Publicaciones etiquetadas con: televisión

Vacaciones

Con el calor, mi opción de verano es sentarme frente al televisor, pero no frente a la programación veraniega que no me interesa, sino para decidir qué veo pues al fin tengo un televisor de esos que son medio inteligentes.

“24” con sus trepidantes temporadas ha sido el plato de acción. Y no es que uno no sepa luego de la tercera temporada que Jack Bauer salvará el mundo una vez más apenas con la ayuda de Chloe, pero no obstante terminará jodido; es que en ese pacto tácito, estoy dispuesta a creer en Súper Bauer si está bien contado.

También de acción, Duro de matar, ¿V, VII, XII? Bruce Willis, tío putativo de Bauer, hace lo suyo en un Moscú irreconocible para quien lo dejó en la URSS.

No todo es banal. Películas como La educación siberiana o El mapa en las nubes han puesto la nota dramática. El humor ligero ha venido de la mano de Familia Moderna; muchas gracias por no poner risa enlatada y con Breaking bad, excelente humor negro, lo mejor del verano. El martillo y las cosquillas, un documental canadiense sobre el humor en la URSS y Europa del Este me hizo reír y me hizo pensar en los calcos, y que la actual sequía de buenos chistes se debe en gran medida a que muchísimos de esos chistes eran adaptación criolla de originales de allá tú me ves, allá.

Pero lo mejor ha sido la llegada de Piura, la nueva perrita de la casa. Sata, lista, cariñosa, ya es la dueña de todos. Y como todos mis perros, recogida. Es un concepto raro de vacaciones pasarme el día limpiando orines y buena parte de la noche consolando a una cachorra que no le gusta la oscuridad, pero los perreros me entienden.

Eso han sido las vacaciones. Eso y un proyecto personal muy lindo que me ha tenido de cabeza. Les pongo el enlace para no hacer este posteo más largo, por si se motivan.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

Habanidad y niuyorkitis

Poco productiva para el blog, he dedicado tiempo a hacer un curso sobre edición en Adobe CS6 con trabajo de edición incluído, interesantísimo, me leí La ciudad y los perros  (me gusta mucho más el joven Vargas Llosa que el famoso),  he puesto en orden las gavetas y los closets, y he preparado trabajos en uno de mis pasatiempos favoritos, mi violín de Ingres sin duda, pero la costura y las manualidades me encantan.  Sin internet, solo puedo traducir TeleSUR, que carga demasiado la mano en Venezuela, como si los acontecimientos más importantes sucedieran allí, debe ser por aquello de el que paga manda, y bueno, ya saben quiénes son los socios mayoritarios de la telemisora.

Ver fragmentos del reciente congreso de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) me deprimió.  Aun cuando sé que esos muchachos son elegidos por su discurso (fíjense que no digo por su ideología, pues dudo que todos digan lo que piensan), las intervenciones que vi no se referían a los estudiantes ni sus derechos, ni al ámbito universitario; todo era lucha, batalla, enemigo, campaña por la liberación de los cinco, todo con un lenguaje similar, con una gestualidad similar, hasta creo que los clonan, porque vestidos igual como estaban, no podían reflejar mejor la anodinez o anodineidad. Espero, no que cambien de ideología si son sinceros, pero sí  que traten de sacudirse la imagen de mediocridad que transmiten.

Sigo con el mundo mundano.  Disfruté el jonrón de Pestano en la final de la pelota, el sueño de cualquier jugador, un jonrón con bases llenas.  Debe habérselo dedicado a Víctor Mesa, quien lo dejara fuera del equipo nacional.  Disfruté del final del fútbol sub veinte, y disfruto de la Copa Confederaciones.  España estará en crisis, pero su fútbol está de lujo.

Qué más?,  Me acuesto los martes de madrugada por culpa de Dirty sexy money.  Es curioso cómo el discurso político anda por un lado, y la televisión rellena con series pirateadas que dicen lo contrario.  Y lo dicen mejor.  Si le ponemos  meta análisis a la serie, podríamos decir que es una crítica ácida  a la decadencia social por culpa del dinero y el poder, pero hay que ponerse muy profundo, porque lo que vemos es una trama trepidante, bien actuada, mejor ambientada, con el aditivo en mi caso de ser en Nueva York, que como digo, si los musulmanes alguna vez en su vida tienen que ir a La Meca, yo tengo que ir alguna vez al MoMA, pasar por la puerta del Met, comerme un perro caliente en Central Park, y hacerme las correspondientes fotos del turista en el Flatiron, el Crysler y Times Square.  Mientras, conjuro mi niuyorkitis con enlatados enemigos.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , | 16 comentarios

Calificativos insuficientes

Presentadora Aleanys Jáuregui

Presentadora Aleanys Jáuregui

La televisión cubana no se caracteriza por la calidad de su programación de factura nacional, por eso mismo, reviso en la cartelera las películas por si me interesan. Lo único que sigo son series pirateadas: Anatomía de Grey, Suts y Dirty Sexy Money; esta última, a pesar de su horario en la madrugada. Pero a veces, por casualidad, por pura casualidad, tropiezo con programas producidos por la tv cubana, que produce poco, malo y demorado y por suerte rellena con enlatados. En fatal casualidad he visto algunas escenas de una cosa horrible llamada Santa María del no-sé-qué que se pasa en el horario de la telenovela; pero el otro día soporté con estoicismo digno de mejor causa un programa ¿humorístico? hecho por mujeres. Concursaban, y un jurado muy condescendiente, levantaba cartulinas con su calificación. Mal gusto, vulgaridad, falta de gracia, ausencia de originalidad; y dando ejemplo de lo anterior, la conductora del programa. En la Federación de Mujeres Cubanas y la UNEAC, instituciones que se preocupan indistintamente por la integridad femenina y por la elevación de los valores culturales, no deben haber visto Más Mujeres (con el signo de más que no encuentro en el teclado), ese engendro de más para el que no encuentro suficientes calificativos en el teclado.

Categorías: Cultura | Etiquetas: , , , | 1 comentario

Programas

guerra fría

Mientras en casa de mi insospechable vecino Tomás, el DVD se recalienta con el programa Pequeño Gigante, (la tv latina puede ser tan mala como la del ICRT), y otros se anestesian con la telenovela brasileña (dicen que la cubana de turno es peor que la peor de las mexicanas); yo le hago un peeling a mis neuronas (por el aquello del primo, ya saben) con los capítulos de La Guerra Fría, producidos por Ted Turner. La serie me tiene enganchada con tanta información novedosa para mí sobre esa etapa de la historia reciente. Hasta mi hijo se ha contagiado, y claro, hace un montón de preguntas.

Los cubanos seguimos en la inercia de esa etapa, o si no, ¿díganme si el caso de Alan Gross no parece un capítulo escapado de la serie de Ted Turner?

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 6 comentarios

Complicidades y modelos

Hace unos meses apenas, los espacios cinematográficos de la televisión casi siempre me parecían contestatarios.  Vi claves de complicidad en donde la pureza ideológica se cuida con más celo.  Recuerdo un largometraje a partir de la correspondencia  de Dalton Trumbo.  Quedé muy impresionada por las afinidades del Macarthismo con nuestra situación actual.  Otro sobre los últimos días de Franco, otro con una metáfora muy a lo 1984.  Alguien pensó lo mismo que yo, o era muy evidente.  En la actualidad las películas del sábado por la noche son unos bodrios, las de la Tanda del Domingo son bobaliconas, Sara Montiel y María Félix triunfan en la pantalla chica; hay que cazar buen cine de entretenimiento en el tv, porque para ver a Kim Ki Duk  o a David Lynch me voy al ICAIC y lo disfruto en pantalla enorme y con sonido envolvente.  L a televisión,  esa caja malvada a la que tanto miedo tenían los forjadores del hombre nuevo, pareciera que ha terminado controlada para jugar  en ventaja.  Pero no hay que exagerar.  Los bancos de películas, los cientos de vendedores de discos quemados: series, programas de entretenimiento, musicales, la Serie Mundial de béisbol, lo que pidas.  Y están las conexiones clandestinas a la televisión satelital. La gente en la calle es más precisa para comentar Esta noche tonight que la Mesa Redonda.  El hombre más culto del mundo es fan a la tele importada, así sea de dudosa calidad.  Allí están sus modelos y sus aspiraciones, ¿Qué se le va a hacer? El pueblo se distrae mientras el gobierno, ¿gobierna?

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.871 seguidores

%d personas les gusta esto: