Anatomía del miedo

(Publicado originalmente en El Estornudo https://www.revistaelestornudo.com/miedo-acto-repudio-oposicion-cuba-disidencia/)

Para las mujeres de ahora mismo, protagonistas

En 1980 trabajaba en el G2 (Sí, en el G2), y había sido incluida como personal de apoyo de aquella gigantesca “Operación Inca” iniciada con los sucesos de la Embajada del Perú. Las primerasveces que atravesé la barrera numerosa, vociferante e intimidante que se agolpaba donde la Quinta Avenida se bifurca y desemboca en el antiguo círculo social obrero Abreu Fontán, sentí real la posibilidad de una agresión física. Solo al llegar hastala posta de la entrada respiraba aliviada. En el Abreu Fontán se concentraba para el papeleo a los ciudadanos que abandonarían el país vía Mariel.

Yo, que no era de tshirt y nunca lo he sido, me hice con 3 pulóveres de aquellos de “abajo el bloqueo”, “fuera yanquis de Guantánamo” y “no a los vuelos espías”, cada uno con su correspondiente imagen. Fueron mi frágil resguardo para sentirme a salvode la turba. No me detuve en el miedo enorme e inerme de los que atravesaban la muralla de “pueblo indignado” buscando su libertad. En las semanas que trabajé en aquel balneario playero convertido en ruidoso, hacinado y malolientealmacén de personas ansiosas, ignorantes de su día después, sostenidas solo por la esperanza de irse, nunca pensé en el miedo del otro.
Rechazaba la barbarie de los mítines de repudio, esa masa amorfa y anónima que desató su impunidad y sus instintos, que cebó frustraciones y pasó la cuenta en connivencia con las autoridades. No estuve en ningún repudio. El único que se hizo en mi cuadra, contra una familia discreta y decente que jamás hizo el paripé de estar a favor del gobierno, apenas contó con cuatro mujerangas vociferantes recién llegadas al barrio.
Carlitos Berenguerrecibió en sí el escarnio por todos los que se iban. Era, hasta donde sé, un funcionario intermedio en una dependencia del estado, pero frente a su edificio en la Avenida 26, muy cerca de mi casa, se armó una tarima, se instalaron equipos de audio y luminarias y se organizaba todos los días un pogromo que iba desde el canto inflamado hasta las peores alusiones a su vida personal. Esto aderezado con cortes eléctricos y de gas, de pintadas en la puerta de su apartamento. No puedo imaginar el infierno de esa familia y la vergüenza ajena que sentí la única vez que la curiosidad me detuvo allí.Reconocí en muchas caras el mismo rechazo que aquello me inspiraba, pero hacían su parte para no parecer ni muy entusiasmados ni muy apáticos. Los espontáneos de la pureza ideológica destacaban al micrófono, alzaban el puño y enronquecían con diatribas. A muchos de esos, que hoy escupen con asco en las cuatro esquinas del mundo cuando les hablan de la Revolución, el miedo de ser desenmascarados les acompaña, y ese también debe ser un miedo muy perturbador.
Hubo otros casos menos connotados pero con saldo trágico de lesiones y muerte. No sé si exista la cifra, 1980 no era época de internet, y mucho de aquel horror pasó inadvertido para el mundo y hasta para los propios cubanos. Puedo entender a los que el rencor les carcomió para siempre porque hay golpes tan fuertes en la vida… Aun así, hubo repercusiones para el gobierno de Cuba. Desdiciéndose después de afirmar que el pueblo entraría en acción; Fidel Castro declaró la superioridad moral del mismo pueblo, poniendo fin -al menos de forma oficial- a aquellas penosas jornadas de intransigencia.
La latencia del método se mantuvo en las Brigadas de Respuesta Rápida y cuando el Maleconazo en 1994, pero sobre todo en lo que va de este siglo, contra la oposición pacífica y en especial contra las Damas de Blanco.
Me tocó de cerca el acto de repudio en 1993 a la familia de los hijos de mi esposo Rafael Alcides. Ingresada por meses para lograr mi embarazo, y con una cesárea tres días después, los detalles de aquel gran performancey la detención de Alcidesvine a conocerloscon el tiempo. Calle cerrada, cámaras, altavoces, extraños sacados de su centro de trabajo para gritar sin saber a quién ni por qué gritaban.
Faltaba mi propio acto de repudio. Y lo vivílos días 10 y 11 de diciembre de 2013 en la sede de Estado de Sats. Veinte años después, pero iguales métodos: Calle cerrada, cámaras, altavoces, extraños sacados de su centro de trabajo (y de estudios) para gritar sin saber a quién ni por qué gritaban.
No quiero detenerme enlos repudios, intrínsecamente viles. Quiero detenerme en el miedo. En el miedo a desmarcarse y denunciar la degradación a que son convocados seres humanos que el día anterior se saludaban o hasta debían un favor al enemigo. Del miedo que como una medicina preventiva pretenden extender entre la ciudadanía cada vez más indócil; del miedo de los convocantes a terminarmutando de victimarios a víctimas.
El miedo para manifestar mi rechazo en el “lugar y el momento correcto”, el miedo de no serconsiderada suficientemente combativa, el miedo a no encajar. El miedo en aquella oportunidad en que cercaron la sede de Estado de Sats y decidí cocinar para dejar de ladola preocupación de que mi familia no supiera de mí desde el día anterior. Se piensan cosas terribles en momentos así.
Esto no es una historia, es solo llamar la atención sobre un fenómeno que se recicla de formas creativas, siempre con alguienes abyectos a quienes echar mano para dañar aún más –y sí que es posible- nuestro frágil tejido social.Ese es el miedo que me va quedando.

Access Now y EFF condenan el arresto en Rusia de Dmitry Bogatov, operador de un nodo de salida de la red Tor

(Post escrito por Eva Galperin de EFF en colaboración con Amie Stepanovich de Access Now, publicado y traducido bajo licencia Creative Commons)

El 6 de abril, el instructor de matemáticas Dmitry Bogatov fue arrestado en Moscú bajo el cargo de «preparar y organizar un desorden masivo», y por un «llamado público a la realización de actividades terroristas»; todo debido a un grave malentendido en relación al funcionamiento de la red anónima Tor. Bogatov es acusado de subir publicaciones el 29 de marzo en la plataforma de discusión sysadmins.ru con el nombre de usuario «Ayrat Bashirov». En uno de los mensajes se llamó a  asistir a una manifestación convocada anónimamente el 2 de abril con «trapos, gas, trementina, espuma de poliestireno y acetona». Otro posteo, vinculado al video musical «No Church in the Wild » de Kanye West, descrito por los investigadores como «un llamado a la insubordinación frente a las demandas legales de la policía.»

Los mensajes parecen provenientes de la dirección IP de un servidor ubicado en la casa de Bogatov, pero en realidad ese servidor es un nodo de salida que enruta el tráfico anónimo de la red Tor de todo el mundo.

Hay considerable evidencia de que Bogatov no publicó dicho contenido. Según un reporte de Global Voices, «las imágenes de vigilancia muestran que Bogatov y su esposa salieron de un supermercado el 29 de marzo, cuatro minutos antes de que se hiciera uno de los posteos. Dado que el supermercado está a medio kilómetro de su casa, es poco probable que haya sido Bogatov. «Ayrat Bashirov» ha seguido publicando en el foro e incluso ha intercambiado mensajes con un periodista de Open Russia que niega explícitamente que Ayrat sea Bogatov.

Operadores de nodos de Tor acusados ​​erróneamente de crímenes cometidos desde sus nodos de salida no son nada nuevo. Esta es una de las razones por las que Electronic Frontier Foundation (EFF) en su página de preguntas más frecuentes, advierte contra la ejecución de un nodo de salida desde el hogar para los operadores de retransmisión Tor. En el pasado, la aplicación de la ley siempre ha retrocedido una vez que había quedado claro que tenían la parte equivocada.

Pero en lugar de reconocer su error, el Comité de Investigación (principal comité federal de investigación de la Federación Rusa) parece estar duplicándose. Cuando un juez declaró inicialmente que los cargos contra Bogatov no eran suficientemente graves como para justificar su detención, el Comité de Investigación añadió la segunda y más grave acusación de incitación al terrorismo. Días después, el tribunal confirmó los cargos adicionales, arrestó formalmente a Bogatov y ordenó mantenerlo detenido hasta su juicio el 8 de junio.

El arresto se produce en medio de una represión en línea relacionada con las protestas del 2 de abril contra la corrupción en ciudades de toda Rusia. Las protestas han resultado en la detención de cientos de personas, incluyendo a Leonid Volkov, arrestado por haber transmitido las protestas. Volkov fue detenido durante diez días y, como resultado, no pudo asistir a RightsCon, donde debía hablar sobre los sistemas rusos de vigilancia. Como organizaciones globales que trabajan para defender los derechos humanos, Access Now y EFF condenan la detención continua de Dmitry Bogatov y de otros por parte del gobierno de Rusia u otros gobiernos por ejercer sus derechos humanos o facilitar una mayor seguridad en Internet. En pocas palabras: ejecutar un nodo de salida de Tor no es un crimen, y los operadores de nodos de salida de Tor no deben ser tratados como criminales.

Mi ausencia al encuentro

La policía política, que se siente tan martiana, sabrá que las batallas a pensamiento, las tienen perdidas. Innecesario y ridículo el operativo de este fin de semana para impedirme participar en el encuentro de Pinar del Río.

EL CENTRO DE ESTUDIOS CONVIVENCIA COMIENZA SU II ENCUENTRO DE PENSAMIENTO PARA CUBA

Convocado por el Centro de Estudios Convivencia, comenzó hoy 23 de abril y se extenderá hasta mañana 24, en la ciudad de Pinar del Río, el II Encuentro del Itinerario de Pensamiento y Propuestas para Cuba, con la participación de más de 20 cubanos y cubanas de cinco provincias del país.
El tema de este II Encuentro es “Marco jurídico y tránsito constitucional” y su objetivo es proponer un conjunto de leyes que ofrezcan un marco de seguridad y facilitación para las necesarias reformas que la sociedad cubana necesita. Y, en consecuencia, preparar, con la participación ciudadana, un texto constitucional, ordenado, pacífico, que conduzca a la nación cubana hacia un futuro de libertad, justicia social y progreso, transitando de la ley a la ley, sin rupturas traumáticas.
Se espera poder publicar en la página del Centro de Estudios Convivencia (www.convivenciacuba.es) el resultado de estos estudios una vez que se le hayan incorporado las propuestas resultantes de la sesión del capítulo de nuestro Centro en la Diáspora, tal como publicamos las propuestas de reformas para “La economía cubana a corto, mediano y largo plazo”.
Los debates y talleres de creación de pensamiento y propuestas están siendo motivados por las ponencias de reconocidos juristas cubanos entre los que se encuentran el Lic. René Gómez Manzano y la Lic. Laritza Diversent, que aunque le fue impedido salir de su residencia en La Habana para participar en el encuentro en Pinar del Río, ofreció su conferencia vía telefónica. Cuando se quiere trabajar y pensar por Cuba nada es imposible. También les fue impedido participar en este encuentro a Pedro Campos, miembro del Consejo Académico del Centro de Estudios Convivencia y a Regina Coyula. Todos los demás invitados pudieron asistir.
Dagoberto Valdés Hernández, director del Centro de Estudios Convivencia, expresó en sus palabras de apertura de esta segunda sesión académica que “Cuba necesita de un pensamiento orgánico y de unas propuestas constructivas y viables, que emanen, no solo de los expertos en cada tema, sino también de una creciente participación ciudadana y de la edificación de amplios consensos incluyentes, para el bien de toda la nación”.

Especulaciones y especulaciones

Alejandro Armengol es autor de textos llenos de sentido común que muchas veces chocan con las opiniones de opositores dentro y fuera de Cuba, pero su artículo acerca de las agresiones infligidas a la pareja Rodiles-González el domingo 10 de enero en una jornada más de #TodosMarchamos me ha parecido desacertado. Y no porque no tenga razón en mucho de lo que dice, sino porque no es todo lo explícito que debería, para de seguro dejar a muchos lectores, entre los que me incluyo, en la especulación de las entretelas alrededor del reciente viaje de los conocidos activistas a Miami.
Es válido y frecuente documentar las violaciones a la integridad personal que sufren los opositores ante las fuerzas represivas, lo mismo en Facebook que en las páginas personales o de algún grupo u organización. Si Rodiles aparece con frecuencia como víctima y denunciante de estos hechos, es, más allá de “un patrón que se repite en el comportamiento de Rodiles como activista” porque su activismo, pero sobre todo su activismo en la calle, domingo tras domingo por casi 40 semanas, lo hace objetivo priorizado de la represión. Armengol parece olvidar que el gobierno pretende defender “las calles de Fidel” con todas sus consecuencias, y la insolencia de los marchantes, que no parece disminuir, no vaticina otra cosa que mayor represión.
Es lógico que luego de constatar las extrañas marcas en la piel, Rodiles y González busquen indagación médica independiente. En cuanto a la fractura de tabique, no suele complicarse luego de una operación sencilla, y la foto aparatosa –como sería la foto de cualquiera con la nariz fracturada—deja claro que un golpe con el puño fractura ese hueso.
Con riesgo de equivocarme, creo que las Damas de Blanco de Halloween eran apócrifas, una acción ¿performática se dice? de algunas personas en el exilio, de mal gusto, pero muy probablemente con la mejor intención del mundo, que quisieron homenajear a las Damas, en especial a una de ellas que se dice tuvo un aborto luego de una jornada represiva meses atrás.
En cuanto a la denuncia hecha por Frank Calzón, desconozco de qué trata, pero si tiene que ver con el exilio histórico que frente a esta agresión de los activistas en La Habana dan “una muestra de aferrarse al pasado o un indicador de buscar otros medios de confrontación con La Habana”, no es de extrañar que grupos que han expresado abiertamente su oposición al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos en ambas orillas se demuestren apoyo e intenten probar que dicha decisión política ha sido un error.

Cito de Armengol: “Más sintomática aún es esa evolución, de una exposición simple y cruda de la realidad cubana —pobreza, desamparo, encarcelamientos— a otra en que los mecanismos represivos entran dentro del campo especulativo.

Especular qué se inoculó –o no- con esos pinchazos, es eso: especulación. No espero que el chequeo médico arroje ninguna anomalía, aunque el solo hecho de inocular miedo ya sería suficiente crueldad. Especular que existió el hecho –es decir, ponerlo en duda- es tratar de deslegitimar a la pareja de fundadores de Estado de Sats, y convertirlos en meros histriones.

Más allá de filias y fobias, ya sean personales, de método o de programa; cualquier opositor que se enfrente sistemáticamente a la represión, merece respeto.

 

 

Pachanga y represión

Organizando mi versión de estos dos días de accidentado Encuentro Internacional por los Pactos de la ONU, eran recurrentes las imágenes finales de El Padrino II.  Allá en Sudáfrica, el mundo llora a uno de los mejores políticos que he conocido.  Nuestro General-Presidente, invitado a hablar en el acto luctuoso, exalta el perdón y la reconciliación que definen la grandeza de Nelson Mandela.  Mientras, en Cuba, un impresionante operativo policial y parapolicial concienzudamente se daba a la tarea de criminalizar las diferencias, de fracturar un poco más nuestra maltrecha sociedad.

Como he decidido comportarme como una persona libre, y mis visitas de la semana pasada pretendían impedirme la asistencia, adelanté mi llegada a la sede de Estado de SATS en doce horas.  Parecerá exagerado, pero sobre la medianoche se estableció un perímetro con controles de acceso y ya en la madrugada hubo personas que no pudieron llegar.  Los pocos que lograron evadir los controles, daban noticias de la cantidad de detenidos; por sms también sabíamos de otras actividades y más detenidos.  La mañana del día 10, la calle frente a la casa de Antonio Rodiles, sede de Estado de SATS fue cerrada al tránsito en un tramo de cuatrocientos metros aproximadamente y comenzaron a llegar estudiantes de primaria, secundaria y preuniversitario para una actividad festiva por el día de los Derechos Humanos, una movida reactiva del gobierno desde hace apenas un lustro pues se habían dejado ganar la iniciativa de esa celebración por los opositores. Una celebración encartonada como todo lo que no es espontáneo; los muchachos, encantados de estar en una pachanga con música desde Silvio hasta Marc Anthony y no en la escuela.  Cuando los ánimos se resecaban bajo el sol sin nubes de este diciembre que se niega al invierno, un reguetón o Laritza Bacallao volvían a poner en movimiento a los muchachos.  Me imagino que les habrán citado para una celebración, cuando más, un acto de reafirmación revolucionaria, me pregunto cuántos padres fueron consultados para utilizar a sus hijos menores de edad, a los que muchos supondrían en su aula dando clases.

SONY DSCEntre el bullicio de los altoparlantes y la preocupación por el reporte de más detenciones, pudo celebrarse el panel Periodismo y nuevas tecnologías.  Toda la teoría expuesta por el panel la vivimos en la práctica y experimentamos también las carencias: La comunicación vía sms con Twitter y con amigos y familiares, el contacto con medios de prensa, la documentación audiovisual de todo, puertas adentro y en la calle; la falta de conexión a internet –una vez más–, esa herramienta que no nos hará libres, pero nos permite expresar con libertad.

Al mediodía del 10, era evidente que no permitirían llegar a nadie más, siempre hubo creativos que se las ingeniaron, pero si me iba, me perdería a Boris Larramendi al día siguiente.

La noche fue muy tranquila gracias al cierre absoluto de la avenida frente a la casa.  Desde el amanecer del 11 era evidente que se repetiría el espectáculo en la calle.  Para el que crea en las energías, puedo asegurar que el ambiente en la casa era  admirable; heterogéneos desde cualquier punto de vista, desconocidos algunos el día anterior.  Escalar hombres, hermana montañas, ya lo dijo un cubano disidente.

El sobresalto sobre las once de la mañana se produjo con la salida de la casa de Ailer María, directora artística de SATS, quien anduvo entre los niños pequeños que habían sido alentados a pintar en el asfalto de la calle frente a la casa.  Cámara en mano, Ailer caminó entre ellos sin distraerlos ni molestarlos.  Inmediatamente, dos paparazzis de la policía política la asediaron y Antonio Rodiles y Gladys su mamá se acercaron de un lado, y un grupo de policías de civil y una de uniforme, del otro.  Intercambiaron palabras en medio de la música y parecía que todo se quedaría así, pero delante del portón de la casa  en la acera, a Kizzy Macías, del proyecto artístico Omni-Zona Franca, una mujer vestida de civil en un rápido movimiento desde la espalda, le arrebató la cámara con que filmaba y a continuación la levantan en peso (literalmente).  Como en las películas, ahí todo parece ralentizarse. Los audiovisuales hablarán mejor y espero que ya estén distribuidos por la red gracias a la solidaridad de cinco sorprendidos estudiantes del crucero Semestre en el mar que fueron pensando ver un proyecto de arte y pensamiento y vieron la cara del lobo disfrazado de Caperucita.

2

Ailer se había sentado en la calle en señal de protesta y el teléfono de Antonio sonaba sobre la mesa.  Atendí las llamadas desde cualquier parte porque la detención de Rodiles, Kizzy, el periodista Calixto Ramón Martínez y el informático Walfrido López se reproducía viralmente por las redes sociales, luego me metí en la cocina a ayudar a preparar almuerzo para una cantidad de gente que en mi vida he cocinado, yo, que soy una pésima ama de casa.  Estar ocupada me mantuvo serena.

La exposición de carteles y el concierto se iniciaron dentro de la mayor incertidumbre.  Arnaldo y su Talismán y Elito Revé con su orquesta amenazaban con una noche atronadora a juzgar por los enormes amplificadores en la calle.  Qué decirles.  Debo haber estado ridiculísima coreando a Boris en todas las canciones y rapeando con David D´Omni. A mi edad no suelo sentirme joven con frecuencia, pero anoche canté por mi hijo y por todos los que no pudieron estar.  Si la oración tiene algún valor, lo tuvo anoche, pues el rezo de muchos fue que se diera sin incidentes el concierto, y un aguacero total, eso que llamamos un palo de agua, canceló la actividad que se planeara para la calle.  Como colofón, la llegada de los amigos detenidos sobre las ocho de la noche, ya ni sé qué hora era cuando nos hicimos la foto con la que cerró informalmente este accidentado encuentro.

3

Sentí miedo.  Miedo por Ailer avanzando contra la turba en una imagen que se me quedará cuando haya olvidado muchas cosas, miedo por mis amigos detenidos a los que había visto tratar con la violencia nacida del odio, miedo por Gladys la dueña de la casa, una mujer de temple a la que la salud no la acompaña, miedo porque aquello fuera preámbulo de mayores, y miedo por mí, que ni teléfono tenía en ese momento para comunicarme con mi familia, que nada sabía de la situación.  Miedo porque una cosa es lo que te cuentan y otra lo que tú ves, y muy otra, la que experimentas en primera persona, que no fue mi caso. Tuve un atisbo de la cara sucia de la represión. Pero hasta ahí.  Este miedo me hará producir enormes descargas de adrenalina, lo cual seguramente es malísimo para la salud física, pero para la salud mental ha sido un antes y un después.

Así en Cuba como en España

huelga logroño

La carta de unos amigos desde España es un recordatorio cruel de que en cualquier parte se reprime cuando de enfrentarte al gobierno se trata. Uno de sus hijos fue detenido en una manifestación de la CNT y acusado de agredir a la policía. Aunque en esta época de teléfonos inteligentes existen pruebas documentales de que fue la policía quien agredió al joven mientras enarbolaba una pancarta, tiene que enfrentar un juicio donde podría ser castigado hasta con siete años de cárcel. Es tan flagrante la ilegalidad que Amnistía Internacional se ha interesado por el caso. No soy filósofa, ni politóloga, mis conocimientos sobre economía son precarios, tiempo atrás pensé que la cultura podría salvarnos, pero también eso es una ilusión. Es la justicia, esa que debe tener los ojos vendados y la balanza en el fiel, la que debe erigirse por encima de ideologías y gobiernos, y proteger  a cualquier ciudadano.