10 cucos en la Casa de la Música, si se presentan famosos como Baby Lores o Gente d Zona.
Los negocios privados comienzan a aparecer en la lista de preferencias. Buda bar, al fondo de La Cabaña con excelente precio (25 pesos) y buen ambiente, goza de gran popularidad a pesar de su locación apartada.
Las discotecas de los hoteles o centros recreativos, son palabras mayores. También puedes quitarte la lejanía y el molote si consigues un equipo de música, colocas los amplificadores de cara a la calle y a atormentar a los vecinos según los decibeles de salida del equipo. Es gratis y total, no pasa ná.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , | 3 comentarios

Boletas y balones


Nuestra televisión se confirmaba como sargento político de Hugo Chávez y dedicaba tanto espacio a las elecciones de Venezuela como si fueran las propias.  Ningún cubano informado a través del noticiero sería capaz de identificar físicamente a Capriles; mucho menos podría dar opinión sobre su programa.  Solo se le menciona como “el candidato de la ultraderecha” y su “paquetazo neoliberal”.  Es vital la continuidad del chavismo para la continuidad del castrismo.  Redacto este posteo a las cuatro de la tarde del domingo y trasunto que por estrecho margen habrá reelección; mis dudas están más bien en si el presidente sobreviva hasta su nuevo período, lo cual abre una gran interrogante sobre la continuidad del Socialismo del siglo XXI, ese que al igual que la idea Zuche, nadie sabe de qué trata.
Luego de la guerra de las encuestas que precedió a las elecciones de hoy en el país vecino, no pretendo establecer un estado de opinión con mis impresiones de hace dos horas detrás de un variado grupo de jóvenes donde alternaban las camisetas blancas con las blau-grana, que se dirigían hasta un hotelito cercano donde por 2 CUC presenciarían en gran pantalla y con aire acondicionado, el clásico de la liga española de fútbol.
La animación –y por momentos, la animosidad–  definía a estos hinchas, a los que me animé a preguntar si sabían algo de las elecciones en Venezuela.
Una marciana.  Eso debe haberles parecido aquella temba de gafas oscuras.  Ninguno respondió con palabras.  El gesto más condescendiente fue un encoger de hombros.  Algunos se alegrarán de ese apoliticismo juvenil, yo no.  La mayoría de ellos, llevados por la marea, irá a votar, anulará la boleta o votará dócilmente en las próximas elecciones nuestras, pero ninguno será capaz de articular una respuesta, ni individual ni  colectiva ante un problema en su trabajo, su centro de estudios o su área de residencia.  Pertenecen a una sociedad que ya lo tiene todo pensado y decidido desde mucho antes de ellos nacer; en esos muchachos el chip de la iniciativa, está defectuoso.
Caminé hasta el punto en que comienza el descenso de una empinada calle que no pretendía remontar de regreso.  Desde la elevación veía otros entusiastas con los colores de su club favorito confluir en la acera del hotelito. No estoy para pagar 2 CUC por algo que no sea comida o aseo, por lo que compré pan en la panadería y regresé a casa para no perderme el partido, que yo también tengo mi corazoncito.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , | 24 comentarios

Aprendizajes

Algunas veces el proceso de democratización cubano me parece más sencillo de como lo veo casi todos los días. Espacio Laical y el Centro Félix Varela, bajo la supervisión de la Iglesia; Temas y sus últimos jueves de público, la revista Criterios y otros espacios académicos parecen tener, si no la fórmula mágica, al menos una idea del cómo. En estos entornos es frecuente escuchar términos como participación ciudadana, empoderamiento de la sociedad civil, pluripartidismo, sistema electoral, términos todos que convergen y se consuman en la democracia.

El gobierno ha optado por la técnica del avestruz, como si con mirar hacia otro lado, los problemas que se debaten en los foros mencionados –y en otros menos convencionales pero igualmente activos-, quedaran resueltos, o mejor, no existieran. Esta actitud es imprescindible para el mantenimiento del poder, pero es irresponsable ignorar que esa activa minoría que se pronuncia en los foros o publica en revistas de breve tirada y menor distribución, es precisamente el grupo de personas que está pensando Cuba.

Por otra parte, el gobierno ha tenido una reacción tardía, pues no es hasta hace muy poco que se escucha hablar en los medios cubanos de sociedad civil, como por ejemplo, haciendo referencia a la intelectualidad artística reunida bajo la UNEAC. Era un término maldito, por haber sido adoptado con larga anterioridad para agrupaciones opositoras, y por tanto no reconocidas, agrupaciones que en cualquier país normal defienden su espacio sin merecer el escarnio del gobierno. Unas organizaciones no pueden de ninguna manera descartar a las otras, en esa exclusión hay implícito una especie de racismo político que resulta tan detestable como otras formas de exclusión.

Esto que acabo de decir, viene muy bien para comentar una iniciativa propuesta por el Observatorio Crítico, para las próximas elecciones, de votar con una D en la columna en blanco, iniciativa que ha recibido muchas críticas. No es una llamada a la insurrección para tomar el poder. Es una iniciativa ciudadana, una más de las muchas y muy variadas que tan necesarias son para el aprendizaje democrático. Es cierto que todas las D irán a la cuenta de las boletas anuladas, pero la presencia de los ciudadanos en el escrutinio de su colegio electoral (aún cuando no vote, si está en el listado de electores, es su derecho por ley), permite conocer los datos de la base. Mientras más ciudadanos tomen esa iniciativa, más interesante será la comparación de esos números con las cifras oficiales. El gobierno también podría publicar en un tabloide de esos que se imprimen para cualquier menester, el resultado de la votación en cada colegio del país, dividido en provincias y municipios, y hasta en circunscripciones, si quisiera ser puntilloso y acallar a los que opinan que el resultado se manipula.

Me pierdo en estos temas en los que pienso tanto y de los que sin embargo me resulta difícil escribir con la concisión que quisiera. Recuerdo a la bloguera Yoani Sánchez en una estación de policía sentada frente a un oficial que le advierte que ella está descalificada para el diálogo. Este funcionario a lo mejor desconoce que llevar un blog personal te hace responsable de ti y de tus opiniones; este funcionario a lo mejor interpretó como interés político el interés en la política. O a lo mejor no pensaba en nada y solo cumplía una orden.

Mi hijo se estrena este curso como estudiante universitario, y en la clase introductoria al Derecho Mercantil, el profesor enfatizó la necesidad de conocer las leyes, los deberes y derechos del ciudadano, y ante la pregunta de quiénes habían leído la Constitución, al menos hojeado, ninguno de los alumnos levantó la mano. La indefensión que supone tal desconocimiento es una alarma respecto al futuro, porque tengo la impresión de que estos jóvenes han sido sometidos a tanta politización que son inmunes a la política, y eso tampoco es bueno.

Estos dos momentos, en un primer vistazo pueden no parecerse, pero tienen que ver con el ejercicio de la ciudadanía como un derecho inmanente. Por lo pronto, le he dejado el pequeño folleto azul de la Constitución a mi hijo en su mesa de noche. No sé si el policía político que regañó a Yoani ya habrá aprendido que en un diálogo ciudadano los interlocutores son elegidos por sus representados. Y que para otorgar o negar derechos está la ley.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios

LML en LJC (28)

Esto no es en respuesta a un posteo, sino que surge del área de los comentarios. Para mejor comprensión he copiado en cursivas las palabras de Osmany, uno de los administradores  de http://lajovencuba.wordpress.com, un blog elaborado en la Universidad de Matanzas  en el que comento habitualmente.

Estimado Osmany: Fuiste muy atento al responder mi comentario, lo que da pie al intercambio.

Dices que nada te ha demostrado las bondades del unipartidismo bueno pues a mí nada me ha demostrado el pluripartidismo, donde el partido de la oposición hace todo lo posible por torpedear cuanta política impulsa el partido del gobierno aún cuando sean lo mejor para la mayoría. Luego viene el “voto de castigo” se cambia de partido y los pobres siguen pobres y los ricos más ricos ¿te convence eso?

No sé por qué eres tan pesimista. Yo imagino un proceso no bipartidista, transparente, inclusivo. Ciudadanos empoderados, ajenos a presiones, votarán por los mejores en capacidad, proyecto e integridad.  Me interesa un sistema donde personas como tú y como yo no sean vistos como enemigos (no lo somos); un sistema abierto donde la ley sea para todos por igual, en el que los escalones electorales sean por voto directo y secreto.

…no dudes que los mismos que mandaban en Cuba en el 58 mandarán de nuevo 

La inmensa mayoría de los cubanos pertenecen al siglo XXI, no sé tú, pero yo tengo confianza en los jóvenes. ¿Podrías  señalarme un gobierno de partido único que conjugue prosperidad y democracia?

En otras ocasiones te has referido a tu “sotanito” ¿crees que en una Cuba “libre” te tendrán en cuenta?
ahora eres útil por pensar contrario al gobierno pero y después?

Cuba libre no tiene que tenerme en cuenta como individualidad. ¿Crees que no seguiré siendo crítica con los que vengan después? La falta de crítica ha hecho y sigue haciendo mucho daño. Al escribir, puedo equivocarme o acertar, pero no lo hago por encargo.  Pienso seguir con mi blog personal mientras el primo alemán me lo permita.

En tu blog promueves cuanta causa surge en contra de Cuba, Zapata Tamayo por ejemplo, ¿crees que a los futuros amos de Cuba les importa esas personas? ¿Viste lo que sucedió con Reina Luisa?

¿En contra de Cuba, Osmany? ¿Desde cuándo un gobierno es Cuba? Yo quiero una patria sin amo, no creo en el cuento del lobo. Abraza la causa en la que creas, pero no la identifiques con el concepto de nación, que por antonomasia debe ser inclusivo, plural, abierto, “amplio, democrático… en fin, el mar”.

Te refieres al bloqueo como “embargo” eso se contradice con la imagen que quieres dar pues debes saber bien la diferencia entre uno y otro, pero bueno es tu elección. Saludos para ti también

Me refiero al bloqueo como embargo, en primer lugar porque la ley que le da cuerpo se llama Ley de Embargo, y en segundo, porque hablar de bloqueo tiene mayor impacto político, pero no  estamos sometidos a un bloqueo.  Y ojo, que voto con las dos manos por su derogación y me parece lesivo a la soberanía de terceros el carácter extraterritorial de la Helms Burton y la Torricelli.

Espero que podamos mantener este intercambio, más ahora que la paginación permite cargar mejor el blog. Espero por tus comentarios. Un saludo para los demás y en especial para ti y tu recién crecida familia.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | 41 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.976 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: