Avatares de una “regulada”

{Publicado originalmente en 14ymedio}

Ahora mismo debería estar en Panamá. Pero el 31 de julio, al presentarme en el mostrador del aeropuerto internacional José Martí se me hizo pasar a una oficina donde una uniformada de Inmigración me informó de que no podría viajar por estar “regulada”. La palabra tiene connotaciones desagradables pues la regulación más frecuente en Cuba es la regulación menstrual. En todo caso, preguntar por la causa de semejante prohibición con esa funcionaria fue inútil. No parecía saber más allá de la mala nueva, y es lógico que no tenga los detalles, dada la forma en que funciona (o se supone que funciona) la compartimentación del trabajo dentro del Ministerio del Interior.

Puedo deducir con acierto que dicha medida proviene del departamento que “atiende” a los opositores, conocidos como Sección 21 o Enfrentamiento de la Dirección de Contrainteligencia. Para saber por qué estaba “regulada”, la antigua villa de descanso de los Hermanos Maristas en la Víbora se perfiló como el lugar de las preguntas.

Un oficial de guardia (visitador, creo que lo llaman) se encargó de escuchar la reclamación y tramitar la respuesta. El oficial marcó el teléfono y pidió a la teniente coronel Kenia, le explicó que yo estaba frente a él preguntando por las razones de la “regulación”. Al otro lado del teléfono, la persona pidió mi nombre y apellidos y, tras una pausa, la respuesta fue desconcertante: la Sección 21 no es responsable de mi prohibición de salida del país.

Yo, que tengo una idea –anticuada pero idea al fin– de cómo trabaja la contrainteligencia, sé que si no tienes una multa de tráfico o una contravención por pisar el césped, ni trabajas para ningún organismo del Estado, pero haces periodismo independiente y crítico, las cábalas marcan 21.

Pero el oficial visitador, muy convencido de que mi magro expediente de opositora no clasificaba para la liga del 21, me sugirió visitar las oficinas de Atención a Ciudadanía de Inmigración donde –y fueron sus palabras y no mi interpretación– me dirían quién me tenía “regulada” y por qué.

Después de algunos tumbos con la dirección del lugar, llegué a la calle 20 casi esquina con 7ª, en Miramar. No omití detalles a la funcionaria que me recibió y fui directa: iba a México el 26 de junio pasado invitada a una reunión política y no se me permitió viajar. En aquel momento no indagué por la medida, pues me pareció parte de una estrategia para abortar o deslucir la reunión ya que, al igual que yo, un numeroso grupo de asistentes se quedó en tierra por decisión de las autoridades. Pero este 31 de julio, no iba a una reunión política, iba al Foro Latinoamericano y del Caribe de Gobernanza de Internet, un evento auspiciado por la ONU. Como no pertenezco a ningún partido y solo soy jefa de mis opiniones, quería saber quién y por qué me mantenía “regulada”.

La funcionaria, una capitana, lo primero que me aclaró fue la equivocación del oficial de Villa Maristas: ellos no podían dar información sobre por qué y quién decide esa parte de mi vida, pero consultaría mi caso con su superiora, teniente coronel y jefa del Departamento de Atención a la Ciudadanía.

Alivié la espera, de 40 o 50 minutos, leyendo. Luego, la capitana escribió en un papel mi versión y puso al final de la página mi número de teléfono. Entonces me comunicó que la jefatura había tomado la decisión de desregularme a partir del miércoles.

– ¿Es decir, que puedo montarme en un avión a la una de la madrugada de martes para miércoles?

La capitana respondió que sí, y, jovial, añadió que, por si acaso, lo hiciera después de las ocho de la mañana.

Le agradecí la atención y salí caminando bajo un tremendo aguacero. Apenas 20 minutos después de haber abandonado la oficina de Inmigración, sonó el teléfono. Era la capitana jovial con una contraorden: “No, no puede viajar hasta nuevo aviso y le será notificado”.

Ahí es cuando uno se pregunta cuál es la idea de la policía política y de las directrices que reciben, porque mi participación en el evento no tiene relevancia noticiosa, pero mi ausencia sí.

¿Por qué el Gobierno es tan sensible cuando se le acusa de violar derechos humanos? ¿De qué Estado de Derecho presumen si no respetan su propio cuerpo de leyes modelado a lo largo de este largo autoritarismo? ¿Qué temen, si la propaganda siempre insiste en el apoyo irrestricto y combativo de nuestro pueblo trabajador?

¿Pero qué hago haciéndome preguntas retóricas?

Anuncios

Impresiones de una novata (I)

(Publicado originalmente en 14 y medio)

20161207_104022Novata en México y novata en el Forum de Gobernanza de Internet (IGF). La ciudad me sorprende porque le atribuía una ruralidad inexistente. Zapopan y Guadalajara a los efectos del extraño es una sola ciudad; una ciudad con lo que serian las ¾ partes de la población de cuba. Muchas construcciones, muchas torres de apartamentos lujosisimosque no parecen estar habitados, no obstante la información de Miguel, mi taxista hasta PALCCO.

PALCCO es el Centro de Convenciones y es enorme. Las medidas de seguridad son grandes, pues se trata de un evento mundial lleno de personas y de personalidades patrocinado por la ONU.

Numerosas organizaciones sociales, académicas, de periodismo, etc., ha tomado el espacio de la entrada en peque{os stands para presentar sus propuestas.

Ya en el interior del edificio principal es muy difícil orientarse; un ejercito de jóvenes voluntarios, sonrientes y cooperativos, ayudan a encontrar en aquel laberinto lo mismo un salón de reuniones que un lugar para tomarse un café.

Miro la agenda. Todos los temas son interesantes y es difícil decidir en cual participar pues coinciden los horarios de hasta diez sesiones. Maravilla de las tecnologías, pueden seguirse a través del canal de Youtube o verlas después.

Por razones personales, me interesan los foros de políticas publicas para el acceso, derechos en Internet, seguridad digital, vigilancia; pero he entrado en otros sobre temas como educación en linea, la brecha femenina o los discapacitados y las minorías.

Las sesiones son en ingles y no hay traducción simultanea, lo cual requiere de toda mi atención. Grandes pantallas transcriben y es así como puedo seguir el tema.

Hice una brevisima intervención en el panel de Derecho al acceso a Internet en América Latina. Escuchando a mis colegas latinoamericanos, constataba la singularidad de Cuba: no solo no ha ratificado los Pactos de la ONU sino que voto en contra de considerar el acceso a Internet un Derecho Humano; y que aun cuando el “cable” (Alba 1) llego a Cuba, Internet no ha llegado. Una síntesis que al parecer fue interpretada literalmente por otra delegada cubana representante del sector empresarial, o se sintió en la necesidad de recordar al auditorio que Cuba tiene educación y salud gratuitas, el impacto del Bloqueo, y en mi opinión, la idea mas perniciosa: la preocupación de dar Internet a quien no sabe que hacer con el.

Les dejo el enlace del video https://www.youtube.com/watch?v=BWpZ9PMFobk (1:17:53 y 1:30:25 aprox.)

Entre lo analógico y lo ideológico. El acceso a internet en Cuba

yo en lacigf 9(Ideas compartidas en los eventos de Internet Society y Gobernanza de internet de América Latina y el Caribe recién celebrados en Costa Rica)

Reconocido ya como un Derecho Humano por la mayoría de las personas y de los gobiernos, el acceso a internet en Cuba ha sido un camino de dificultades. En septiembre de 1996 Cuba se conecta a internet. Los primeros accesos dial-up con el número telefónico anclado fueron a través de oficinas de informática de las instituciones estatales, algunos usuarios podían desde su casa tener acceso a correo electrónico .cu. La velocidad de la conexión llena de ruidos a través de módem, alcanzaba hace tres-cuatro años, apenas los 50-56 kbps.
En 2010 se publicó la noticia de la extensión de un potente cable submarino de fibra óptica La Guaira-Santiago de Cuba. Según se informó, dicho cable sería la solución para la velocidad de transmisión de datos; ya no dependeríamos de las conexiones satelitales. Llegado el cable a Cuba, durante casi cuatro años su uso fue un misterio, –late, luego existe–. La milla final, pensábamos muchos, era el caro reto tecnológico que demoraba el acceso ciudadano. Pero se encontró solución a través de la conexión inalámbrica.
Hace poco menos de tres años se abrieron salas de navegación en diferentes lugares del país a razón de 4.50 cuc la hora Ese acceso no se hizo mayor hasta 2015 con la instalación de puntos wi-fi en lugares céntricos de los principales centros urbanos. ETECSA solo ofrece servicio en los hogares a extranjeros residentes en Cuba, a funcionarios y algunas personalidades y periodistas.
Existen varias redes informáticas que conforman la Intranet (Infomed, Cubarte, Rimed, Upec, etc.) La gran mayoría de sus usuarios no tienen acceso a internet en su casa. Los beneficiados realizan la conexión a través de modem de acceso telefónico con una cuota de acceso entre 25-100 horas mensuales.
Las universidades y algunos institutos de enseñanza media ofrecen acceso. En el caso de los estudiantes, con una cuota creciente de tráfico (250 Mb mensuales para los del último año de estudios).
Cuando en la prensa y en escenarios internacionales se escucha hablar de porcientos de acceso a internet, se trata sobre todo de la Intranet mencionada que en general se limita a sitios .cu, a un proveedor de correo electrónico y algunos portales de noticias.
Cuba, con analfabetismo erradicado, educación gratuita y con alto porcentaje de profesionales universitarios, técnicos medios y obreros calificados, posee el más bajo índice de penetración de internet de la región.
Una hora de conexión cuesta actualmente 2 cuc, y el salario promedio está alrededor de 20-25 cuc mensuales. Los ciudadanos emplean su tiempo de conexión prepago sobre todo para comunicarse con familiares y amigos. El uso de Datos Móviles en la red de CUBACEL cuesta $1.00 CUC por cada MB de tráfico y solo está disponible para acceder al servicio de correo @nauta.cu
En los medios de difusión es frecuente encontrar referencias a los aspectos negativos de internet como pornografía infantil, racismo, violencia, pérdida de la privacidad, que condicionan a quien solo conoce internet de oídas. El gobierno es el suministrador único de servicios TICs y está prohibida por ley la importación de enrutadores, hotspots y otros dispositivos tecnológicos para uso privado.
Los ciudadanos ignoran el poder de las redes sociales para organizarse y construir consensos sobre temas que se abren desde asuntos del barrio hasta el deseo de votar por el cargo de presidente de la República. De hecho, muchos imaginan que Facebook ES internet.
Internet no ha estado ajeno a una profunda ideologización. Si bien los términos de las leyes del Embargo impuesto por el gobierno norteamericano han impactado de manera especial en lo referente a las TICs, es nuestro deber insistir en la necesidad de eliminar igualmente el bloqueo interno a la información y vindicar el carácter abierto y democrático de internet, sin censura por contenidos o posiciones personales dentro o fuera de la red.
Un hecho adicional de Cuba es que los gamers, impedidos de acceder a la red “real”, armaron un cableado gratuito pero contributivo, por el cual hoy en día se trasiegan no solo juegos, sino chats en línea y hasta el famoso Paquete semanal, un hecho que las autoridades prohíben pero no pueden sancionar al no haber lucro.

Prioridades
Bajar el costo del acceso
Ampliar la cantidad y calidad de lugares con conexión
Acometer la alfabetización ciudadana para disminuir la brecha tecnológica

Objetivos
.- Discusión pública previa a la Ley de Medios
.- Instrucción de la población a través de cursos sobre navegadores, emprendimiento, redes sociales, ciberseguridad, ética etc. En: Jóvenes Clubs de Computación municipales
Canal Educativo de alcance nacional
Internet con la experiencia de acceso abierto
.- Transparencia con el abono por concepto de conexión a internet para mejorar las redes de acceso público.
.- Permitir conexiones privadas a precio de mercado con igual transparencia e iguales fines que la anterior.
.- Lograr que en los lugares públicos donde hoy se cobra, el acceso sea gratuito

La Gobernanza de Internet en diez minutos