Naty

Con Naty en su terraza
Naty Revuelta desde el sábado nos hace una falta sin fondo. Si algo contrasta de manera dramática con su vida intensamente social es la semiclandestinidad de su muerte. Una muerte anticipada desde meses atrás luego de sufrir un accidente cerebro vascular del que pareció salir bastante airosa, pero que la dejó según prescripciones –médicas, o familiares, o ambas– en un profundo aislamiento. Invitarla a almorzar ya fue imposible; visitarla se convirtió en un asunto complicado. Aunque durante más de veinte años entré en su casa con la misma falta de protocolo con que ella entraba en la mía, me vi obligada a pedir citas luego de varios fracasos para verla, justo frente a su puerta. Cuando lográbamos hablar, se quejaba de aquel ostracismo involuntario al que se encontraba sometida. No puedo decir que su mente fuera igual de lúcida después del accidente; era repetitiva con algunos temas, pero hablaba con total coherencia de lo que le sucedía y estaba consciente del muro que habían levantado en torno suyo. Sin saber hasta dónde llegó la prescripción médica y el celo filial, estoy segura de que sus últimos meses pudieron ser mejores si hubiera contado con la cercanía de sus amigos.
Hablé con ella por teléfono el lunes pasado; se había caído de nuevo y la habían llevado al médico, pero creía no ser grave pues estaba de regreso en la casa. Le anuncié que pasaríamos mi marido y yo a verla el martes sin falta y se puso muy contenta con la perspectiva. Ese mismo lunes por la noche, ingresó de urgencia y según me dijeron, poco después del ingreso perdió la conciencia. Ojalá se haya quedado esperando mi visita.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , | 7 comentarios

Navegador de artículos

7 pensamientos en “Naty

  1. Saludos, según reporta la -prensa- esta halla la hija, dicen q fue cremada?

  2. Luz Maria

    No sabia q eras su amiga. Gracias x tus noticias. Yo también la quería mucho, una bellísima mujer y persona. Espero q descanse por fin aunque los q la queremos estemos de duelo.

    Enviado desde mi iPhone

  3. Roman Hernandez

    Una persona mas danada por el comandante en jefe,junto a toda su familia,pues se mancillo el honor de una familia ,por alguien que no lo merecia.

  4. Andrea

    Naty fue una victima mas…de un narcisista charlatan que nada mas se ha amado a si mismo…, que sedujo a inexpertos jovenes a morir en aquel cuartel militar oriental… para hacerlos martires y usarlos en su “lucha”, mientras él, picaro y locuaz, se “extraviaba por la ciudad”…para no llegar nunca a aquel sitio…
    La vida de Naty parece una telenovela…De esas que hablan de desamores y traiciones….Estoy segura que le gustaria esta… ranchera… de una gran cantante colombiana ya fallecida…En Cuba hay muchos seguidores de esta musica, por eso aqui se la dedico. EPD.

    “Usted es un mal hombre, sin nombre, Señor”

  5. Gracias, por esta nota sobre, Naty Revuelta. La conocí por Armando Bilbao. ¡Qué ser tan dulce! ¡Cuánta mujer!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: