Archivo del Autor: Regina Coyula

Acerca de Regina Coyula

La Habana 1956. Licenciada en Historia. Entre 1972 y 1989 trabajé en la Dirección de Contrainteligencia del Ministerio del Interior. Posteriormente he fungido (o fingido) como chofer, masajista, profesora, editora, artesana y vendedora. Soy una pésima ama de casa, no obstante llevo veinticinco años "gobernando" a mi marido y 21 a mi hijo. reginacoyula@gmail.com

Contra la violencia de género

Imagen de elpais.com

Imagen de elpais.com

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , | Deja un comentario

Mal polvo, peor lodo

michael-moore-001

Una brigada con espíritu de Contingente debe haberse creado en el ICRT, organismo que rige la televisión nacional bajo la orientación de, ¿Rolando Alfonso se llama?, o quien ocupe el puesto de ideólogo en el Partido, brigada a la que se ha dado la tarea de programar para el televidente cubano cuanta película tenga un enfoque crítico sobre la sociedad norteamericana: sus medios, sus políticos, su sistema judicial, su educación, lo que sea.

Las hay buenas y olvidables, pero un detalle no debe pasar inadvertido; de las puestas hasta ahora, ni una fue producida por Rusia o la ex URSS; tampoco por China o Irán; ni siquiera por Norcorea. Todas producidas, dirigidas y filmadas en los Estados Unidos.

Donde mi vecino Tomás, hombre de Granma y Mesa Redonda, ve la terrible decadencia de un sistema, y agradece lo que nos da dado la Revolución, yo veo una sociedad capaz de aprender de los errores, y veo sobre todo, que ninguno de los involucrados en esos proyectos ha sido procesado, ha sido detenido, ha sido molestado siquiera por involucrarse en ellos. Todo lo más, algún vecino Tomás, le volteará el rostro al cruzarse y escupirá en la calle. Eso es lo que yo veo. Lo que ven otros los hace tratar de concebir un plan con éxito para llegar con los pies secos al lugar de los defectos.

Democracia. Imperfecta, pero curándose en salud. Mientras la aguerrida tropa de choque nos prepara nuevas entregas de la decadencia imperialista, los enteros de El Paquete suben, y seguirán subiendo mientras se empeñen en este remake de la Batalla de Ideas.

 

Categorías: Cultura, Sociedad | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

El cibernauta y la seguridad digital

(artículo publicado originalmente en 14ymedio.com)

La filtración de correos electrónicos de la candidata presidencial Hillary Clinton y de su jefe de campaña aviva un debate iniciado con la evidencia de que la National Security Agency (NSA) espiaba las comunicaciones, lo mismo de políticos extranjeros que de nacionales sospechosos.

Pero ni la NSA es la única, ni la honorabilidad de aquellos con la capacidad para espiar es verificable. Bajo rótulos tan sonoros como seguridad nacional, soberanía, guerra mediática, competencia, golpe blando, secreto industrial, etcétera, los gobiernos espían, las empresas espían y, en no pocas ocasiones, personas inocentes resultan objeto de escrutinio.

Está, por otro lado, el hecho de que grandes empresas tecnológicas han cedido a presiones de gobiernos y han entregado información privilegiada. Más aún, las empresas suministradoras de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) poseen metadatos sobre sus usuarios que, puestos en contexto, pueden ser relevantes.

Nadie velará por los intereses personales mejor que uno mismo, por lo que la protección de los datos adquiere carácter individual. Alegaciones tales como que no se tiene nada que ocultar se debilitan ante la posibilidad de que en una broma de pésimo gusto no pueda manejar su cuenta de correo porque alguien le cambió la contraseña o le borró los contactos; o siguiendo con los chistes, que vea su perfil en las redes sociales tomado por fotos y comentarios que no le corresponden y pase enormes esfuerzos por recuperar el control. Estos serían los casos simples.

Pareciera que lo anterior y lo que sigue no guardan mucha relación. La Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN), hasta el mes pasado bajo el control de una agencia del Departamento de Comercio del Gobierno estadounidense, se ha convertido en una agencia independiente con una gestión de múltiples actores interesados.

Esta transición ha sido objeto de controversia por las posturas encontradas respecto al papel de cada uno de esos múltiples actores. Representantes de gobiernos controladores y algunas entidades fundamentan que, para salvarse de la hegemonía de las grandes potencias y de las grandes empresas del sector, es necesaria una reglamentación internacional vinculante para el uso del ciberespacio.

Han puesto también en práctica un modelo cerrado con los servicios de internet pero sin internet (por ejemplo, Reflejos, Tendedera o Weibo), lo que favorece el control del tráfico de información. En nombre de una mentalidad del siglo XX, se pretende una camisa de fuerza para algo tan global como internet.

La visión más moderna y mayoritaria aboga por el fortalecimiento de ICANN como organismo global y autónomo con una gestión transparente, de manera tal que ni gobiernos ni grandes entidades privadas puedan hacerse con el control de esta institución cuyas funciones abarcan algo más que la asignación de nombres y números. Estos nombres de dominios y las direcciones IP permiten acceder a datos como la procedencia y el destino del paquete de datos.

El concepto de internet global sobre un modelo fragmentado pone al ser humano por encima de cualquier otro interés con la intención de que su acercamiento a la red se vea libre de cualquier monitoreo, lo mismo para rastrear sus gustos e inclinaciones con fines comerciales sin su consentimiento, como para que no se lesione su derecho a informar e informarse o para evitar el registro de los sitios que visita o con quién se comunica.

Vivir en un Estado democrático, o no, no es determinante a la hora de tratar el tema de la protección de los datos personales, aunque pueda parecer más importante en algunos lugares que en otros, y en algunos casos, sí determine sobre la integridad, no ya de los datos, sino física: periodistas que reporten desde escenarios o sobre temas complejos.

Cualquier cibernauta tiene una idea de la importancia de proteger sus registros bancarios y su cuenta en las redes sociales, pero la seguridad digital, más que un derecho, debe asumirse como una obligación. Obligación impostergable en entornos complejos. Hasta las megacorporaciones han pretendido desmarcarse de la desconfianza que crea el destino que puedan dar a los datos privados y han puesto en manos del usuario las herramientas para reforzar la seguridad de sus comunicaciones y de su interacción. Ha sido un logro mancomunado de organizaciones y personas que insisten en un comportamiento responsable frente a la privacidad del eslabón más numeroso, pero también, el más indefenso.

Algunas recomendaciones básicas para una mejor seguridad digital:

1. Implemente contraseñas complejas para sus dispositivos y sus cuentas.

2. Utilice cuentas de correo que posean verificación en dos pasos.

3. Utilice servicios de mensajería instantánea encriptados de punta a punta.

4. Utilice plataformas de blog con doble verificación.

5. Piense siempre antes de enviar un texto, imagen o video que pueda afectar a usted o a terceros.

6. Compruebe (en la medida de lo posible) la integridad de los programas y de los adjuntos que descarga.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | Deja un comentario

La buena voluntad

presidentesSe dice que el uso de las palabras embargo o bloqueo para definir la política norteamericana hacia Cuba, aclara la posición del hablante-escribiente. Los que hablan de Bloqueo no son mejores cubanos que los que le denominan Embargo (aunque lleguen a creérselo). Es una política que no depende de los cubanos; ni siquiera de la comunidad internacional eliminarlo. Un gesto de buena voluntad por parte de mis gobernantes sería la eliminación del bloqueo interno a que nos somete en nombre de la patria y la amenaza imperialista. Lo cierto es que aunque esa política hacia Cuba se ha ido desmontando poco a poco, está ahí y habrá que esperar por la buena voluntad del gobierno norteamericano para su total desaparición.

•••

La comunidad internacional ha denunciado el embargo estadounidense porque viola el derecho internacional, y también por motivos morales, políticos y económicos. La cita corresponde a un informe de Amnistía Internacional y refleja el rechazo al carácter extraterritorial del conjunto de leyes que conforma el Embargo. Las negritas son añadidas para poner en evidencia que la razón fundamental del amplio rechazo a este conjunto de leyes es su carácter extraterritorial. El derecho internacional prohíbe a toda ley nativa aplicarse más allá de las fronteras del país. La ley Helms-Burton es a la vez extraterritorial y retroactiva, pues se aplica a hechos anteriores a la adopción de la legislación.

El ciudadano cubano se ha acostumbrado a escuchar solo del daño que el bloqueo acumula y sigue produciendo en nuestra economía y en la sociedad; ese ciudadano ignora en muchísimos casos el origen de estas medidas a las que se responsabiliza con la parte real que les corresponde, pero sobre todo, sirven de pantalla al desastre interno que ha dejado una política voluntariosa y fallida. Ni el bloqueo norteamericano ni el provocado por este gobierno han afectado ni por un segundo la vida de nuestros gobernantes.

 

Categorías: Política | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Perro de aguas

Categorías: Sociedad | 1 comentario

El flamboyán de la discordia

Un flamboyán poderoso domina la entrada de mi casa, más hermoso en esta época por el estallido de fuego que además de sombra y freso aporta colorido en la copa y en el suelo.

Pero dos de mis vecinas no lo ven igual; reniegan de la suciedad cada vez que se sienten en la obligación de barrer la acera, lo cual es casi todos los días. Y protestan muchísimo, pero nunca me sentí aludida, hasta que el otro día comadreando, y sin imaginarse que pudiera escucharlas, una de ellas expresó: –…una rompiéndose la espalda con la cochiná, y “la Señora” (marcado retintín en señora), que es la dueña de la mata, como si nada–.

No soy dueña del flamboyán, no lo sembré, solo está en el parterre y es hermoso; lo de señora me sonó muy bien viniendo de quien vino por marcar una diferencia entre nosotras; por lo que, sin llegar a su estilo –inimitable para mí que no soy volátil ni grosera–, ante su sorpresa les aclararé que el flamboyán no es mío, pero que las florecitas rojas que tapizan la acera no me molestan para nada, a diferencia de las jabas, latas, cajas y demás basura que tapiza la ciudad, autoría de humanos indolentes.

Categorías: Sociedad | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: