Medición de la censura de Internet en Cuba

En mayo pasado miembros del Observatorio abierto del proyecto de interferencias de red (Ooni) viajó a Cuba y realizó una serie de pruebas de medición de la red a través de ocho puntos de conexión en La Habana, Santa Clara y Santiago de Cuba, con el objetivo de medir la censura en Internet.

Como parte de ese estudio, fueron capaces de confirmar el bloqueo de 41 sitios web. Muchos de estos sitios incluyen agencias de noticias y blogs, así como sitios a favor de la democracia y de los derechos humanos. Muchos de los sitios bloqueados, directa o indirectamente, expresan críticas hacia el gobierno cubano. Sin embargo, se encontraron desbloqueados otros sitios que también expresan críticas.

Proxys web, como Anonymous, estaban bloqueados, lo que limita la capacidad de los cubanos para eludir la censura. La red Tor, era accesible, probablemente porque Cuba tiene relativamente pocos usuarios de Tor.1

Se encontró la tecnología de inspección profunda de paquetes (DPI)2 . A través de mediciones de latencia, hemos sido capaces de confirmar que el servidor de bloqueo se encuentra muy probablemente en La Habana (y, a ciencia cierta en Cuba). Sólo se encontró la versión HTTP de los sitios a ser bloqueados, lo que podría permitir a los usuarios eludir la censura simplemente accediendo a ellos a través de HTTPS. La mayoría de los sitios bloqueados, sin embargo, no son compatibles con HTTPS.

Skype estaba bloqueado. Mediante el examen de las trazas de paquetes, hemos sido capaces de determinar que el middlebox DPI bloquea Skype por medio de inyección RST. Otras herramientas de comunicación populares, como WhatsApp y Facebook Messenger, eran accesibles.

También se encontró que el proveedor chino Huawei está apoyando la infraestructura de Internet de Cuba. La cabecera del servidor de sitios bloqueados, por ejemplo, señaló a Huawei equipent. Aún no está claro, aunque sí aplican de hecho la censura de Internet en el país.

Por último, se descubrió por casualidad que Google está bloqueando Google App Engine de Cuba (al intentar ejecutar END).

En general, la censura en Internet no parece ser particularmente sofisticada en Cuba. El alto costo de la Internet y la limitada disponibilidad de puntos de acceso WiFi públicos de todo el país siguen siendo los principales obstáculos para el acceso a Internet. Pero a medida que evoluciona el paisaje internet de Cuba, evolucionarán las técnicas y prácticas alrededor de la censura en Internet. Por lo tanto, creemos que es importante continuar la medición de las redes con ooniprobe en Cuba y otras partes del mundo.

Gracias por leer nuestro último informe – encantados de responder a cualquier pregunta.

~ El equipo Ooni.

Usted puede leer el informe aquí: https://ooni.torproject.org/post/cuba-internet-censorship-2017/

https://twitter.com/OpenObservatory/status/902229490495053824

1 Y también por la ralentización que supone el uso de Tor

Anuncios

Los traductores

Hay veces en que ni saber granmática te salva a la hora de decodificar la información. Llegan noticias de cambio en América Latina y al comentar con personas preparadas y mejor informadas que la media; personas que me consta, están convencidas de la necesidad de un cambio en este país y lo desean tanto como yo, y resulta que las veo repetir como un catecismo las mismas opiniones de una señora que comenta en la televisión, quien no se caracteriza por la agudeza de argumentos, o de los locutores e invitados de TeleSur, que aunque sea paradigma de la manipulación mediática de la ¿izquierda?, al menos tiene el pudor de cubrir los acontecimientos “en pleno desarrollo”, y cuando reúno esa información con la que obtengo de otros medios, puedo juzgar por mí misma.
Estos comentaristas de los informativos tienen la costumbre de traducir al público cubano las intenciones, la personalidad, los proyectos de los opositores (a los intereses del gobierno, si es afín al gobierno cubano), pero nunca, para variar, me dejan escucharlos en boca de sus protagonistas. Así, Macri, el flamante presidente argentino casi siempre es “el millonario de ultraderecha” y “el neoliberal”, un hombre terrible que sistemáticamente y por pura envidia desmontará todas las conquistas del “Decenio Ganado”, como denominan a la era Kirschner.
Ayer, ese señor terrible me sorprendió con un discurso contemporizador y patriótico. Sin subidas de tono ni alardes histriónicos, parece un individuo lo suficientemente inteligente para no desechar lo positivo que dejen sus antecesores. A pesar de los lúgubres tonos con que me lo pintaron, es consciente de que gobernará con la aprobación de la mitad de los votantes y por tanto, fue muy atinado al tender puentes para el entendimiento. Hablar de lucha contra la corrupción, del carácter independiente de la Justicia y el apego a la ley suena muy bien para América Latina donde ambos asuntos son flagelos que corroen el bienestar ciudadano.
Con la oposición venezolana que acaba de copar el Parlamento, me he quedado con las ganas de saber qué piensa, pues mis informativos solo refrendan lo que harán los perdedores: vi a Capriles en pantalla, pero para quien no lo conozca, era una cara de fondo pues su imagen apoyó en off por unos segundos a uno de estos traductores que, cual predicadores del Armagedón, no cesan de vaticinar catástrofes.
Y tiene que haber nerviosismo y mucho entre los despojos de chavismo que ha logrado Maduro, pues las prerrogativas de semejante mayoría opositora en la cámara van desde reasignar cargos cruciales (como el de la propia Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral), hasta promover referendos y cambios en la Constitución.
Pero de eso no se habla; los cubanos vemos en pantalla a venezolanos alebrestados asegurando que no se dejarán quitar la revolución; viendo semejante desfogue ante las cámaras, yo les diría: –quédense con la revolución mientras los demás venezolanos se ocupan de recomponer un país.
No me detengo en el tratamiento de los sucesos en Siria, en Rusia, en Brasil, en España, en China o en Estados Unidos, porque me rendiría la fatiga; mientras, los traductores con banda ancha para ver cuanto periódico, página web, entrevista o análisis se publica, elaboran una versión corregida y degradada de la realidad para la masa.

Debut y despedida

Nota sobre esta obra de Juan Carlos Cremata llegada por correo. La frase final tampoco es mía:

Lamentablemente Consejo Nacional de las Artes Escénicas ha decidido bajar de cartel la obra EL REY SE MUERE de Eugene Ionesco por El Ingenio luego de sus dos funciones inaugurales el pasado fin de semana.

Ellos haran la comunicación pública y oficial.

Una vez más se evidencia aquello de: “La censura no existe”

Gatear por internet

internet

Con casi dos años de retraso, el famoso cable de fibra óptica estará disponible para la población dentro de unos días. Cientodieciocho salas de navegación en todo el país, aunque no he podido comunicar con el número habilitado por la estatal ETECSA para información (guiño o casualidad, el teléfono es el 118).

No conozco los detalles, no sé si las salas tendrán tres computadoras o veinte, pero la noticia es positiva. Muchos cubanos podrán asomarse por primera vez al abismo de la red, el vértigo inicial será pasajero. Mi hijo al saber la noticia, lo primero que dijo fue que teniendo Facebook y Revolico, la gente va a estar contenta. Ahí me puse capciosa: –no creas que tan contenta–. Los precios son un paso de avance respecto a la conexión desde un hotel, pero “nuestro pueblo trabajador” cuyo salario oscila digamos, en 400 pesos mensuales, tendrá que invertir poco más de un día de trabajo para pagar una hora de navegación por la Intranet; si además desea un correo internacional .cu, esa hora representa tres días y medio, y si se pone goloso y quiere desandar las autopistas de la información, su desembolso por una hora será la cuarta parte de su salario mensual.

En una población de once millones, no dudo que al menos mientras dure la novedad, se formarán colas para acceder a esas salas. Especulación de mi parte, pues a lo mejor ofrecen servicio 24 x 7.

Tengo sospechas de que navegaremos “a la china”, y además de sitios presillados, de compromisos por escrito, de jefes de sala pasando por detrás del usuario para verificar su buen comportamiento y de carteles con grandes caracteres explicitando lo que se puede y no se puede hacer, dejaremos nuestro historial de navegación y “los compañeros que atienden el sector” podrán acceder a esa información pasando sobre ese depreciado valor que es la privacidad.

Pero estoy contenta.  !Al fin! los cubanos podremos gatear por internet.

 

Scarface, as time goes by

Con casi 29 años de retraso, he visto en una excelente copia, Scarface de Brian De Palma. Una película de la que tanto escuché hablar a media voz, una película que imaginaba tan, pero tan anticastrista que por ello permanecía dormida en las bóvedas del ICAIC o la Escuela de cine de San Antonio de los Baños sin estreno en las salas de cine.

Pero encontré otra cosa. Una peli donde Cuba y Castro son apenas referentes de inicio, una peli que debe haber sentado muy mal en Miami, con ese sobrevidas de Montana como zar de la droga. Pero en Cuba, ¿Por qué no la han puesto?, ¿Pacatería criolla?, ¿Acaso por el famoso discurso no los queremos, no los necesitamos?, ¿Por las imágenes del Mariel?, ¿Todo mezclado?

A Pacino, lo encontré requete-sobreactuado. El guión tampoco me pareció muy orgánico. Me reconcilio con un ciego que baile tango de modo tan maravilloso en Perfume de Mujer; Me reconcilio con el De Palma del einsensteniano cochecito en Los Intocables. Scarface se me quedó corta, envejecida, fallida, una curiosidad; pero en Cuba, ¿Por qué no la han puesto?

Tarde y mal

No por ser una muerte esperada, la noticia me impactó menos.  Wilman Villar era un activista político encausado por atentado, desacato y no sé qué otra figura legal más.  Vía sms me llegó anoche la noticia.  Ahora a esperar que nuestra prensa lo presente, tarde y mal. Tarde, porque el deceso fue ayer y en los medios asequibles a la población no aparece nada; y mal, porque entre líneas o explícitamente, leeremos la biografía reescrita de este hombre vinculado con un movimiento pacífico, donde se nos dirá a los desinformados ciudadanos que se trataba de un mercenario a cuenta del Imperio y otros insultos que ya vienen siendo un cliché; pero mientras funcionen hacia la opinión pública nacional, no serán desestimados por la maquinaria propagandística del gobierno.  En una sociedad moderna y abierta, el suicidio político es inexistente. Una mancha difícil de disimular con el viaje del Papa a las puertas.  Habrá que responder muchas preguntas, dar muchas explicaciones.  Y será por la presión que pone la visita de Benedicto, porque hasta para los más crédulos comienza a ser sospechosa la muerte de varios miembros de los grupos de oposición en los últimos dos años.

Si alguien mantenía esperanzas en un giro hacia la transparencia, ésta es una muestra de cómo se cumplen las “orientaciones”.