Publicaciones etiquetadas con: trabajo privado

Mucha adrenalina

imagesMi barrio, un tranquilo residencial antes del proceso de actualización del modelo, ha sido objeto de una transformación comercial notable. En poco menos de cuatro manzanas, descontando las cafeterías económicas, se puede encontrar un restorán de comida india, otro de comida criolla, otro de comida china y otro de comida internacional; tres billares, una escuela de inglés, tres gimnasios, el mejor (y más caro), de nueva creación. No me alejo más para no incluir una tienda simpatiquísima, una panadería y un spa, pero recién han inaugurado, más cerca de lo que me queda el Acapulco, un cine 3D, y como parte de celebrar el cumpleaños veinte del Rafa este pasado fin de semana, fuimos a Adrenalina a ver Guerra Mundial Z.

La película es olvidable, a pesar de Brad Pitt y del 3D. Lo que me impresionó fue el cine. Ubicado en el amplísimo sótano de la casa que fuera de Mariano Rodríguez, el antiguo estudio del pintor alberga una sala con cómodas butacas para veinte personas dispuestas en gradas, pantalla de cuatro metros, sonido envolvente, aire acondicionado, y una salita VIP para seis personas con una pantalla de aproximadamente un metro.

El vestíbulo sobrio y con buen gusto. Sobre el mostrador donde próximamente habrá venta de fiambres, una foto del pintor con sus queridos perros satos. Por el momento, solo venden rositas de maíz y refrescos, no incluidos en el precio del cine; nada de alcohol porque la licencia para ese negocio es algo de entretenimiento infantil.

Ya vi el 3D y la verdad, puedo seguir sin él, porque no pienso volver a pagar tres CUCs por una entrada. Está muy bien por los negocios, en definitiva los propietarios y trabajadores surgidos al calor de la actualización se benefician de la pujante clase media, burguesía o como quieran llamarle que compone la mayor parte de la clientela de estos lugares. Y quién sabe qué pasará con estos clientes y con estos incipientes empresarios privados: ahora tienen dinero, mañana a lo mejor también quieren democracia.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 4 comentarios

Una idea Purita

chimeneaCuando me parece que la mediocridad ganará la batalla en este paisito nuestro, hay cosas que me alegran el día.  Pasé la semana pasada por una cafetería particular frente al hospital Clínico Quirúrgico de Avenida 26 y vi que vendían romero, orégano, albahaca y apio deshidratados de la marca Purita.  Pregunté por el ajo, que era lo que conocía, la empleada me dijo que siempre se acababa temprano.  Compré un paquete de apio y con ese olor remanente que me encanta, el sábado me fui a donde procesan las especias.

En San Mariano entre Párraga y Poey, en la  Víbora, la inusual chimenea y los colores chillones de la casa sirven como referente inequívoco.  Ya había estado otra vez, pero no pude ver a los jóvenes cuentapropistas.  Esta vez tuve suerte.  Boris Albrecht Zaldívar, ingeniero mecánico de 26 años es uno de los papás de esta criatura y el titular de la licencia de elaborador-vendedor de alimentos ligeros.

Boris me cuenta de la conversación con Carlitos (MCs. Carlos Fdez-Aballí Altamirano), de la que salió la idea de lo que hoy puede considerarse un negocio de éxito a pesar de estar todavía con los números en rojo.  Sin saber de ajo,ni deshidratación, sin existir estudio de factibilidad o de mercado, decidieron, y después experimentaron.  Una conjunción de necesidad económica y talento los llevó a febriles experimentos de los cuales salió el diseño de las máquinas que  llevaron a un amigo con un taller.  Quedaron  feas, pero funcionales.  Estos ingenieros además tuvieron en cuenta el gasto energético y la contaminación.  Por el camino se enteraron de que el negocio que pretendían impulsar se consideraba “científicamente” no rentable por bajo rendimiento, dificultad  que en la práctica ellos han superado. Hicieron sus estudios de factibilidad y mercado, y claro, no había nada en ese nicho.  Las especias en Cuba en su enorme mayoría son importadas.

Producir es una cosa, vender es otra. Como sus productos son de calidad, pudieron firmar contrato con hoteles, la venta minorista es en lugares como esta cafetería que mencionaba al principio, aunque el lugar indicado sea el agromercado, y ?por qué no?, las tiendas en divisas.

Con la experiencia de Carlos y Boris por haber tenido una cooperativa en España para la construcción de módulos de vivienda a partir de un núcleo-semilla (naufragada por lejanía de los gestores), Purita, con Alexander y Fidel como vendedores mayorista y minorista respectivamente, Erlin de operario, además de Boris y Carlos,  ahora se apunta a las cooperativas nacionales con el Ministerio de la Industria Alimenticia.  Esperan con ello recibir créditos del banco, rentar un local industrial y ampliar la producción.  Boris piensa en grande, no en término de cifras, sino con el pragmatismo de su inteligencia científico-técnica.

En la despedida me sorprende: conoce mi apellido (que no mencioné), conoce mi blog, y me dice un poco socarronamente: eres periodista independiente.  Le aclaro que escribir un blog no lo paga nadie, y hubiéramos iniciado otra larga y jugosa conversación de no amenazar un aguacero inmenso.  LLevarle este posteo es una buena excusa para retomar donde nos quedamos.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , | 6 comentarios

La guerra de los mundos

guerra-mundos

Libre empresa es un término que no se menciona en el nuevo proceso de “actualización del modelo”, pero a “los factores” solo hay que darles un filito para construir su socialismo propio ya que el frankenstein de socialismo que según dicen se está construyendo en Cuba, parece demorar. Hay algunos recién empresarios que van en serio.

El cine en tercera dimensión ha aparecido, con unos precios que pareciera que no van a encontrar clientela, pero sí; una ciudad de dos millones de habitantes tiene varios cientos de felices ciudadanos que no necesitan contabilizar gastos a fin de mes.

Preguntando por la dirección de un amigo, me indicaron una puerta al fondo de una agradable terraza acondicionada como bar de tapas. Traspasar aquella puerta fue como entrar en un mundo paralelo. El local está montado con las mejores condiciones, incluso en un detalle “pacotillero”, el menú y la cuenta los presentan en iPad. Total, el iPad al llegar a la caja tiene que ser transcrito porque la tecnología no llega hasta ahí, pero el efecto sobre el cliente es demoledor.

Una popular cafetería hizo pegatinas para los automóviles; el que volviera con la pegatina en el parabrisas, recibía un descuento. Dichas pegatinas según me han dicho se mandaron a retirar pues no permiten publicidad para establecimientos particulares. Por decisión propia o con el conocimiento de lo que le había pasado a los de la cafetería, algún avispado se hizo de un altoparlante y hace publicidad desde un almendrón impecable, ¿de qué?, de exhibiciones de cine en 3D con matinée en tarifa reducida para el cine infantil. Así que a los del iPad les ha salido competencia.

El invento, “la lucha”, la iniciativa hasta ahora proscrita. Ese es el verdadero mundo paralelo.

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , | 5 comentarios

Capitalismo salvaje

Taxis desde el Hotel Cohiba. Foto de Internet

Para aquellos que duden que aquí las cosas se van a poner peor, les anuncio que los primeros en instaurar el modelo chino son algunos en el emergente sector privado. Obligados a pagar altos impuestos por la licencia, más el salario y las prestaciones de los empleados, aprietan al de abajo. Empleados sin salario fijo, cobran un % de la facturación. De esa forma el neo empresario nunca pierde, al que no le guste, puede irse y siempre habrá otro desesperado.

Para mi asombro, cuando ya pensaba que el posteo estaba, supe que en el sector estatal también hay algo muy parecido. En los nuevos taxis que ruedan por la ciudad, identificables por su blanco y amarillo, los choferes deben tributar diariamente una cantidad fija, además de correr con los gastos de mantenimiento y combustible; de incumplir más de dos veces dicha entrega, el taxi es entregado a otro chofer de una larga lista de espera.

Leyes no escritas del nuevo escenario laboral, ausencia de un sindicato que vele por los intereses del menos favorecido, me hacen recordar que, hace muchos años, se dijo que se hacía una revolución porque no sucedieran cosas como éstas.

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , | 45 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.929 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: