Un reducto de la Potencia Médica

La frase fue espontánea: El Hospital Hermanos Ameijeiras es de los últimos reductos de la Potencia Médica.  Tengo  a mi marido ingresado allí y voy todos los días.  A diferencia de otros hospitales,  no hay que llevar una mudanza que incluye la ropa de cama, ventilador, bombillo, efectos de limpieza y por supuesto, la comida; apenas un cubo para el que prefiera bañarse con agua caliente.  El edificio está limpio y climatizado, los cuartos cuentan con televisión y teléfono, el personal es amable, los médicos allí parecen médicos de verdad con batas de manga larga y corbata.  La comida no es muy variada, pero es decente y se sirve en platos de loza, no en las infames bandejas de lata.  El funcionamiento no es mejor por la insuficiencia de los elevadores en servicio, grave en un hospital vertical de 25 pisos, pero esto es apenas un lunar luego de tantas bondades.

Pues sí, lo que debía ser norma es la excepción.  No me refiero al televisor ni al teléfono.  Ni siquiera al aire acondicionado.

About these ads
Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , | 8 comentarios

Navegador de artículos

8 pensamientos en “Un reducto de la Potencia Médica

  1. Es aceptable, Regina, pero los alrededores parecen de la India, con las ventas ambulantes y la insalubridad. Mi madre murió de cáncer y estuvo ingresada allí los últimos días. Vi pasar tubos de ensayo con muestras de sangre por el vestíbulo. Siempre uno está dispuesto a perdonar nimiedades cuando existe la buena voluntad. El Ameijeiras iba a ser un banco -no precisamente de sangre- y terminó siendo hospital, por eso la altura. Tengo el desagradable recuerdo de esperar casi media hora por un ascensor, con mi madre en una silla de ruedas sustraída con buena voluntad de otro hospital para el traslado desde casa. Es una suerte estar ingresado allí, sin embargo, como bien dices. Saludos.

  2. Recuerda que Fidel siempre hizo una vitrina para cada cosa y así poder llevar a los visitantes extranjeros y decirles que los demas son iguales a lo que han visto.

  3. Buena suerte, Regina. Espero que el hospital te va bien para ti.

  4. Lo de potencia medica es como lo de, invicto comandante en jefe. Como no ha de estar invicto si no ha sostenido un solo combate,su victoria ha sido la de permanecer,sin importar que la nacion se hunda. Potencia solo para graduar galenos y luego exportarlos pero,los servicios que siempre se le han brindado a la poblacion han sido en extremo deficientes,y no hablo de ahora o de despues del derrumbe del “campo socialista”. En 1980 se suponia que debiamos entender que la “revolucion” era aun muy joven y en 1990 -cuando lo de 31 y que aguante(digo,31 y pa’lante)- debiamos entender que nuestro soporte vital se habia derrumbado pero,siempre recurriendo a explicaciones no entendibles acerca del desastre. Usando el viejo truco de: les quito 10,la gente grita,les devuelvo 2 y la gente aplaude sonriente con el consuelo tonto de que,algo es mejor que nada……………..Saludos

  5. José Carlos Carmona Toledano

    Querida Regina:

    Después de algunos silencios,2 artículos consecutivos (ayer y hoy),deberían ser una “buena señal”. Sin embargo,saber que Rafael Alcides está ingresado y que lo visitas a diario,no es lo más alegre que uno puede escuchar. De no ser por dicho ingreso,no comentaría.

    Que tu esposo esté ingresado en el Hermanos Ameijeiras (el CIMEQ tal sería más deseado) es motivo de tranquilidad y “significativo”… Ya sabes que cada vez estoy menos por la labor de comentar en blogs. Leo mucho,como siempre,comento lo mínimo.

    Lo importante,lo que deseo,es que el poeta se recupere pronta y satisfactoriamente.

    Una canción de la Guerra Civil de España decía. “… si me quieres escribir,ya sabes mi paradero”.

    Un abrazo para todos y ¡salud!..

  6. Regina:
    Perdona mi pregunta, pero hace mucho que sali de Cuba. ¿Por que ese hospital tiene esos “privilegios” que no tienen los otros? ¿que hay que hacer o que “meritos” hay que tener para ser tratado en ese hospital?

  7. Andrea

    Salud para el enfermo y vitalidad para ti Regina. Recuerda en el poder de las afirmaciones positivas…Crear las propias afirmaciones positivas con respecto a la salud del cuerpo. Hay que ayudar un poquito al cerebro para no sucumbir ante lo negativo que abunda en la isla y agobia o frusta a los cubanos…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.592 seguidores

%d personas les gusta esto: