Publicaciones etiquetadas con: Virgilio Piñera

Virgilismos

He estado leyendo mucho a Virgilio Piñera en este año de su centenario, y hasta he escrito un par de trabajos sobre él. Pero Virgilio “se hubiera dado banquete” con el absurdo nacional. Tenemos atisbos a través de bolas y chismes, y también, a través de Granma, que a pesar de la selección con pinzas de sus trabajos y de las cartas que reciben, nos ha regalado este cuento Virgiliano que adorna la sección de Cartas a la Dirección del pasado viernes.

Siguen los desconocidos inscritos en mi casa

Ante todo, mi sincero agradecimiento por haber publicado mi carta el pasado 3 de agosto del 2012. En esa carta denunciaba mi situación al tener inscritos en mi casa a dos personas que nunca han vivido en mi casa, al tiempo que aparecen como “transitorias” en casa de su madre, con la cual han vivido desde su nacimiento.

A raíz de la publicación de mi carta. Inspectores del Minint comprobaron la veracidad de mi reclamo, pero nada ha pasado. La Fiscalía después de manifestar que estoy en un “limbo legal”, me ha dejado sumido en el mismo.

La orden que tiene el CIRP –Carné de Identidad—de que solo da baja a petición voluntaria y expresa de la persona involucrada, equivale a mi juicio, a plantear que los ladrones solo serán apresados si se presentan voluntariamente en las unidades de la PNR. Cuando una persona actúa de mala fe, como es el caso de los inscritos en mi casa, desde luego que no van a darse baja de manera espontánea.

Es realmente inconcebible que un caso tan sencillo y evidente no haya encontrado solución después de dos años de gestiones a todos los niveles.

A. Marín Rodríguez

Luego de cosas así, y como un homenaje, podríamos reformular eso que dicen de, Si Kafka hubiera sido cubano, habría escrito costumbrismo, y decir: Si Kafka hubiera sido cubano, habría escrito Virgilismos.

 

Categorías: Cultura, Sociedad | Etiquetas: , , | 11 comentarios

Incultas voraces

–¿Ustedes conocen La carne de René?

– No, yo nací en el 90 y ya no había ni carne rusa.

–¿Tu no querrás decir la carne de res?

–¡Qué “incurtas”! Se trata de una novela, ¡Brutas!

–¡Ay!, ¡Pero a mí me han dicho que la carne de res es riquísima!

Fueron tres muchachas en la cola para tomar helado en Coppelia.  Cortesía de un amigo que captó “el momento”.  Mi amigo no sabe que escribo un blog. Bueno, mi amigo no sabe ni qué es un blog.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | 8 comentarios

LML en LJC (18)

Para Harold por su trabajo sobre los intelectuales

A los intelectuales, entendidos también más allá de la creación artística, se les ha mantenido apartados desde temprano y apartados continúan, según lo veo. Quisiera detenerme en la intelectualidad artística por el peso, por la influencia social que conlleva y porque la condición innata del artista es crítica, al fin y al cabo, ser críticos con la realidad es su trabajo (la cita es tuya). La famosa frase de las palabras a los intelectuales puso corsé a la creación. Eso, y experiencias posteriores: Ostracismo de importantes creadores como Lezama y Piñera, parametración y UMAP, el poderoso alias Leopoldo Ávila desde la revista Verde Olivo, las fricciones con el movimiento de artistas plásticos en los ochenta. Todavía más recientemente en un episodio inusual conocido como “la guerrita de los imeil”, la decisión gubernamental fue dar por terminado aquel febril intercambio que se salió del cauce para entrar en cuestionamientos a la política cultural. Seguro se me escapan ejemplos en el cine y otras manifestaciones.

En Cuba el arte es subvencionado por el Estado, por lo que el artista se siente protegido, eso impone un compromiso subjetivo, pero compromiso al fin, de no morder la mano que te alimenta. Por otra parte, el artista que abandona esa posición es visto como traidor o “confundido”. Los proyectos artísticos independientes son vistos con sospecha a priori, muchas veces sus gestores han tomado el camino del exilio; otras abjuran de sus proyectos y en otros casos se vuelven inocuos, siendo asimilados por la cultura oficial.

Todo lo anterior crea un reflejo. Muchos abrazan el arte sin compromiso, un arte acrítico y “bonito”, políticamente correcto.

Que los políticos no utilicen los Tanques pensantes, habla de divorcio y de sospecha, además de la ineptitud que trae escoger para los cargos por la fidelidad política y no por la capacidad.

El artista y el intelectual son vistos con reserva por los funcionarios porque en su mayoría no los entienden; menospreciarlos es la manera de ocultar la ignorancia.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.830 seguidores

%d personas les gusta esto: