Publicaciones etiquetadas con: pactos de la ONU

Laboratorio y lealtades

Aunque el Laboratorio Casa Cuba invitaba y parecía una propuesta incluyente, no sé si por atea, por vieja, por no clasificar en las lealtades de la oposición, o por todo lo anterior, recién terminó un encuentro auspiciado por Espacio Laical del que me enteré por terceros.  Llorando por los rincones debo decir que ni me acusaron recibo de esta carta que mandé a una ¿dirección para incautos? hace exactamente un año.

———-

Me parece una propuesta muy interesante la que se hace desde Laboratorio Casa Cuba, un espacio del que tengo vagas referencias.  Invitada a opinar, añado algunas ideas en una primera lectura.  Me gustaría saber si existe fecha para una reunión a la que se pueda asistir.  Somos muchos los que soñamos Cuba, aunque nuestros sueños sean como la vida: diversos y hasta opuestos; el reto, está en encontrar el consenso.

Un saludo ciudadano,

Regina Coyula (móvil: 3236668)

Si en una república los ciudadanos delegan en los gobernantes la consecución de sus intereses nacionales y personales mediante un buen gobierno, se impone cambiar la mentalidad de ser fieles al gobernante, y comenzar a exigir sentirnos representados.  Privilegiar la meritocracia en los servidores públicos y no la fidelidad a una idea, un partido o una persona. 

Las carencias tecnológicas impedirán durante un tiempo el acceso pleno de la ciudadanía a la red de redes.  Por ello debemos contar con una prensa impresa y acceso a los medios radiotelevisivos que además de noticiar, permita a los ciudadanos mantenerse informados y participar si así lo desean en las iniciativas, debates, propuestas que afecten la esfera pública local o nacional.  Internet deberá ser intermediario creciente entre la gestión de los funcionarios públicos y las opiniones, quejas y sugerencias de los ciudadanos. Existen experiencias muy positivas del uso de las redes sociales en este sentido.  En lo inmediato, dada la difusión de la telefonía celular, puede usarse para el envío de mensajes de interés, encuestas, citaciones.

Para garantizar que la sociedad se organice según sus intereses, deberán desaparecer los Comités de Defensa, y organizaciones como la Federación de Mujeres, las organizaciones estudiantiles o las de perfil profesional deberán ser profundamente reformadas.

La separación de poderes contribuirá a crear un ambiente de transparencia administrativa.  Un tribunal de Garantías Constitucionales y la reforma legislativa donde las minorías y los menos favorecidos gocen de igualdad plena.

El derecho universal y gratuito a la salud, la educación y algunas formas de la seguridad social no debe excluir la existencia de instituciones remuneradas, como escuelas religiosas, clínicas mutuales, etc.  El magisterio deberá recuperar dignidad y calidad, y el acceso a las plazas deberá ser por oposiciones.

La participación de la diáspora no debe limitarse al ámbito social que aquí se propone. Es en la economía, sobre todo en pequeñas y medianas empresas (incluyendo las recién “descubiertas” cooperativas) donde su influencia puede ser decisiva.

Un gesto importante para esta “minuta” sería la ratificación por el gobierno de los Pactos de Derechos refrendados por la ONU.

———–

(Luego de leer un trabajo de Rafael Rojas sobre el mencionado encuentro, puedo hacerme una idea de por qué nunca me respondieron.)

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , | 4 comentarios

Pachanga y represión

Organizando mi versión de estos dos días de accidentado Encuentro Internacional por los Pactos de la ONU, eran recurrentes las imágenes finales de El Padrino II.  Allá en Sudáfrica, el mundo llora a uno de los mejores políticos que he conocido.  Nuestro General-Presidente, invitado a hablar en el acto luctuoso, exalta el perdón y la reconciliación que definen la grandeza de Nelson Mandela.  Mientras, en Cuba, un impresionante operativo policial y parapolicial concienzudamente se daba a la tarea de criminalizar las diferencias, de fracturar un poco más nuestra maltrecha sociedad.

Como he decidido comportarme como una persona libre, y mis visitas de la semana pasada pretendían impedirme la asistencia, adelanté mi llegada a la sede de Estado de SATS en doce horas.  Parecerá exagerado, pero sobre la medianoche se estableció un perímetro con controles de acceso y ya en la madrugada hubo personas que no pudieron llegar.  Los pocos que lograron evadir los controles, daban noticias de la cantidad de detenidos; por sms también sabíamos de otras actividades y más detenidos.  La mañana del día 10, la calle frente a la casa de Antonio Rodiles, sede de Estado de SATS fue cerrada al tránsito en un tramo de cuatrocientos metros aproximadamente y comenzaron a llegar estudiantes de primaria, secundaria y preuniversitario para una actividad festiva por el día de los Derechos Humanos, una movida reactiva del gobierno desde hace apenas un lustro pues se habían dejado ganar la iniciativa de esa celebración por los opositores. Una celebración encartonada como todo lo que no es espontáneo; los muchachos, encantados de estar en una pachanga con música desde Silvio hasta Marc Anthony y no en la escuela.  Cuando los ánimos se resecaban bajo el sol sin nubes de este diciembre que se niega al invierno, un reguetón o Laritza Bacallao volvían a poner en movimiento a los muchachos.  Me imagino que les habrán citado para una celebración, cuando más, un acto de reafirmación revolucionaria, me pregunto cuántos padres fueron consultados para utilizar a sus hijos menores de edad, a los que muchos supondrían en su aula dando clases.

SONY DSCEntre el bullicio de los altoparlantes y la preocupación por el reporte de más detenciones, pudo celebrarse el panel Periodismo y nuevas tecnologías.  Toda la teoría expuesta por el panel la vivimos en la práctica y experimentamos también las carencias: La comunicación vía sms con Twitter y con amigos y familiares, el contacto con medios de prensa, la documentación audiovisual de todo, puertas adentro y en la calle; la falta de conexión a internet –una vez más–, esa herramienta que no nos hará libres, pero nos permite expresar con libertad.

Al mediodía del 10, era evidente que no permitirían llegar a nadie más, siempre hubo creativos que se las ingeniaron, pero si me iba, me perdería a Boris Larramendi al día siguiente.

La noche fue muy tranquila gracias al cierre absoluto de la avenida frente a la casa.  Desde el amanecer del 11 era evidente que se repetiría el espectáculo en la calle.  Para el que crea en las energías, puedo asegurar que el ambiente en la casa era  admirable; heterogéneos desde cualquier punto de vista, desconocidos algunos el día anterior.  Escalar hombres, hermana montañas, ya lo dijo un cubano disidente.

El sobresalto sobre las once de la mañana se produjo con la salida de la casa de Ailer María, directora artística de SATS, quien anduvo entre los niños pequeños que habían sido alentados a pintar en el asfalto de la calle frente a la casa.  Cámara en mano, Ailer caminó entre ellos sin distraerlos ni molestarlos.  Inmediatamente, dos paparazzis de la policía política la asediaron y Antonio Rodiles y Gladys su mamá se acercaron de un lado, y un grupo de policías de civil y una de uniforme, del otro.  Intercambiaron palabras en medio de la música y parecía que todo se quedaría así, pero delante del portón de la casa  en la acera, a Kizzy Macías, del proyecto artístico Omni-Zona Franca, una mujer vestida de civil en un rápido movimiento desde la espalda, le arrebató la cámara con que filmaba y a continuación la levantan en peso (literalmente).  Como en las películas, ahí todo parece ralentizarse. Los audiovisuales hablarán mejor y espero que ya estén distribuidos por la red gracias a la solidaridad de cinco sorprendidos estudiantes del crucero Semestre en el mar que fueron pensando ver un proyecto de arte y pensamiento y vieron la cara del lobo disfrazado de Caperucita.

2

Ailer se había sentado en la calle en señal de protesta y el teléfono de Antonio sonaba sobre la mesa.  Atendí las llamadas desde cualquier parte porque la detención de Rodiles, Kizzy, el periodista Calixto Ramón Martínez y el informático Walfrido López se reproducía viralmente por las redes sociales, luego me metí en la cocina a ayudar a preparar almuerzo para una cantidad de gente que en mi vida he cocinado, yo, que soy una pésima ama de casa.  Estar ocupada me mantuvo serena.

La exposición de carteles y el concierto se iniciaron dentro de la mayor incertidumbre.  Arnaldo y su Talismán y Elito Revé con su orquesta amenazaban con una noche atronadora a juzgar por los enormes amplificadores en la calle.  Qué decirles.  Debo haber estado ridiculísima coreando a Boris en todas las canciones y rapeando con David D´Omni. A mi edad no suelo sentirme joven con frecuencia, pero anoche canté por mi hijo y por todos los que no pudieron estar.  Si la oración tiene algún valor, lo tuvo anoche, pues el rezo de muchos fue que se diera sin incidentes el concierto, y un aguacero total, eso que llamamos un palo de agua, canceló la actividad que se planeara para la calle.  Como colofón, la llegada de los amigos detenidos sobre las ocho de la noche, ya ni sé qué hora era cuando nos hicimos la foto con la que cerró informalmente este accidentado encuentro.

3

Sentí miedo.  Miedo por Ailer avanzando contra la turba en una imagen que se me quedará cuando haya olvidado muchas cosas, miedo por mis amigos detenidos a los que había visto tratar con la violencia nacida del odio, miedo por Gladys la dueña de la casa, una mujer de temple a la que la salud no la acompaña, miedo porque aquello fuera preámbulo de mayores, y miedo por mí, que ni teléfono tenía en ese momento para comunicarme con mi familia, que nada sabía de la situación.  Miedo porque una cosa es lo que te cuentan y otra lo que tú ves, y muy otra, la que experimentas en primera persona, que no fue mi caso. Tuve un atisbo de la cara sucia de la represión. Pero hasta ahí.  Este miedo me hará producir enormes descargas de adrenalina, lo cual seguramente es malísimo para la salud física, pero para la salud mental ha sido un antes y un después.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 13 comentarios

(Mi) Declaración de Derechos Humanos

piranesiEn estos días en los medios de difusión se habla mucho de “los Derechos Humanos que defendemos”. El tema ha pasado de ser tabú, hacia una asunción parcial de los postulados relativos a salud, educación y seguridad social. Muy pocos cubanos conocen la Declaración Universal; a pesar de que por cualquier cosa se edita un tabloide de esos que cuestan un peso, nunca se han atrevido a publicarla, los estudiantes universitarios no saben de qué se trata, el cuerpo íntegro pareciera una enfermedad venérea que nadie se atreve a mencionar.

Por primera vez soy consciente de que honrar la fecha en que se promulgó la Declaración Universal de Derechos Humanos puede ser riesgoso. La visita de “los compañeros” y “los factores” la semana pasada abre un paréntesis de amenazas que puede ir desde infundir temor hasta la acción física. No sé qué pasará mañana y desearía que no pase nada, pero cualquier medida contra personas pacíficas que desean un país próspero y diverso, confirmaría la necesidad de desenmascarar una vez más a un gobierno que se dice campeón de los Derechos Humanos “que defiende” mientras ignora los que irrespeta.

Cuba sigue en el imaginario de muchos en el mundo, como una alternativa donde altruistas ciudadanos construyen el proyecto social del futuro. Los cubanos por reacción a construir durante tantos años un proyecto piranesiano, somos recelosos, y se ha sacado lo peor de nosotros atizando a ricos vs pobres, homosexuales vs heterosexuales, religiosos vs ateos, exilio vs nación.

Parecieran diferencias superadas, pero desde el gobierno se sigue instigando al “buen ciudadano” contra el disidente, y mientras la disidencia y los diferentes conceptos de libertad sean criminalizados, quedará tarea pendiente.

El gobierno puede, porque tiene los medios, prohibir reuniones y hasta encarcelar activistas. Pero seguirán apareciendo caras nuevas, porque existen condiciones objetivas, porque existe en la sociedad adormilada una voluntad secreta de cambio. Un repaso rápido a los que se anotan en la lotería de visas, a los que han abandonado y siguen abandonando el territorio nacional en cualquier dirección –incluyendo a los que han dejado la vida en el intento–, a las mujeres que difieren la edad de parir y a las parejas que apenas conciben un hijo; a los que votan en blanco, anulan la boleta o no votan, a los que roban cotidianamente al Estado por acción u omisión. Personas sin confianza en las sucesivas promesas de que ahora sí. Es una enorme cifra subjetiva. Subjetiva, pero pesada como un plebiscito.

La Seguridad del Estado posee toda la información acerca de la situación interna, cómo se analice y cuáles pautas sigan, está por ver. Mañana tendremos un adelanto.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , | 4 comentarios

Compañeros y factores

Estaba convencida de que mis antiguos compañeros del G2 no se molestarían conmigo.  Un ratico manoseando este blog basta para convencerse de que soy un caso sin remedio.  Pero no fue el blog lo que hizo a los compañeros  que “me atienden”,  “profilactarme”  ayer por  la mañana.  Fue el consejo  –y la advertencia—de no participar en el Estado de SATS  programado los días 10 y 11.  Fueron enfáticos: No permitiremos la actividad. De nada sirvieron los argumentos de que prohibirla le daría más visibilidad, con las consecuencias que se derivan de descargar el poder de la Seguridad del Estado sobre un grupo de personas que por reunirse no van a derrocar al gobierno. Les recordé la  verdad que expresara Esteban Morales cuando dijo que el cáncer que daría al traste con el gobierno sería la corrupción y no la disidencia. Fue una conversación civilizada pues creo en el diálogo y no en la confrontación; sí les dejé claro mi interés como ciudadana y activista en la ratificación de los Pactos de la ONU. No sé si me creyeron cuando les aseguré que lo hago gratis.  Por parte de ellos hubo respeto, pero también un mensaje muy claro: Si vas, te detenemos.

Eso fue interesante.  Lo que sucedió por la tarde, no sé cómo calificarlo.  En medio de un almuerzo tardío, se aparecieron en mi casa cinco vecinos, cuatro de ellos de la inmediatez de mi casa, y la quinta, una desconocida.  La desconocida habló a nombre del grupo al que presentó como “los factores de la comunidad”.

Yo estaba sorprendida.  Me pareció un desenchuche la visita de “los factores” luego de la visita de la mañana. Para mis vecinos he sido indistintamente de los Derechos Humanos o Dama de Blanco, pero en esta oportunidad había ascendido a cabecilla contrarrevolucionaria  organizando una actividad.  La que habló por los demás, habló de los mártires, de la revolución y de la amenaza imperialista, para rematar con que no iban a permitirme la realización de dicha actividad.  Se sintieron un poco descolocados cuando les dije que les habían mentido, que no milito en ninguna organización ni organizo nada, pero estoy a favor de la democracia, la libre expresión, la libertad de asociación e información, y que por eso creo firmemente en la necesidad de la ratificación de los Pactos de la ONU.  Tuve la impresión muy fuerte de que mis vecinos no sabían de qué hablaba.  Se retiraron en silencio, sólo la vecina desconocida repitió: –Sepa que no se lo vamos a permitir.

He vivido en este barrio toda la vida, si algún día nos organizaran un mitin de repudio, tendrían que importar a los repudiantes.  Salvo la vecina desconocida que vive en otra cuadra y recibió la “orientación” de convocar a “los factores”, los demás estaban incómodos, hasta tranquilicé a una que se disculpó luego por la posición en que la habían puesto como militante del Partido.

A mis visitantes de la mañana y a los de la tarde: estamos en bandos opuestos, que cada cual piense y actúe según su conciencia, no hago el juego del odio y el revanchismo que detesto en ambos bandos.  Como dijera Nicolás Guillén: que se avergüence el amo.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 33 comentarios

Derechos a la carta

por otracuba

Mi interés por los Derechos Humanos en Estados Unidos es meramente informativo.  Si allí se viola alguno o se violan todos esos derechos, las propias organizaciones de la sociedad civil norteamericana se encargarán de hacer valer sus demandas.  Pero me parece cínico por parte del gobierno cubano condicionar el apego al cumplimiento de derechos inalienables y reconocidos por la comunidad internacional a que su enemigo los viole.  Esa actitud victimizada queda muy mal cuando se trata de este tema en el que Cuba presenta lagunas; si somos la sociedad modélica a la que debe aspirar la humanidad, dicho ejemplo debería comenzar por garantizar la Declaración Universal en pleno a todos sus ciudadanos.  Mientras el respeto a los Derechos Humanos sea selectivo, todo lo demás no será más que demagogia.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , | 4 comentarios

Algo en común

Lo que a otros en el mundo de la política les lleva millones y años en publicidad, lo ha logrado la Seguridad del Estado con una detención arbitraria. Antonio Rodiles se ha vuelto un nombre muy conocido.

Antonio Rodiles además se ha vuelto un ciudadano peligroso. Si la táctica en tres semanas de detención fue ningunearlo con interrogatorios insulsos, la lectura otra es que los interrogadores andan faltos de argumentos (o de inteligencia, o de ambos), y esos mismos interrogadores-interrogatorios han confirmado al ciudadano Rodiles en la necesidad de mantener Estado de SATS y de impulsar la campaña Por otra Cuba por la ratificación de los Pactos de la ONU.

Si el caso de Rodiles no fuera suficiente para la miopía de muchos acerca de cómo andan nuestros derechos y libertades ciudadanas, me voy al otro extremo, al caso del blog La Joven Cuba, hecho por jóvenes profesores de la Universidad de Matanzas. En poco tiempo, gracias a la casi ausencia de censura en el área de los comentarios, y al abordaje ocasional de temas polémicos de la realidad nacional, el blog disfrutó de un notable crecimiento y visibilidad dentro de la blogósfera cubana. Fue una sorpresa que en la cresta de la ola, La Joven Cuba emitiera un aviso que muchos, con toda razón, interpretáramos como una despedida, y que muchos, con toda razón, interpretáramos como el efecto de la presión para cerrar un espacio “que se había pasado”

Recién, no solo se confirman mis sospechas de que las presiones fueron grandes y desde diferentes flancos, sino de que llegaron hasta el punto de que algún cabeza caliente los acusara, no solo de “pasarse”, sino de “pasarse al enemigo”. Ni la constante profesión de fe que hicieron para poder atreverse con algún asunto espinoso, los libró de las sospechas que ahora tratan de esclarecer. A diferencia de otras opiniones, no me alegro para nada del destino del blog La Joven Cuba y sus animadores, soy consecuente con algo que he dejado claro aquí y en LJC como comentarista: en el país que imagino, coexistirán diversas corrientes ideológicas antagónicas, pero no enemigas, y yo tendré familiares y amigos que votarán por candidatos diferentes al mío sin que eso conlleve a una ruptura de relaciones.

Ambos casos: Rodiles y La Joven Cuba, me confirman la falta de libertad que enferma a la sociedad cubana. Saben que no suelo hacer análisis profundos, por lo que el resto de las cavilaciones, queda por ustedes.

 

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , | 48 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.592 seguidores

%d personas les gusta esto: