Días de perro

Los amantes de los animales no estamos preparados para la consulta de la Clínica Veterinaria.  He tenido que ir todos los días desde el jueves pasado que a mi perra la atacó una pitbull y la ha dejado, pobrecita, llena de costurones que hay que curarle diariamente para evitar la infección, y tiene que inyectarse el antibiótico de tercera generación que conseguí por mi cuenta, porque el veterinario me llamó aparte y me aseguró que con la penicilina no resolvería.  Tari ya está fuera de peligro de muerte, pero el peligro de infección no ha desaparecido.  Esa ha sido la razón de mi silencio de estos días.

La consulta es un lugar sucio y horrible donde he tenido que estar espantando pulgas y hasta una garrapata trepadora.  En contraste, los veterinarios y técnicos hacen una labor estoica, sin condiciones, sin los medicamentos adecuados, con la consulta siempre atestada, por salvar a las mascotas que llegan, generalmente, en situación extrema.  He visto desde un vistoso collie llegar en un vistoso auto dentro de un vistoso canil, hasta el humilde sato de un viejito jubilado en una jaba, y he visto a esos especialistas trabajar con igual interés en cada caso.  Si yo no estuviera tan “choqueada” hubiera sacado fotos muy simpáticas o tremendas, según el caso, de animales y dueños.

El lunes deben retirarle los puntos a Tari; luego de eso, espero alejarme de ese lugar con una mezcla de agradecimiento y asco.

Categorías: Sociedad | 13 comentarios

Navegador de artículos

13 pensamientos en “Días de perro

  1. Espero que Tari se reponga completamente. Hace años tuvimos un gato al cual le pasó lo mismo y también estuvo varios días hospitalizado. En cuanto a las condiciones de la consulta veterinaria, qué podemos esperar para las pobres mascotas si los hospitales de humanos están como están…

  2. sergito

    q se mejore la perrita…, pero caballero…, suave…, jajajaja, que cualquier tema sirve pa descargar contra las momias!!!!!, por dios…, que tampoco acáa afuera es sencillo tener un perro…, vas a un veterinario y te parten la vida a la hora de pagar…, entre seguros, chips, vitaminas, comida…, vamos…, mejor tienes un hijo…, que te pueden dar ayudas por él…, jajajajajajajaja´
    Además…, de qué se asombran???, tanto gato y perro y tiñosa que se ha comido en las últimas décadas EN CUBA…., ahí tienen ustedes lo que digo sobre la memoria del cubano…, ya olvidaron que hace sólo algunos años un gatico joven pasaba por un conejo riquísimo pal almuerzo del domingo…, jajajajajaja…., insisto…, que se cure la perrita tari…., eh!!!, por cierto, tiene algo que ver el nombre con el muñequito “EL PAJARITO TARI”?????, GENIAL!!!!!!
    PD: LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA ESTE PROBLEMA DE LOS ANIMALES CUBANOS ES LA ANEXIÓOOOOOOOOOÓN!!!!!!!!, CUBANOS!!!, NO LO HAGAN POR USTEDES…, QUE OBVIAMENTE EN TAN BAJA ESTIMA Y RESPETO SE TIENEN A USTEDES MISMOS…., HÁGANLO POR TARI!, POR GUASO, POR CARBURO, POR EL CAPITÁN PLIN, POR COTI, POR PALMICHE y su novia “la peliroja”, POR LA VACA LOLA…, por el ELEFANTICO PREGUNTÓN…., POR TODOS ELLOS…, ANEXIÓN A CANADÁAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!! YAAAAAAAAAAAAAAAAAAA, JAAAAAAAAJAJAJAJAJA

  3. sergito

    AH!!!!, PERDÓN…, SE ME QUEDABA VINAGRITO…..
    POR ELLOS…, ANEXIÓN A CANADÁ YA!!!!!!!

  4. Lo tienen en una “Consulta” peor que la de Tari :

    Mirta Álvarez Bestard, de 58 años, residente en Jiguaní, provincia de Granma, es la madre de Andrés Carrión Álvarez, el joven que gritó “abajo el comunismo y libertad”, minutos antes de la misa papal en la plaza Antonio Maceo. Carrión permanece arrestado en la sede de la Seguridad del Estado en Santiago de Cuba.

    ¿Cómo está su hijo? ¿Qué situación tiene? Tengo entendido que ha podido verlo…

    Lo vi desesperado, porque está allí, lo tienen allí, ya tú sabes, pasando frío, no le dan sábanas, una sola, no le permiten pasar a otra sala y la medida cautelar parece que la tenían retenida porque no nos informaron que teníamos que recogerla. Entonces, nosotros la exigimos y nos la dieron. Hasta ahora, yo no he podido conseguir un buen abogado. Estoy desesperada porque temo por su vida. Si a él lo acusan por un desorden público, no hay razón para que esté allí encerrado. No sé qué hacer, pido que me lo ayuden. Me he puesto fuerte, he podido luchar con esto para poder darle fuerza a mi hijo.

    ¿Ha podido hablar del caso? ¿Su hijo le expresó algún tipo de inquietud al respecto?

    (Tuvimos) 15 minutos para todo. Tres nada más que dejan entrar: madre, hermana, y cuando entra la madre, no entra el padre, y no se puede hablar nada con él. Nada más que saludarlo y hablar boberías, no dejan hablar nada de lo que sucedió.

    ¿Quién no deja hablar del caso? ¿El instructor o la persona que está ahí presente durante la visita?

    Los que están allí cuidándolo, el instructor que está allí en la visita, parado. Lo estamos viendo, hay uno allí con él. Nos prohibió hablar del caso porque si no, nos quitaban la visita.

    ¿Cómo ve a su hijo de salud?

    Aparentemente se ve bien, pero de su salud mental lo veo un poco desesperado, traumatizado. Porque, imagínate, estar encerrado allí, sin saber nada, no es fácil. Está como incomunicado, porque nada más que el viernes lo vimos 15 minutos, y ya. Y yo no sé lo que está pasando con él allá adentro, porque nadie te orienta, ni te dicen nada.

    ¿Usted teme por la salud mental de su hijo?

    Por su vida, por su salud mental, por todo, porque yo no sé lo que hacen allí. No sé, yo me imagino cosas feas, pero no sé nada. ¿Comprende?

    ¿Observa algún gesto, movimiento o comportamiento extraño en su hijo?

    Yo como madre creo que sí, pero que no puede decirme. Noté algo que quiere decir y no puede. Lo veo desesperado.

    Hábleme un poco de su hijo, ¿quién es Andrés Carrión Álvarez?

    Estudió seis años una carrera muy bonita, y entonces se graduó con título de oro. Pero eso no le ha servido de nada aquí. Es un hombre honesto, tranquilo, no tiene antecedentes penales. Sin embargo, en la medida cautelar le pusieron que le constan antecedentes penales, y yo entonces le reclamé eso. El abogado que encontremos va a ver eso, porque él no tiene antecedentes penales.

    Y estaba desempleado, ¿a qué se dedicaba, qué hacía?

    Sí, porque con la reducción de plantilla esta, tú sabes, él quedaba fuera y pidió la baja.

    ¿A qué se dedicaba entonces?

    A tirar fotos, fotógrafo, aparte de eso.

    ¿Usted sabía que su hijo iba a ir a la misa del Papa en Santiago de Cuba y que tenía pensado hacer esto? ¿Él compartió la idea con usted?

    Para nada, para nada. Fue algo que me sorprendió, y todavía estoy sorprendida. Me sorprendió que hiciera eso porque es una persona tan tranquila…

    ¿Cómo se entera usted de que su hijo está detenido y de todo lo que sucedió en la plaza Antonio Maceo?

    Me entero cuando ya ha pasado más de una semana, porque yo vivo en Jiguaní. Mi hija llama por teléfono a casa de mi hermana, y entonces me lo comunican. Yo soy su madre, y tengo que ver cómo saco a mi hijo.

    ¿La familia no encuentra a nadie que quiera defenderlo, un abogado, que represente a su hijo?

    Estamos buscando un abogado para que lo defienda. Pero, sobre todo, cuando le decimos de qué se trata, dicen que no, que tienen mucho trabajo. Otros, que están de vacaciones. Ninguno quiere, no tengo respuesta.

    ¿Ya vio el video donde aparece su hijo en la plaza Antonio Maceo?

    No, me lo contaron. Yo no quiero verlo, no quiero verlo. Dicen que eso es terrible, no quiero verlo. Me lo golpearon, dicen que lo golpearon. La Cruz Roja lo golpeó, y ellos le echan la culpa ahora al pueblo. No fue el pueblo.

    La petición suya es que ayuden a Andrés Carrión Álvarez…

    Que me lo ayuden, que me lo ayuden, y que si hay manera de sacarlo, que lo saquen, por favor.

    ¿Usted está pidiendo que a Andrés lo saquen, que aboguen porque salga del país?

    Sí.

    ¿Por qué?

    Porque creo que sería lo mejor para él, después de esto que está sucediendo. Si se queda aquí, acaban con él. Temo por la vida de mi hijo. Por favor, que me lo ayuden.

    ¿Se ha personado usted, o algún miembro de la familia, en el Arzobispado de Santiago de Cuba para pedir ayuda?

    La verdad, no he ido a la Iglesia. Sí tengo mi fe, soy creyente, pero no he ido. He pedido mucho y no duermo orando, pidiendo, pidiendo para que no le pase nada a mi hijo. Pidiéndole a Dios que no le pase nada.

  5. Que se mejore.
    No sé qué tienen esos pitbulls!!! Yo digo que son como de gente acomplejá… que necesitan hacer demostración de fuerza.
    Nuestro perro suele escaparse por las tardes a dar una vuelta y también fue atacado por un pitbull que ya había atacado a otros perros. Lo mordió en el cuello y le arrancó un diente. Hubo que ingresarlo.
    El pobrecito, quedó como traumatizado.

    Saludos

    • napo6137

      Según los chismes, los pitbulls son un producto del sistema carcelario americano, creado específicamente para cuidar presos de altísima peligrosidad y se caracterizan por tener un temperamento impredecible. Luego fueron adoptados por las pandillas de latinos en Los Angeles. En algunas regiones de Canadá está prohibida su cría y su tenencia en zonas urbanas después de incidentes en los que personas han resultado muertas.

  6. Si los hospitales para humanos son un desastre, no me hago idea de como serán esas clínicas veterinarias.

    • jajja… consuélate de pensar que generalmente se dedican a atender a animales quienes verdaderamente los aman.

      Mucha gente en Cuba estudio Medicina en una etapa por tener un salario bueno, en otra por salir a misiones, en otra porque era fácil de agarrrar. Pero veterinaria, creo que fue una carrera que se salvó de las metas socialistas.

      Sería bueno permitir que se pusiera consultas particulares de veterinaria.

      • La veteriniaria según tengo entendido fue siempre una carrera priorizada pero con muy escaso desarrollo y recursos.

  7. Regina, ¿todavía existe en Cuba el carrito de “zoonosis”?

    Recuerdo que venían cazando perros y gatos callejeros, los enjaulaban y se los llevaban. Un día me dijeron que los “mandaban a dormir” en una tina de agua con electricidad… Nunca pude creer que fuera cierto.

    Una amiga alimentaba un perrito de la calle. No tenía espacio en su apartamento. Un día el camión de zoonosis se lo llevó, a pesar de que estaba limpiecito y bien alimentado. Ella siguió al camión y pidió que le devolvieran al perro. Tuvo que pagar por sacarlo y además comprarles (a ellos) las vacunas. Como 50 pesos me dijo que le había costado salvarlo de la tina.

  8. Jadiel ferro

    Que se mejore su perrita Regina,y muchos saludos para usted ,siga escribiendo que es muy buena y talentosa en cualquier tema.

  9. napo6137

    Hola Regi, espero se recupere “tu niña” bien pronto y puedas relajarte un poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: