Epidemia

Muy preocupante para la salud pública resulta la epidemia de incontinencia urológica que nos azota desde hace un tiempo. No puede achacarse a la falta endémica de baños públicos, puesto que los baños públicos desaparecieron muchísimo antes de la aparición de los primeros casos; por el contrario, ahora con los negocios privados hay más baños, a los cuales les exigen limpieza, agua corriente, jabón y papel sanitario, exigencia que jamás estuvo presente en los baños de la gastronomía estatal. Así que la preocupante epidemia que me ocupa, no puede de ningún modo vincularse con la carencia de locales sanitarios.

Al principio fueron casos nocturnos, urgencias de trasnochado anónimo, solo reconocibles por el olor amoniacal en el ambiente, pero el avance de la epidemia ha cambiado los conocimientos sobre el mal.  En su etiología está descrita una pérdida del recato, por lo que los infectados pueden detectarse a simple vista en la vía pública y en pleno día descargando su micción. También, ataca con mayor incidencia al sexo masculino de menos de cuarenta años.

Ante tal proliferación, no son ya los alrededores del Capitolio o los portales del centro comercial del Hotel Cohiba los únicos afectados, ahora puede ser un inocente marpacífico en un parterre, la entrada de un garaje privado, el lateral de una panadería.

Mi mamá repite mucho una frase que ya me he sorprendido varias veces repitiéndola también: –En mi época…– , y es que en mi época, leyentes, la gente no meaba tan alegremente en el medio de la calle.

Categorías: Sociedad | 5 comentarios

Navegador de artículos

5 pensamientos en “Epidemia

  1. Gael

    Es otra muestra adicional del degrado cívico total que está destruyendo, aún más, lo que de Cuba queda.

    Pero, si del mal pudiese nacer algo bueno, propongo hacer un flash mob con todos los “vejiga alegre” en los predios del Palacio del Desgobierno y adyacentes de la Plaza de la Revolución.

    ¡Quién sabe si un anillo amoniacal pueda exorcizar los demonios que por allí pululan!

  2. sergito

    eso no lo salva ni Dios…., es un Walking Dead caribeño…., “Juan de los Muertos” es un corto de poca monta frente a la asquerosa realidad que hay en Cuba

  3. Eso y el sexo en la calle, sea con otros o en solitario, ¡nos acercan tanto a los animales!!!

    • Sobre eso, tengo la experiencia de hace dos semanas de estar baldeando la sala de mi casa aún sin amanecer y en la acera de enfrente un exhibi-onanista dedicándome su tarea. Le zumba

      • Niña sí eso es por todas partes. Pajizos en el malecón, en la biblioteca de la universidad, en el parque de G, en Alamar y en el cine. Y repelladores en las guaguas y en las colas. Por increíble que parezca, a mi me tocó ver pajizos mientras cogía botella en la 8 vías. ¿Tu lo puedes creer? Ir tan lejos a eso?
        No importa sí eres negra o blanca, flaca o gorda, niña, joven o vieja. La cosa es enseñarte sus dotes.
        Yo me preguntaba, por que no poner puteros donde se desahogaran y venderles material porno.
        No sé, pero desde que me fui no he visto a nadie en eso. ¿Qué será?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: