La utilidad de la lengua

Hay lecturas q tienen el efecto de desear ponerme a escribir. Se lo comentaba a mi amor en esa relación enrevesada que mantenemos, un juego de distancias, un juego que Carlos Lechuga entendería y entenderá mejor cuando llegue a viejo.

En esta ¿novela? Carlos habla de sí a través de sus obsesiones: cine, sexo, Cuba. Hasta en esas entrevistas que nos regala, es Carlos quien se dibuja. No se canta y se celebra; se atormenta, con esa insolencia de los jóvenes para creer que los cuarenta son el fin de todo. Escribe de lo que mejor conoce, que es sí mismo, y emerge imperfecto pero creíble, y disculpo ante su sinceridad cualquier defecto.

Esto no es una crítica literaria, el libro me gustó pasada la trampa que nos avisa que lo que vemos puede o no ser, que realidad y ficción borran los límites para este obseso que escribe mientras espera reunir dinero para su próximo proyecto de cine.

Mata y escribe, Carlos Lechuga. El cine vendrá. Cuba vendrá (o se irá). En cuanto a tu otra obsesión, Pfizer te la tiene resuelta.

Un comentario sobre “La utilidad de la lengua

  1. Boris Yeltsin y la Biblioteca del Congreso en Washington publicaron los lichnoes o dossiers personales de Batista, Grau y Prio lo que significa que el comunismo lo puso en el poder en Cuba La Armada Americana el 8-14-1933. Vea http://www.comintern-online.com La motivacion usurpar el redime de las 45 Declaraciones de Guerra contra Alemania de el Succesor a la corona de Francia que era nacido en cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s