Publicaciones etiquetadas con: twitter

El medio y el fin

Mucho se ha escrito sobre Zunzuneo, y Piramideo y no me voy a hacer la analista. Mi reflexión es simple, ¿Podría un envío masivo de mensajes a través de Twitter subvertir gobiernos como los de Gran Bretaña, Canadá, Francia, Australia, Suecia, Costa Rica? Más allá de las conocidas protestas del 15-M en España, del movimiento estudiantil en Chile o del Ocuppy Wall Street en las mismísimas entrañas del monstruo, las redes sociales han movilizado, probablemente hayan puesto a pensar a los políticos, pero no tumbaron gobiernos.

¿Dónde se vuelve peligrosa esta manera de concertar? En países donde la mala economía o la falta de libertades, o ambas, crean las condiciones. La primavera árabe es el referente más conocido. El disgusto del gobierno cubano no es por la supuesta violación de la privacidad telefónica de sus ciudadanos (eso sería un chiste colosal), sino precisamente porque el gobierno conoce muy bien la opinión expresa o soterrada de muchos de sus ciudadanos sobre la mala economía o la falta de libertades, o ambas, y lo que menos le interesa es que un grupo significativo de ellos pueda organizarse por esa vía.

Y también, digo yo, está poniendo el parche previo a la salida del anunciado proyecto de Yoani Sánchez, ese “medio” que podría poner en sintonía el sentir de los ciudadanos ante la mala economía, la falta de libertades, o ambas.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , | 1 Comentario

Pre-mortem

imagen de mundodesubikado.blogspot.com

imagen de mundodesubikado.blogspot.com

(luego de ver una reunión de blogueros cubanos en CUNY)

Aclaro lo de pre-mortem, porque con eso del  congreso espiritista por acá, no vayan a creer que es mi ectoplasma quien habla por mí.  Y lo de post-mortem, no me lo creo, el único post a que doy crédito es al que sale de mi teclado.

La necesidad catártica de opinar, en un principio me hizo escribir de manera sostenida a un ritmo de dos, tres y hasta cuatro posteos semanales. Opinaba sobre todo, y de manera consciente, aunque difusa, fijaba una posición, que no necesariamente tenía que estar alineada con la de nadie, por lo que tuve (tengo) afinidades y desencuentros con amigos y desconocidos, funcionarios y disidentes.

Cuando la embriagadora sensación de libertad que significa opinar o conectarme a internet dejó de producirme ansiedad con insomnio, bajé la cresta de esa ola con el deseo de comparar opiniones con personas reales, tuvieran o no (mejor) igual forma de pensar que yo. Los leyentes con antigüedad recordarán las opiniones en forma de posteo que dediqué al blog La Joven Cuba, una experiencia que más de una vez me hizo “ponerme seria” y me llevó a la Historia, su hermana la Filosofía y su sobrina la Ética. Dejé de comentar allí luego de darme cuenta de que a los jóvenes matanceros no les interesaba  el intercambio puertas adentro con una posición diferente.

Luego de quejarme y sugerir reglas de comportamiento; sin querer usar la censura, sin poder usar la moderación, y sin poder interactuar con los opinantes, dejé de tener expectativas sobre el área de los comentarios del blog como un espacio para el debate.

Creí encontrar en Estado de Sats ese espacio físico, pero al ser la nuestra una sociedad donde la libertad de expresión está tan coartada, Sats demostró ser lo suficientemente transgresor como para merecer la presilla (¿prohibición?) para cualquiera con filiación gubernamental. En Jueves de Temas se identifican corrientes de opinión, personas comprometidas con el futuro de Cuba, pero la selección del panel, el tener que pedir la palabra antes de escuchar a los invitados y las dos horas en que transcurre dejan cualquier posibilidad de debate “caliente” fuera.

Igual no suelo ser una buena expositora, por eso regreso al blog. También uso Twitter, esa herramienta tan valiosa en nuestra incomunicación, solo que trato de suplir el qué estás haciendo ahora por el qué está pasando ahora.

Me siento tan cómoda con mi blog que me visualizo más vieja (es decir, viejita) escribiendo de recetas de cocina o de los nietos, aunque será difícil que no escriba sobre todo –sobre todo– para hablar de los males del gobierno de turno.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , , | 4 comentarios

La técnica es la técnica

La frase, atribuida en Cuba lo mismo a Stevenson que a Savón , los grandes súper completos del boxeo cubano es mi brújula, mi alfa-omega, mi realidad real desde que lidio con aparatos, programas, plataformas, todo para convertirme en una alfabetizada tecnológica que lucha por alcanzar el sexto grado.

Cada vez que me enfrento a una novedad –en este terreno las hay todos los días, y yo por mi parte descubro el agua tibia también a diario–, mi primera reacción es aturdimiento. No entiendo nada, si me lo explican lo olvido inmediatamente, temo hacer algo por mi cuenta y causar un estropicio. En la terapia para sobreponerme al complejo de inferioridad, me he vuelto estudiosa de manuales, visualizadora de videos demostrativos, no hay librito de instrucciones que no registre hasta con lupa para leer lo que ponen en Arial de seis puntos. Es una ironía, porque con esta aureola de conocimientos, gente más joven acude a mí en busca de ayuda, lo cual me produce un cosquilleo de inseguridad: perder el respeto de los que pretendo ayudar, y enfrentarme con mi propia ignorancia y afectarlos.

Cuando creo que ya, que ahora sí; el viernes pasado, me aparece un doble desafío: estrenaba móvil y además tenía que activar el MMS para conectar mi cuenta Twitter con TwitPic, la aplicación para imágenes. Gasté una tarjeta de 10 CUC y algo más (cada MMS cuesta 2, 30 CUC), y hubiera seguido de no recibir un sms muy simpático, que no sé de quién fue: Felicidades, Please, no lo intentes más con Twipic que sirvió las tres veces la misma foto.

Así entre el orgullo y la vergüenza transcurre mi aprendizaje. No digo yo si la técnica es la técnica.

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 7 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.617 seguidores

%d personas les gusta esto: