Debut y despedida

Nota sobre esta obra de Juan Carlos Cremata llegada por correo. La frase final tampoco es mía:

Lamentablemente Consejo Nacional de las Artes Escénicas ha decidido bajar de cartel la obra EL REY SE MUERE de Eugene Ionesco por El Ingenio luego de sus dos funciones inaugurales el pasado fin de semana.

Ellos haran la comunicación pública y oficial.

Una vez más se evidencia aquello de: “La censura no existe”

Categorías: Cultura | Etiquetas: , , , , | 7 comentarios

Escepticismo

panamericanos

Hoy he visto en el informativo matutino de la televisión, la transmisión en vivo del abanderamiento de la delegación que asistirá a los Juegos Panamericanos en Canadá. Sospecho de esos atletas que compiten por la Patria, el socialismo, los cinco héroes, el honor y por ahí sigue, pero no por algo tan normal y natural como ganar una medalla. Ese acto fue como el anti-vintage, copypaste de discursos y actos de treinta años atrás.

Cuba, con una delegación más bien pequeña para su historial, aspira a mantener el segundo lugar por países. Mientras la cámara paneaba a los atletas en formación más de ceremonia militar que deportiva, escéptica me preguntaba cuáles caras no regresarían, víctimas del canto de sirena del deporte rentado o de la Ley Asesina.

 

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | 4 comentarios

El secreto de unos buenos frijoles negros

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Imprescindibles en cualquier comelata, a la receta básica de sofrito sin tomate, cada cual añade su propio secreto: la proporción de comino, el cuajado a fuego lento, el chorro de vino seco, el puñadito de azúcar; en fin, hay tantos secretos como recetas.
Me encantan los frijoles negros, pero cuando en Barcelona me invitaron a almorzar en Frijoles Negros, me alarmé, no me parece serio viajar tan lejos para comer lo que aquí es rutina, pero Jorge, mi simpático invitador, logró tranquilizarme.
Un local medio escondido en Carrer de Bruc 146 casi esquina con la populosa Diagonal aloja este sitio de primoroso diseño que en nada recuerda los tópicos que acompañan a la cocina cubana. El blanco domina con toques negro-grises y rojos, reproducción de carteles hechos por Xavier Cugat y ya.
Pero la comida, que es lo que te hace regresar a un restorán –o no—aun cuando tenga originales de Picasso, está muy bien. Sin hacerme la gourmet, me gustó mucho la mezcla de platos de la cocina internacional con guiño a sabores cubanos y viceversa. Así la doméstica ensalada de tomate y lechuga se degusta mejorada con fresas troceadas y el muy aristocrático salmón comparte cartel con una yuca con mojo.
El complemento es un personal atento en la medida justa para hacerte sentir bien.
El culpable de todo es Juan Carlos Puig Bretons, cubano con ascendencia catalana a quien le sobran ideas. Por las noches, descargas de música en vivo, y si no me confundo, hasta funciona (o funcionará) como discoteca los fines de semana.
La añoranza de Juan Carlos coquetea con un local en Cuba, ahora que le dicen que se puede, pero no se decide. Demasiados requerimientos y pocas garantías lo hacen sentirse cauto y esperar. Además, todavía anda muy enredado en Frijoles Negros, su work in progress.
Ahora ya saben, el secreto de unos buenos frijoles negros no está solo en la cocción.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como curiosidad, les dejo una receta poco conocida, a ver si Juan Carlos se atreve como parte de su cocina fusión:
Frijoles Negros a la Menocal (en La cocina y el Hogar de la Dra. Dolores Alfonso)
1 1/2 tazas de frijoles negros     30 tomates medianos pelados y sin semilla
3 cebollas                                      1 taza de aceite
1 hoja de laurel                            5 cucharadas de azúcar
4 dientes de ajo                           4 litros de agua
1 pimiento grande                      sal y pimienta
Se cocinan los frijoles con el agua y el laurel. Cuando estén blandos se echa la sal y se agrega el sofrito con la cebolla, pimiento, tomates, ajo y pimienta, se agrega luego el azúcar y se deja cocinar a fuego lento hasta que espesen. Se dejan reposar durante un día y se calientan al momento de servir.
Da para 6 raciones y cada plato aporta 396 calorías

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , | 5 comentarios

Privatizados?

Ya me había llamado la  atención en los ómnibus del transporte urbano la presencia del antiguo “conductor” (aunque quien conduce sigue siendo el chofer). La función es ignorar la alcancía y entregarle el importe del pasaje. Curiosa como soy, conversé con uno de ellos y me enteré de algo que nuestro informativo periódico Granma no ha recogido.

Según palabras del conductor (y del chofer que se sumó a la plática), las guaguas son prácticamente arrendadas a los trabajadores, pues ellos deben correr con el arreglo y las piezas de repuesto, que los chinos no mandan pues el Estado no paga, pero si se rompen, ellos no cobran, por lo que de manera oficiosa la Empresa de Òmnibus ha transferido el problema a los choferes. Lo del conductor es que se ponen de acuerdo, como el chofer no puede estar al tanto del pago, otro trabajador de la base (chofer él también), es quien se ocupa de velar por el cobro puntual de cada pasajero.

Del porciento que les corresponde, deben reservar una parte para los arreglos del ómnibus. Un porciento muy menor al que exige la Empresa, que se queda con más de la mitad, se quejan mis interlocutores, y se quejan más:

–Lo único que sale en el periódico son las quejas de la población, pero de lo que estamos pasando nosostros, nadie habla.

Les pregunto por la música. Se ha hecho normal que en todas las guaguas haya música del gusto del chofer. Estos de hoy, llevan música romántica.

–A mí me gusta la timba y algunos reguetones, pero esta música tranquiliza, si con esta me busco líos, imagínese si le pongo esa otra.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 5 comentarios

La Cumbre desde mi TV

(Publicado en 14ymedio.com)

Una estrategia inteligente por parte del gobierno con vistas a la participación de la sociedad civil oficial en la reunión correspondiente de la Cumbre de las Américas, hubiera sido presentar una delegación llena de proyectos y de buenos resultados que miraría por encima del hombro a los advenedizos de la sociedad civil alternativa.
La cobertura que la televisión cubana ha dado –donde la palabra cubrir funciona mejor en la acepción de tapar— permite sin embargo identificar que los objetivos trazados para el civilismo oficialista estuvieron anclados en la época de la guerra fría: Llevaron un aguerrido espíritu a Panamá con la clara directriz de no reconocer a la sociedad civil independiente y silenciar en la medida de las posibilidades, sus intervenciones en el foro.
No sé si luego de tanta lectura de Granma mi “granmática” se encuentra tan aguzada que donde otros leyeron indignación patriótica, yo vi falta de argumentos, donde maniobras contra Cuba, yo lo interpreté intención de boicotear el evento. Una vez más tuve que escuchar cómo sin pudor los representantes del más rancio oficialismo se apoderan de la patria y se creen con el derecho de privar de ella a gente que no piensa como ellos, pero tiene libre albedrío; y me privan también a mí que no me siento representada en ninguna de sus instituciones.
Una mención aparte para el incidente en la estatua de Martí. Definitivamente los cubanos deberíamos hacer de la devoción martiana un asunto privado y no un comodín político, habría que establecer una moratoria de su uso público para poder poner a Martí en su justo lugar. Pero al margen del zarandeo a que ha sido sometido ese cubano enorme, sentí pena ajena. Un país amigo, acoge un evento con resonancias mundiales, y “nuestra verdadera sociedad civil” elige de todos los caminos posibles para denunciar su indignación la chusmería y la violencia.
Declaraciones de algunos de los delegados de esa sociedad civil dejan claro que prefieren dialogar con el “enemigo del Norte que nos desprecia”, pero no con el vecino del barrio, con el cual podrán tener profundas diferencias pero con el que comparten territorio y carné de identidad.
No sé cómo tratará la opinión pública internacional estos penosos eventos, pero al interior de nuestro desinformado país, el resultado ha sido un éxito. Para mi vecino Tomás, los cubanos no incluidos en la delegación oficial no son más que terroristas y mercenarios. Tanto repetir una mentira se convierte en verdad a los efectos de hacer propaganda, y mucho que se han usado ambos adjetivos en los últimos tres días; pero tampoco creo que esa escalada de insultos sea la antesala de una especie de Revolución Cultural de los jóvenes talibanes, como con temor me expresara una amiga. El gobierno no necesita experimentos con más sorpresas que certezas.
Al escribir estas notas no tengo la menor idea de cómo transcurrió el evento puertas adentro, pero la imagen de la delegación oficial cubana, y es una impresión formada exclusivamente con lo visto en la televisión, es de que hasta los más moderados observadores internacionales podrán confirmar con esta presencia en Panamá de cubanos de diferente signo, la falta de democracia imperante en nuestro país.

Categorías: Política | Etiquetas: , , , | 6 comentarios

¿De forma o de contenido?

La igualdad de géneros es un largo camino en una sociedad machista como la nuestra. Tan machista que ni siquiera ha prosperado la aprobación de una ley para el matrimonio de personas del mismo sexo, a pesar de que la principal defensora de dicho proyecto es hija de nuestro General-Presidente.
Escuchaba este fin de semana en televisión a un panel de expertas disertar sobre el lenguaje sexuado; se criticaba el machismo imperante en el lenguaje y hasta en las leyes, y se exhortaba a erradicar esa minusvalía entre otras cosas sustituyendo con los artículos femenino y masculino la generalización masculina tan al uso.
Yo debo ser medio retrógrada a pesar de creerme lo de la igualdad porque eso me parece de una superficialidad absoluta; es dar un carácter semántico a un problema de profundo arraigo mental y social.
No me parece importante si se habla de “los niños y las niñas”, me parece importante que se erradique el juego donde los roles están predeterminados por el sexo; tampoco encuentro importante que se alargue una oración para decir “las jóvenes y los jóvenes”, en cambio es muy preocupante esa mirada machista que me devuelven los textos del reguetón o los videoclips. Me molesta la impostación cuando se mencionan “las mujeres y los hombres”, pero siento gran impotencia ante el abuso físico y verbal que se manifiesta de manera cotidiana en la sociedad; más todavía cuando es soterrado y ejercido desde una posición de poder.
A esas y esos puristas de la igualdad les pregunto si creen que remendando la forma van a resolver el problema de contenido; tan dispuestas y dispuestos están esas valedoras y esos valedores en su cruzada, que en cualquier momento veo a las niñas y los niños cantando en su acto patriótico: Al combate corred bayameses y bayamesas…

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | 18 comentarios

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.248 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: