Temas por cuenta propia

Jueves de Temas en el Centro cultural Fresa y Chocolate

¡Soy tan vaga para salir! Pero no me arrepiento de haber ido ayer a la cita de los últimos jueves de cada mes  de la revista Temas.  El tema era el trabajo por cuenta propia.  Mucho público, incluso 24 estudiantes de Comunicación de una universidad del sur de California.  Amplié mis horizontes de ama de casa.  Me enteré de que los artistas y los pastores  religiosos también son “cuentapropistas”, que los trabajadores de esta categoría pronto se convertirán en el 20% de la fuerza laboral.  También supe de un muestreo con 600 trabajadores por cuenta propia, que demostró que éstos ganan como promedio seis veces más que en su antiguo empleo estatal (¿el concepto de “explotación del hombre por el hombre” caerá en desuso?). Hubo quien salió en defensa de los denostados carretilleros, que han sido cogidos pal trajín, como si fueran los responsables de la poca variedad y el alto precio de los vegetales.  Aunque en la mesa alguno todavía empleaba un lenguaje arcaico (sobre todo el único “cuentapropista” del panel), en general se habló del impacto positivo de este sector emergente en la recuperación del valor del trabajo y de la necesidad de cambiar la mentalidad social que ve esta forma de trabajo como reprobable –leve olvido señalar que es una reacción natural a medio siglo de estigma a la iniciativa privada y al enriquecimiento personal por parte del gobierno–.

La mejor parte vino con los comentarios. Se abogó por un marco regulatorio claro y por  estadísticas públicas acerca de este nuevo renglón laboral; se habló de las cooperativas en el trasporte, (los más viejos recordarán la COA). El escritor Yoss planteó un problema teórico: Si todo poder económico genera poder político, ¿el estado se resigna a la posibilidad de perder su poder? Luego abordó un tema que atañe a lo legal: Sería mejor prohibir puntualmente lo que NO se puede, en vez de aprobar lo que sí.   El compañero cuentapropista del panel dejó claro que, en contra de lo que nos enseñaron los manuales de economía política, los cambios económicos no traerán cambios políticos, y el Partido seguirá único y exclusivo al mando.  El moderador del panel bromeó con la ciencia ficción, género literario favorito de Yoss, pero él también debe haber recordado, como casi todos los que hemos estudiado en Cuba, el tema de los cambios, una pregunta de examen.

Alguien sugirió que se revisara en la guía telefónica de 1960, los clasificados de productos de factura nacional que hoy se importan por la supresión del trabajo privado. Se instó a los académicos  a definir cuáles son los medios fundamentales de producción, por el aquello de que según las leyes, deben estar en manos del Estado.

Los jóvenes, como siempre, con luz larga.  Uno habló sobre eliminar el miedo sobre la realidad de los cambios, otro preguntó si se podrá importar y exportar, si podrán usarse servicios estatales como SEPSA, si las tarjetas de crédito funcionarán. Otro más recordó que el papel del sindicato es defender al trabajador, no informarle las malas noticias  a través de un órgano de prensa del Partido.  Otro joven profesor universitario expuso su experiencia como cuentapropista y abogó porque las medidas se regularicen antes de implementarse y no a la inversa.

Salí de allí con el ánimo mejorado.  No somos ni brutos, ni vagos. Lo que falta es libertad.

 

About these ads
Categorías: Sociedad | Etiquetas: , , , , , , | 6 comentarios

Navegador de artículos

6 pensamientos en “Temas por cuenta propia

  1. Pingback: Temas por cuenta propia | | Sin_Censura

  2. elisabeth

    Bueno que fuera eso nos pasa a todos, a veces no queremos y luego vemos que no fue tan malo.
    Dificil cambiar una mentalidad que con tanto esfuerzo se impuso. Pero estoy con Ud salio con el animo mejorado.
    Y es que tenemos a veces que echar la mirada atras, aunque no me gusta, y recordar que HABIA UNA VEZ que no eras comunistas, y despues HUBO OTRA VEZ en que SI lo eramos. Asi que, que se pierde en el intento de creer ? DESILUSION,,, falta de credibilidad y confianza ? Tambien espero que ninguna circunstancia sea igual a la otra, muchos factores influyen Cada cual es unica por su propio derecho.. Su post anterior muy bueno, Saludos.

  3. vallesa

    Una parte muy interesante de este escrito, dice que se tendria que ser propiedad del estado, pues mi punto de vista son pocas las actividades, asi se evitaria el hurto de los bienes del estado, si a un surtidor de gasolina tiene que pagar al estado para llenar los depósitos, seguro que no desvia debajo mano ciertas cantidades, al estado le sale mas rentable que lo haga alguien por cuenta propia y con su recargo se gane la vida

    tampoco sirve el estado para confeccionar zapatos ni ropa. creo que desistio hace tiempo de producir muchos articulos por los robos, y le sale más a cuenta importarlos y venderlos en tiendas estatales a precios super-recargados

    hacer pan para que si después resulta que no hay suficiente arina ni tampoco ganas de producir si les pagan lo mismo para que producir más, el secreto es desviar todo lo que se pueda para cadena de ladrones y habrá alguno legal pero los demás le ponen muy dificil producir

    empice el estado hacer una lista de lo indepensable como puede ser fábricas armamento, sanidad, enseñanza y la energia pero solo a nivel de distribuidor, los minoristas que cada cúal se gane la vida vendiendo al por menor, ya veremos que los que mejor se adapten tienen salida los demś tendrán que formar parte de empleados o del estado o de los nuevos empleadores y los sindicatos que sean para defender a los empleados no importe si son trabajadores deñl estado o de un empleador, pero cambiar la mentalidad cuesta mucho, esto sobre todo la enseñanza tiene que ser gratuita pero también inculcar al niño los valores de que el esfuerzo y trabajo traen mejor calidad de vida, pero para esto no lo podrá hacer nunca un profesor que vale más por hablar bien del mal-gobierno que para enseñar

  4. Regina te felicito por tu ¿ Efímero? optimismo , pero realistamente hablando la solución de nuestro país que casi todos anhelamos sera por la vía natural, uno cumplirá 86 y el otro 81, va quedando menos, lo demás puro chupa chupa plástico.

  5. Muchos complejos y tabúes nos llevan a menospreciar al “carretillero”, no es solo en Cuba. Es una especie de dogma aprendido: eso no es trabajo, trabajo es estar contratado y recibir un pago quincenal.

    Pues según mi experiencia, adquirida a punta de trastazos: es muy rico trabajar menos tiempo y ganar más dinero y poder disfrutarlo con tu familia. Un vendedor de ensaladas de frutas, saliendo a la 1:30 pm, en un año lo vi dos veces abandonar el puesto por una semana. ¿Dónde estaba? Se fue de vacaciones a Colombia.

    En toda la ciudad, he visto un solo limpiabotas: A 2.00 $ los zapatos y 5.00 $ las botas (niños a mitad de precio). Siempre hay cola. ¿A qué hora termina de trabajar? Después de almuerzo. Regresa a su casa con más dinero del que gana una recepcionista en una semana.

    A los intermediarios, no me importa pagarles más si me van a evitar el viaje hasta el mercado donde me ahorraría un par de dólares. ¿Por qué ganan tanto los intermediarios? Porque son pocos, porque no tienen mucha competencia. Si más personas deciden meterse a intermediarios esto haría bajar sus márgenes de ganancias. Entonces, el margen de ganancias del intermediario no se reduce por decreto sino por estimulación de la actividad.

  6. Lo de los medios de producción en manos del estado es discutible. ¿Cuáles? Para mi gusto, que sea lo mínimo. Y cuando digo lo mínimo solo me viene a la mente el agua. Pienso en el agua, porque es como la única cosa de la que no se debe privar a nadie así que estoy a favor de mantenerla con un costo bajo: que sea subsidiado por los grandes consumidores. Ejemplo: Se mide el consumo promedio per cápita en hogares y se le pone un precio. El 10 % de hogares que más consume pagará un precio más alto por litro de agua y con esto se va a subsidiar al 10 % que menos consume, al que se le dará un precio menor. El 80 % restante paga el precio normal.

    Los servicios básicos, luz, teléfono, gas: se benefician de la acción privada y de la competencia. Un mix de proveedores autorizados, cumpliendo normas de seguridad, obligados a mantener pólizas de seguro, pagando un cánon al Estado por el derecho a brindar el servicio, supervisados por una institución, PERO: que sean tantos proveedores como sea posible. Mientras más mejor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.908 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: