Publicaciones etiquetadas con: Poder pOpular

Delegados, Diputados, votantes

mafalda_eleccionesLos partidarios del proceso electoral cubano a menudo mencionan los millones de dólares de la campaña electoral de Estados Unidos como la justificación para no permitir cualquier tipo de campaña o recaudación de fondos. Pero eso tampoco es cierto. La televisión, la radio y la prensa escrita, todos los días hablan de “los candidatos de la Patria”, de cómo votar en sendas boletas diferenciadas por el color; la foto de los susodichos con una síntesis de su trayectoria de vida –sobre todo de vida política– está visible en los principales establecimientos de cada zona de la ciudad. Los futuros diputados viajan a la zona que representarán –señal inequívoca de que no viven en ella–, visitan centros laborales, científicos, educacionales y culturales, y si el lugareño tiene suerte, los verá por primera y única vez. Todo el aparato centralizado de propaganda en función de la campaña electoral cuesta dinero, yo diría que cuesta mucho dinero, dinero que sale de los contribuyentes, esa masa amorfa llamada nuestro pueblo trabajador al que no se dan detalles de cómo se utiliza su contribución.

Se establecen los colegios especiales, los ubicados en las terminales de transporte, por ejemplo. ¿Acaso se vota allí por los candidatos que me representarán? No, se vota por los de la zona donde esté enclavado el colegio. Nada más demagógico, aunque tenga una función sicológica subsidiaria, ¿o será al revés?

En el afán de establecer un sistema electoral opuesto al burgués, los candidatos no proponen un programa. Prometen ser tremendamente leales a la Revolución, pero casi siempre resultan tremendamente ineptos para la gestión por la que serán votados. Las elecciones se han convertido en una pantomima a la que los ciudadanos concurren sin valorar el acto, con esa mezcla de miedo e indolencia convertida en filosofía popular de que “esto no hay quien lo arregle, pero tampoco quien lo tumbe”.

En otras oportunidades me he referido a que no se elige, sino que se aprueba, a la misteriosa comisión de candidatura, a la candidatura cerrada, a ese porciento de inclusión de mujeres, jóvenes, negros, y más recientemente religiosos y homosexuales, para dar una idea de diversidad, artificial e irrespetuosa con las minorías que son las primeras que no se sienten representadas.

Nos han querido hacer creer que no existe el político pagado, que nuestros legisladores no reciben salario por su trabajo cívico, pero todo el que se convierte en “cuadro profesional” no vive del aire: no solo conserva su salario anterior, sino que accede a la dieta de viaje, al carro y su cuota de gasolina, a las vacaciones en moneda nacional y otros detalles que en Cuba son prebendas y permiten dar un salto en el nivel de vida.

Reunirse dos veces al año y pretender en tres días resolver los problemas de este país que acumula problemas de una legislatura en otra, es imposible. Por muy burgués que parezca, el funcionario profesional tiene que ser eficaz porque si no cumple con las exigencias de sus votantes, puede ser destituido y hasta procesado.

La ineficiencia del Poder Popular, a veintisiete años de existencia, impone su revisión o desactivación.

 

Categorías: Política | Etiquetas: , , , , | 13 comentarios

Electoral

Solo cuando sentí ruidos inusuales al lado de mi casa, todavía sin amanecer, recordé que ayer se celebraran las elecciones para delegados del Poder Popular. El portal de la casa contigua a la mía fue habilitado como colegio para abrir desde las siete de la mañana. Sin necesidad de conocer los votos, sabía que saldría reelecta la misma delegada, que creo que va por su tercer o cuarto período. Es una madre soltera que añade esa carga adicional a su trabajo y a criar un hijo adolescente, lo que pasa es que nadie más quiere el puesto.

Las asambleas de nominación por aquí fueron meteóricas; apenas alguna demoró más en la búsqueda de un imprescindible candidato alterno. Me ha llamado la atención que además de mi barrio, en todos los lugares donde vi fotos de los candidatos, éstos eran dos, a diferencia de los primeros años donde aparecía un nutrido grupo de fotos con su correspondiente biografía política, pero, –y esto es característica nacional— ningún candidato expone un plan, esboza una tarea, despliega un programa concreto de salir electo.

Como hace años dejé de creer en el proyecto del gobierno, yo no voto. Ayer, mis vecinos de la mesa electoral nos habrán detestado un poco (¿un poco más?) porque por nuestra culpa mantuvieron el colegio abierto hasta la hora tope de cierre. Yo estoy un paso más allá de los que anulan su boleta o la dejan en blanco, pero este año, mi hijo por primera vez, tenía la edad requerida para elegir. Acaba de entrar en la Universidad como ya saben, por lo que pensé que se sentiría compulsado a votar. Se trataba de una decisión muy personal en la que no influimos. Decidió no hacerlo, pero no por las razones cívicas de mamá y papá: –Como es un derecho y no un deber, no me interesa.

En algún momento dejará esa indiferencia. Será cuando se sienta representado, o sienta que su voto puede hacer la diferencia.

 

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | 44 comentarios

Teorema


De la noticia de la delegada del Poder Popular del pueblito de Limones dando declaraciones a Radio Martí, enumero varias condiciones sin orden específico:
Muy ignorada fue esta mujer para dar declaraciones a la radio de la “mafia de Miami”
La delegada sabe que muchos cubanos sintonizan Radio Martí y  que su queja iba a ser conocida por sus conciudadanos.
La gente le ha perdido el miedo a Radio Martí.
El Director del Centro de Inmunoensayo, nacido y domiciliado en la capital, es uno de los dos diputados que representan al municipio Majibacoa en la Asamblea Nacional del Poder Popular.  Este científico debió alejarse de su laboratorio y viajar a Limones a escuchar la demanda de los vecinos que representa.
El Consejo de Estado tampoco soluciona si la demanda de los electores es desoída en su instancia superior.
El presidente de la ANPP está más versado en los males del sistema administrativo ajeno que en los del propio.
Esta delegada, agotó las gestiones y agotó la paciencia.
COROLARIO
El Poder Popular, ni tiene poder, ni es popular.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | 47 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.850 seguidores

%d personas les gusta esto: