Sociedad

Temas de actualidad en Cuba

Una deuda con Bogotá

Había pensado escribir de las primeras impresiones que me ha dejado Bogotá, impresiones profundas por el contraste de gente tan cálida que no parecen arrastrar 6 décadas de violencia. Había pensado escribir de la ciudad dominada por iglesias y ladrillos, del mango verde con limón y pimienta, de la hermosa cadencia que dan al español, incluso desde los detestables altoparlantes de unos vendedores avispados; de eso y más pensaba escribir mientras ayer caminaba por la Calle Séptima llena de familias en bicicleta o de paseantes de domingo.

Pero eso fue ayer y hoy lunes veo los detalles del plantón en Venezuela con su saldo macabro. Veo a Lilián Tintori denunciando al que debía ser el Defensor del Pueblo; Veo a María Corina, enorme, frente a una orden de aprehensión. Veo a Venezuela sin el filtro de TeleSur, veo la Venezuela que Maduro & Co. se empeñan en irrespetar.

Veo también la confirmación de que Karla María Pérez, una joven y talentosa estudiante en la Universidad central de Las Villas ha sido expulsada de la carrera de Periodismo por sus compañeros de estudio. ¿La razón? pertenecer a Somos+ , un movimiento político “ilegal” (como todo lo que no esté alineado con el gobierno).

De una parte, el pueblo venezolano por el rescate de la democracia. Del otro, lo retorcido de mandar por delante a un grupo de jóvenes, miedosos ellos mismos de perder ¿su futuro? si no logran ser convincentes. Esos jóvenes de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) que han sido despojados de la inocencia con una lección cruel, incapaces de articular un cuestionamiento a propósito de la desaparición del busto de Mella en ese espacio poscomunista que es ya la Manzana Kempinski (ex Manzana de Gómez).

No, Bogotá. No puedo hacerte la crónica que hubieras merecido.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

El fachismo corriente

(del cubanismo facho: robo, malversación)

El largo laissez faire del gobierno con el “si te portas bien, miro para otro lado” ha parido una generación (¿una?) de alegres desvergonzados, conocidos genéricamente como “luchadores”. La simpática denominación que comenzó siendo para unos pocos, ya no tiene color, sexo u ocupación; el denominador común es un salario muy corto para unos precios muy largos. Sí, esos mismos que lloraron frente a una foto con flores no hace todavía tres meses.

Polos tan distantes como el comercio y la cultura convergen en estas noticias que solo pueden confirmarse a medias porque la prensa oficial nunca las cubre sin permiso previo, y los amigos, familiares o compañeros de trabajo del(los) tronado(s) adquirieron hace tiempo el reflejo pavloviano de “no meterse en candela”.

El primero de los casos, en el centro Comercial Puentes Grandes, todavía sin cumplir los tres años de inaugurado y ya parece un local venido a menos. Allí existe una sala de navegación por Internet equipada en su estreno con cinco computadoras y aire acondicionado. Allí ha sucedido algo a lo que nos hemos acostumbrado ya. No siempre están todas las pc operativas; no siempre está operativo el aire. En la propia sala funcionaba un mostrador con artículos electrónicos como memorias usb, teclados, audífonos y afines, y funcionaba un punto de servicios de Etecsa, la Empresa de Telecomunicaciones que mantiene el monopolio de las comunicaciones y como tal, mantiene a sus usuarios entre la insatisfacción y el disgusto. Y digo funcionaba, porque nadie me supo decir si volverá a funcionar, solo en el parqueo con mucha premura, una empleada cuya imagen corporativa incorpora uniforme una talla menor de la necesaria, uñas acrílicas, pelo keratínico y El fachismo corrientemedias negras de encaje, sin levantar mucho los ojos y menos la voz, me dijo que había habido “tremendo explote”. Un taxista informal de los que anda a la caza de algún refrigerador a domicilio, fue el que me contó que tremenda gozadera vendiendo artículos privados, mucho más baratos que los de la tienda.

No son solo las tiendas. Yo recuerdo, muchos recuerdan, hace como quince o veinte años, el escándalo en la Dirección de Relaciones Internacionales del Ministerio de Cultura, donde se armaban delegaciones artísticas sin artistas por el módico precio de 500 CUC de los de entonces. Ahora tocó el turno al Consejo de las Artes Escénicas, y la información llegó de rebote desde Colombia, México o Centro América con toda esta trabazón migratoria, donde algunos de esos vigorosos reclamantes de derechos en ultramar, que lo mismo de profesionales universitarios que de malvivientes, aprendieron a actuar aunque jamás se subieran a un escenario; andan exigiendo con un pasaporte de color rojo, es decir, oficial, autorizado por el susodicho Consejo que se supone viabiliza los viajes de actores y grupos teatrales. Antes ya había sido en Patrimonio y Bienes Culturales por asuntos iguales o parecidos y por algún que otro faltante en las obras de arte y algún que otro sobrante en las obras constructivas que parecen haber sido el motivo de la salida por la puerta del fondo del anterior Ministro de Cultura.

Hasta un octogenario luchador revolucionario había amasado una recatada fortuna para el futuro, ese mismo que iba a pertenecer por entero al socialismo. Tronadísimo apenas dos meses después de un anodino artículo por los 90 de Fidel Castro en el ya de por sí anodino periódico Granma.

Nada que asombre a los cubanos, que de vez en cuando reparamos en que la corrupción nos acompaña a donde quiera que vayamos. La empleada de imagen corporativa y los funcionarios culturales como ya dije, comparten el salario como símbolo. En el otro caso, yo no sé a ustedes, pero a mí el affaire del octogenario luchador (para los desinformados, su nombre es Héctor Rodríguez Llompart), me dice algo de cómo deben andar las cosas entre “los históricos”.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , | Deja un comentario

#DíaInternetSeguro

Hoy se celebra en todo el mundo el Dia de Internet Seguro. Buenas prácticas deben acompañar la navegación para beneficio del navegante; así nunca tendrá la sensación ácida de que su página de Facebook ha sido tomada por contenido indeseable, o se quede sin acceso al correo electrónico con toda su correspondencia; eso para no mencionar el desastre de una página web hackeada, y todo por no seleccionar una contraseña más allá de “contraseña” o “1234”.

Muchas veces, cuando hablo de estos temas me miran con sorpresa o con franca indiferencia y creen que “mis contenidos no son secretos”, siempre digo que los míos tampoco, pero mantener la seguridad y la privacidad de los datos es mi derecho; mucho más en un país donde las (malas) prácticas intrusivas son parte de la cotidianeidad.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

A propósito de “Santa y Andrés”

En el año 1988 el poeta holguinero Delfín Prats ganó el premio de la crítica con su poemario Para festejar el ascenso de Ícaro, y un amigo de aquella época que no quiere ver su nombre en mi blog, la noche de la premiación llevó a Delfín a mi casa. Momento de celebración y de alegría, pues el premio, venía a ser como la reivindicación de Delfín, homosexual y poeta en una ciudad de provincias. Pero aquello también fue una encerrona. En medio de los brindis, y luego de que me dedicara su libro recién premiado, le dije que le tenía un regalo, y puse en sus manos Lenguaje de Mudos, su poemario Premio David de poesía 1968. Delfín me miró, miró el libro y rompió a llorar. Era la primera vez que veía su libro impreso, pues aquel cuaderno de formato apaisado, no circuló, lo hicieron pulpa por incluir poemas de contenido homosexual.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

Tres días sin Fidel

Esto me lo pidieron de una agencia de prensa a raíz del suceso, y no lo publicaron. Luego vino la reacción oficial y no podemos tener mucho tiempo sin su imagen. Es como dijo una señora llena de sabiduría en la cola de la farmacia “Era preferible que la Asamblea (Nacional) aprobara un monumento enorme, y no este Fidel que sale por todos lados y no acaba de morirse”

Viernes. Tarde ya, frente al televisor, me saca de la molicie la indicación de los canales en cadena. Habla Raúl Castro. Una buena parte de la ciudad dormía cuando comenzaron a sonar los teléfonos.

Quizás para los que le amaban, la reacción haya sido emocional, pero no hay sorpresa en la muerte de un anciano con más de diez años de enfermedad. Sí hay, la ironía de que lo mataran tantas veces, y ahora haya muerto tomándonos por sorpresa.

Continúa la programación e incluso comienza un filme, norteamericano por cierto. No es hasta bien avanzado el metraje que interrumpen para sustituir con imágenes del documental Fidel de Estela Bravo. Da la impresión de que los directivos de la televisión nunca se atrevieron a esbozar un plan para este momento; y solo al recibir la orientación “de arriba” se pusieron a buscar a la carrera los materiales fílmicos para nueve jornadas de “historia y patriotismo”.

Ya es madrugada y pasan bandadas de jóvenes provenientes de la Fábrica de Arte a quienes les han interrumpido la fiesta. Los más borrachines conminan con el ¡de pie! aprendido en campamentos militares o agrícolas, y añaden divertidos y locuaces ¡enciendan el televisor que el Fifo se murió! Estos heraldos siguen su camino y otros acampan en el parque frente al cine Acapulco; dos muchachas bailan su propia música abrazadas dando salticos cortos. Es un grupo sin lágrimas este de los desplazados de la Fábrica de Arte.

Sábado. Un despistado levanta las cejas al enterarse de la noticia en el mercado agrícola de la calle Tulipán y continúa. Lleno como siempre, el mercado está silencioso sin los altoparlantes; los compradores muy discretos se mueven de prisa entre las tarimas para conseguir unos escuetos vegetales con precio de importados. Todavía en la mañana hay comercios que no han recibido instrucciones de suspender la venta de bebidas alcohólicas; una ley seca y nueve días de duelo nacional serán una dura prueba para quien vive a golpes de ron y reguetón. No veo caras tristes, más bien seriedad. O cautela.

Domingo. La televisión pasa incontables materiales de Fidel. Fidel en la ONU; en una escuela, en una fábrica, con García Márquez: Fidel omnipresente. Ahora es más protagonista que nunca; él tan mediático, él que se apoderaba durante horas del micrófono en cadena nacional y Radio Habana Cuba. En los noticieros, los locutores vestidos de negro, dan informaciones respecto a las honras fúnebres en la Plaza de la Revolución, al viaje de las cenizas hasta Santiago, al cierre de vías. En la televisión hay lágrimas, pero no hay programación infantil. Y nadie habla de las causas de la muerte.

Mi vecina del fondo, que tanto ha gusaneado a su costa, conversa con alguien al teléfono y le cuenta de las pastillas que ha tenido que tomarse por el disgusto. Una mujer es entrevistada en la marquesina del cine Yara, en la esquina de 23 y L. Viste de blanco y lleva en el brazo una cinta negra de duelo. Lee un poema ripioso salido del alma al saber la noticia. Al fondo, en la pared del Hotel Habana Libre, se ve el enorme grafiti de El Sexto. “Se fue”, dice en la pared, y El Sexto está preso por ese grafiti con segundos de posteridad en cámara.

Lunes. Los ómnibus como siempre, van repletos. Nada parece haber cambiado, pero en los centros de trabajo y de estudio se suspenden las actividades para el traslado a la Plaza. En la Base del Monumento han dispuesto sendos lugares con flores y una gran foto y el pueblo desfila. Nadie se detiene frente a la foto sin cenizas. Esas, están custodiadas en el Ministerio de las Fuerzas Armadas y allí no hay desfile de pueblo. Muchos teléfonos celulares filman las flores y la foto. El verdadero luto no ocurre en cámara.

Hay disgusto y protestas airadas de los que llevan horas de cola y ven llegar a grupos de militares y de otros centros de trabajo que pasan rampa arriba hacia la base del monumento nada más llegar. Una nota de indisciplina social sin que el orden público ponga orden. La solución: extender el horario de desfile de la cola hasta las doce de la noche para que los concurrentes presenten sus respetos.

En un país en que decir que sí pensando en otra cosa ha sido una práctica de años, no llegaremos a saber cuántas botellas fueron descorchadas, cuántos abrazos cómplices se dieron. Pero hasta los legítimamente golpeados por la pérdida comprenden el antes y el después. Fidel se encargó de encarnar la Revolución. No importa cuántos compromisos seamos invitados a firmar los cubanos en una ilusión de continuidad. Su frase “Cambiar lo que debe ser cambiado” será recurrente en el futuro inmediato.

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Impresiones de una novata (I)

(Publicado originalmente en 14 y medio)

20161207_104022Novata en México y novata en el Forum de Gobernanza de Internet (IGF). La ciudad me sorprende porque le atribuía una ruralidad inexistente. Zapopan y Guadalajara a los efectos del extraño es una sola ciudad; una ciudad con lo que serian las ¾ partes de la población de cuba. Muchas construcciones, muchas torres de apartamentos lujosisimosque no parecen estar habitados, no obstante la información de Miguel, mi taxista hasta PALCCO.

PALCCO es el Centro de Convenciones y es enorme. Las medidas de seguridad son grandes, pues se trata de un evento mundial lleno de personas y de personalidades patrocinado por la ONU.

Numerosas organizaciones sociales, académicas, de periodismo, etc., ha tomado el espacio de la entrada en peque{os stands para presentar sus propuestas.

Ya en el interior del edificio principal es muy difícil orientarse; un ejercito de jóvenes voluntarios, sonrientes y cooperativos, ayudan a encontrar en aquel laberinto lo mismo un salón de reuniones que un lugar para tomarse un café.

Miro la agenda. Todos los temas son interesantes y es difícil decidir en cual participar pues coinciden los horarios de hasta diez sesiones. Maravilla de las tecnologías, pueden seguirse a través del canal de Youtube o verlas después.

Por razones personales, me interesan los foros de políticas publicas para el acceso, derechos en Internet, seguridad digital, vigilancia; pero he entrado en otros sobre temas como educación en linea, la brecha femenina o los discapacitados y las minorías.

Las sesiones son en ingles y no hay traducción simultanea, lo cual requiere de toda mi atención. Grandes pantallas transcriben y es así como puedo seguir el tema.

Hice una brevisima intervención en el panel de Derecho al acceso a Internet en América Latina. Escuchando a mis colegas latinoamericanos, constataba la singularidad de Cuba: no solo no ha ratificado los Pactos de la ONU sino que voto en contra de considerar el acceso a Internet un Derecho Humano; y que aun cuando el “cable” (Alba 1) llego a Cuba, Internet no ha llegado. Una síntesis que al parecer fue interpretada literalmente por otra delegada cubana representante del sector empresarial, o se sintió en la necesidad de recordar al auditorio que Cuba tiene educación y salud gratuitas, el impacto del Bloqueo, y en mi opinión, la idea mas perniciosa: la preocupación de dar Internet a quien no sabe que hacer con el.

Les dejo el enlace del video https://www.youtube.com/watch?v=BWpZ9PMFobk (1:17:53 y 1:30:25 aprox.)

Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: