Publicaciones etiquetadas con: Navidad

Muy estimados leyentes:

Pretendo tomarme unas vacaciones de blog hasta la segunda semana de enero. Si los acontecimientos lo permiten como todo parece indicar, me dedicaré a poner orden en mi casa, tarea enorme para mí, bajaré la loma de costura que se ha acumulado sobre la máquina de coser, y por la noche, como las abuelas de antes, tejeré mientras veo televisión, ya disfrazada para dormir, una labor casi inútil en el ¿invierno? que transitamos.

Cualquier cosa, búsquenme en twitter (@lamalaletra), que lo que se me ocurra, va por 140 caracteres.
He hecho muchas veces esta anécdota, pero no recuerdo si la he contado aquí. Poco antes de comenzar los Juegos Panamericanos de La Habana allá en el 1991, mi marido encendía la televisión esperando la noticia de que el gobierno, tal como lo conocíamos, había caído. Ante aquella obsesión, sin pensarlo mucho, le dije un día que esto era hasta el 2013. Comenzó a reírse de mí como un loco, una risa de esas que me miraba, me señalaba con el dedo y arreciaba la risa. Cuando se calmó, me dijo: –Tú estás loca. Pues leyentes, ni una predicción tan conservadora como la mía de entonces se ha cumplido. O quizás sí y con esa burocracia connatural y el secretismo habitual, todavía estamos en el papeleo.

No tengo planes, así que celebren por mí estas fiestas bonitas que vienen.
Que 2014 sea un mejor año para todos.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , | 8 comentarios

Incienso y mirra

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Disfrutando ayer mi café mañanero, el bullicio de los niños me recordó que era mañana de Reyes. Hace rato pasé ese sofocón en el que mi marido y yo nos metimos, por revivir para nuestro hijo esa fecha. Memorable en mi caso, pues creí en los Reyes bastante tiempo, y añorada por mi marido, que de tan pobre, pronto supo que no existían. En el caso de Rafael, la maestra en segundo grado se encargó de cortar en seco la ilusión para toda el aula.

Los niños ayer andaban con juguetes nuevos, pero sin agradecerlos a Melchor, Gaspar o Baltasar. Papis pudientes regalaron Xbox, autos de batería, bicicletas y por ahí para abajo hasta llegar a las socorridas pelotas o las seudo Barbies del Todo x 1.

Comprar juguetes desde que desaparecieron el básico, el no básico, el adicional y hasta los juguetes mismos por una época, es una complicación en divisas, a no ser por el plástico merolico, de donde salen carritos o muebles para la muñeca, y por algunos juguetes de lenta circulación en CUC que pasan a venderse en moneda nacional. Sin embargo, en estos días, en las tiendas de juguetes se podían ver niños escogiendo sus regalos y llevándoselos a casa, sobre todo en vísperas del día 6,

¿Pero, y los Reyes? Esos señores fueron desterrados junto con la Virgen y el ratón Mickey cuando íbamos a construir el comunismo.

Volvió Mickey en los muñequitos pirateados del Disney Channel, volvió la Virgen, tan invocada por los ateos en los últimos tiempos; hasta el nacimiento del hijo de la Virgen tiene su feriado como una concesión al Papa Juan Pablo; En cambio, la estrella de Belén ahora resulta que fue una científica supernova.

Los Reyes Magos han pasado a ser una especie de leyenda urbana. Se habla de una cabalgata de Reyes hace unos años, dicen por ahí que este año aparecieron en algunos lugares de la ciudad. No creo que la prohibición venga de Santa Claus, ese gordito omnipresente desde que la navidad dejó de ser diversionismo ideológico, pero los Reyes Magos hacen su magia en la clandestinidad, pues en el esfuerzo por disiparlos se inventó un Día de los Niños, a muchos meses del seis de enero.

Travestidas, las viejas tradiciones asoman, pero sin el encanto de la hierba y el agua para los camellos.

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , | 18 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.827 seguidores

%d personas les gusta esto: