Publicaciones etiquetadas con: probidad

Un asunto de familia

Mis hermanos me han contado que de muchachos, un día como hoy sentían pena al ser llamados por la Directora de la escuela al frente de la formación matutina. Para el Instituto Edison, era un honor tener entre sus alumnos a tres nietos del Comandante del Ejército Libertador Miguel Coyula, y hoy 23 de noviembre, fecha de su muerte, se instituyó en su honor el Día de la Probidad Ciudadana, una celebración que como tantas otras, pasó al olvido luego de 1959.
Mi padre, militante comunista de toda su vida, acató con pesar y en silencio el olvido de mi abuelo, cuyas enseñanzas y ejemplo lo hicieron el magnífico hombre que mi padre fue. Pero para la descendencia que vino detrás, incluso para los que ni siquiera nacimos antes de su muerte, ha sido un orgullo enorme tener ese ancestro.
Hace poco una amiga me preguntaba con tono afirmativo que nuestra familia era rica antes. Se sorprendió cuando le dije que no, que la gran fortuna familiar era este apellido inconfundible, tan venido a menos. La probidad en Cuba hoy es un bien raro y para nada valorado. El reconocimiento se obtiene de forma retorcida: casi nunca viene del trabajo honrado. Si antes las madres consideraban “un buen partido” a un médico, un maestro, o un abogado, hoy el corazón se les acelera cuando el prospecto es barman o taxista, y pueden saltársele las lágrimas con un italiano, aunque sea obrero de la construcción.
Existe una Contraloría, pero es impotente para vigilar la sangría constante que supone la esfera pública
Como podrán imaginar, la Probidad Ciudadana anda de capa caída, por lo que no viene mal que yo la recuerde, aunque sea como asunto familiar.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | 47 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.929 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: