Pachanga y represión

Organizando mi versión de estos dos días de accidentado Encuentro Internacional por los Pactos de la ONU, eran recurrentes las imágenes finales de El Padrino II.  Allá en Sudáfrica, el mundo llora a uno de los mejores políticos que he conocido.  Nuestro General-Presidente, invitado a hablar en el acto luctuoso, exalta el perdón y la reconciliación que definen la grandeza de Nelson Mandela.  Mientras, en Cuba, un impresionante operativo policial y parapolicial concienzudamente se daba a la tarea de criminalizar las diferencias, de fracturar un poco más nuestra maltrecha sociedad.

Como he decidido comportarme como una persona libre, y mis visitas de la semana pasada pretendían impedirme la asistencia, adelanté mi llegada a la sede de Estado de SATS en doce horas.  Parecerá exagerado, pero sobre la medianoche se estableció un perímetro con controles de acceso y ya en la madrugada hubo personas que no pudieron llegar.  Los pocos que lograron evadir los controles, daban noticias de la cantidad de detenidos; por sms también sabíamos de otras actividades y más detenidos.  La mañana del día 10, la calle frente a la casa de Antonio Rodiles, sede de Estado de SATS fue cerrada al tránsito en un tramo de cuatrocientos metros aproximadamente y comenzaron a llegar estudiantes de primaria, secundaria y preuniversitario para una actividad festiva por el día de los Derechos Humanos, una movida reactiva del gobierno desde hace apenas un lustro pues se habían dejado ganar la iniciativa de esa celebración por los opositores. Una celebración encartonada como todo lo que no es espontáneo; los muchachos, encantados de estar en una pachanga con música desde Silvio hasta Marc Anthony y no en la escuela.  Cuando los ánimos se resecaban bajo el sol sin nubes de este diciembre que se niega al invierno, un reguetón o Laritza Bacallao volvían a poner en movimiento a los muchachos.  Me imagino que les habrán citado para una celebración, cuando más, un acto de reafirmación revolucionaria, me pregunto cuántos padres fueron consultados para utilizar a sus hijos menores de edad, a los que muchos supondrían en su aula dando clases.

SONY DSCEntre el bullicio de los altoparlantes y la preocupación por el reporte de más detenciones, pudo celebrarse el panel Periodismo y nuevas tecnologías.  Toda la teoría expuesta por el panel la vivimos en la práctica y experimentamos también las carencias: La comunicación vía sms con Twitter y con amigos y familiares, el contacto con medios de prensa, la documentación audiovisual de todo, puertas adentro y en la calle; la falta de conexión a internet –una vez más–, esa herramienta que no nos hará libres, pero nos permite expresar con libertad.

Al mediodía del 10, era evidente que no permitirían llegar a nadie más, siempre hubo creativos que se las ingeniaron, pero si me iba, me perdería a Boris Larramendi al día siguiente.

La noche fue muy tranquila gracias al cierre absoluto de la avenida frente a la casa.  Desde el amanecer del 11 era evidente que se repetiría el espectáculo en la calle.  Para el que crea en las energías, puedo asegurar que el ambiente en la casa era  admirable; heterogéneos desde cualquier punto de vista, desconocidos algunos el día anterior.  Escalar hombres, hermana montañas, ya lo dijo un cubano disidente.

El sobresalto sobre las once de la mañana se produjo con la salida de la casa de Ailer María, directora artística de SATS, quien anduvo entre los niños pequeños que habían sido alentados a pintar en el asfalto de la calle frente a la casa.  Cámara en mano, Ailer caminó entre ellos sin distraerlos ni molestarlos.  Inmediatamente, dos paparazzis de la policía política la asediaron y Antonio Rodiles y Gladys su mamá se acercaron de un lado, y un grupo de policías de civil y una de uniforme, del otro.  Intercambiaron palabras en medio de la música y parecía que todo se quedaría así, pero delante del portón de la casa  en la acera, a Kizzy Macías, del proyecto artístico Omni-Zona Franca, una mujer vestida de civil en un rápido movimiento desde la espalda, le arrebató la cámara con que filmaba y a continuación la levantan en peso (literalmente).  Como en las películas, ahí todo parece ralentizarse. Los audiovisuales hablarán mejor y espero que ya estén distribuidos por la red gracias a la solidaridad de cinco sorprendidos estudiantes del crucero Semestre en el mar que fueron pensando ver un proyecto de arte y pensamiento y vieron la cara del lobo disfrazado de Caperucita.

2

Ailer se había sentado en la calle en señal de protesta y el teléfono de Antonio sonaba sobre la mesa.  Atendí las llamadas desde cualquier parte porque la detención de Rodiles, Kizzy, el periodista Calixto Ramón Martínez y el informático Walfrido López se reproducía viralmente por las redes sociales, luego me metí en la cocina a ayudar a preparar almuerzo para una cantidad de gente que en mi vida he cocinado, yo, que soy una pésima ama de casa.  Estar ocupada me mantuvo serena.

La exposición de carteles y el concierto se iniciaron dentro de la mayor incertidumbre.  Arnaldo y su Talismán y Elito Revé con su orquesta amenazaban con una noche atronadora a juzgar por los enormes amplificadores en la calle.  Qué decirles.  Debo haber estado ridiculísima coreando a Boris en todas las canciones y rapeando con David D´Omni. A mi edad no suelo sentirme joven con frecuencia, pero anoche canté por mi hijo y por todos los que no pudieron estar.  Si la oración tiene algún valor, lo tuvo anoche, pues el rezo de muchos fue que se diera sin incidentes el concierto, y un aguacero total, eso que llamamos un palo de agua, canceló la actividad que se planeara para la calle.  Como colofón, la llegada de los amigos detenidos sobre las ocho de la noche, ya ni sé qué hora era cuando nos hicimos la foto con la que cerró informalmente este accidentado encuentro.

3

Sentí miedo.  Miedo por Ailer avanzando contra la turba en una imagen que se me quedará cuando haya olvidado muchas cosas, miedo por mis amigos detenidos a los que había visto tratar con la violencia nacida del odio, miedo por Gladys la dueña de la casa, una mujer de temple a la que la salud no la acompaña, miedo porque aquello fuera preámbulo de mayores, y miedo por mí, que ni teléfono tenía en ese momento para comunicarme con mi familia, que nada sabía de la situación.  Miedo porque una cosa es lo que te cuentan y otra lo que tú ves, y muy otra, la que experimentas en primera persona, que no fue mi caso. Tuve un atisbo de la cara sucia de la represión. Pero hasta ahí.  Este miedo me hará producir enormes descargas de adrenalina, lo cual seguramente es malísimo para la salud física, pero para la salud mental ha sido un antes y un después.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 13 comentarios

Navegador de artículos

13 pensamientos en “Pachanga y represión

  1. Toni Montana

    Lo sucedido corrio como polvora en todo el mundo, excelente escrito Regina sigue demostrando la realidad del cubano de a pie. Un saludo desde Tampa , Florida. Cubanos somos todos.

  2. Pingback: Pachanga y represión | Una Cuba que germina | Sin_Censura

  3. Jose Rovira

    Admirable, cuanto valor, que clase de coj…tienen todos uds…gracias Regina por dar señales de vida, estabamos muy preocupados. Fuerte abrazo

  4. Cuidando a mi yunta

    Cuando alguien que te preocupa te llama después de un período de silencio,aunque sea para decir “un poco de lechón y yuca,cuando se puede”,uno se queda más tranquilo…

  5. Gracias Regina por tu relato y tu valiente asistencia,que dira tu familia de tu cocinando !!!!

  6. Arnaldo

    Mi solidaridad y toda la envidia del mundo por querer haber estado alli,al lado de cubanos valientes y dignos.El mundo entero estuvo atentos a ustedes.No estan solos,cada dia crece la solidaridad dentro y fuera de la isla.Un abrazo,compatriotas.
    Arnaldo Pérez Hernández..

    • Estoy de corazón con todos uds. Dios quiera que un día lo normal en Cuba sea que todo el mundo tenga la dignidad ciudadana de que todos ustedes hacen gala en medio de tanta canallada, de tanta gentuza que se autodesprestigia, de tanta falta de dignidad y de respeto al ser humano. Cuba volverá a ser un país normal gracias a gente como Rodiles, tú, Yoani, Miriam y tantos otros. Ya se lo agradecerán los cubanos libres un día. Un abrazo.

  7. Yo no se si senti mas asco o mas verguenza, al ver el video del atropello y la bajeza infinita de que fue victima Rodiles. Esos cobardes son la hez de la nacion, verdaderos detritus humanos, porqueria de la mas baja estofa; y sobre todo unos COBARDES,. Muy jodida y muy enferma tiene que estar la sociedad cubana cuando indignidades injustificables, y canalladas de este calibre pueden ser, no solo alentadas por el gobierno, sino defendidas por otros tan HP como los que las cometen, Porque, tanto los que las cometen, los que los azuzan y los que las defienden, tienen las mismas iniciales de la Hewlwtt Packard bien grabadas en mayusculas en medio de la ferente. menos mal que pude sacar a mi hijo de semejante sociedad de porqueria.

    Yo no sé cómo hay padres que permiten que sus hijos participen en nesta ignominia, y que se los conviertan en degenerados desde chiquitos. El llevar a adolescentes a actos delincuenciales y de la de la sordidez y la miseria humanas que muestran estas bajezas, es un delito en cualquier país con un gobierno que se respete. ¿Qué enferma tiene que estar una sociedad, y qué degeneración de valores cuando esto se da como algo normal, y se convierte el vejamen a seres humanos en una especie de aquelarre surrealista como el que pudimos ver!

  8. ErnestoRM

    Regina,

    Cuando uno lucha por una causa que se sabe es justísima no hay porque tener miedo. Precisamente eso es lo que busca el régimen, amedrentar a todo aquel que defiende el derecho a la libertad en Cuba. Los que seguramente están mucho más asustados que tú son los que dieron la orden de reprimir la actividad, ellos ya saben que algún día la sociedad los juzgará y posiblemente su conciencia no los deje vivir en paz por el resto de sus días.

    El mundo entero sabe de la labor humanitaria que ustedes realizan, que sientan miedo los violadores de los derechos humanos, los represores y los que tienen las uñas manchadas de sangre y de violencia.

    Cuba será libre y de eso debes estar convencida porque así será.

  9. cepillo

    con huevos……… bien puestos……

  10. Gael

    Estimada Regina:
    Cada vez le admiro más.
    Le admiro porque no tiene miedo a decir que tuvo miedo.
    Porque, no obstante ese miedo, continuó.
    Porque es sincera y certera en cada palabra.
    Gracias por construir y creer en un futuro mejor.
    Gael.

  11. Fidel y Raul Castro, Fulgencio Batista y Gerardo Machado son y han sido las crápulas y el bochorno de la joven y maltratada República de Cuba.

  12. Joel

    Cuando uno cree que ya no hay esperanzas y que todo está perdido, cuando se siente que todo se derrumba y una sensación de desespero e impotencia se apodera de nuestro cuerpo, por todas las aberraciones que comete esta diabólica e interminable dictadura, que actúa impunemente ante los ojos pasivos e indiferente de la comunidad internacional, entonces, de repente surge un rayo de luz cuando vemos a hombres y mujeres tan valientes de la talla de Regina Coyula, Rodiles y todos aquellos que, a sabiendas de las graves consecuencias que pueden sufrir, enfrentan heroicamente un régimen tan malvado y maquiavelico como es el gobierno cubano. Gracias Regina por devolvernos la esperanza y hacernos sentir que habrá una Cuba futura donde habrá cabida para todos y cada uno de nosotros. Mis respeto para ti como mujer y como cubana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: